X

El operador que pasó a la pantalla como cazainfractores

Clave en la era Macri para correr jueces desde el Consejo de la Magistratura e íntimo de "Wado" De Pedro, el jefe de fiscales porteños salió del ostracismo para perseguir a violadores de cuarentena.

Por 27/03/2020 16:34

Una fila interminable de vehículos sobre la conexión entre la provincia y la Ciudad de Buenos Aires, helicópteros sobrevolando la zona, funcionarios del gobierno porteño deambulando por la autopista y un Puente Pueyrredón colmado de cámaras de televisión. En el medio, el jefe de los fiscales de la Ciudad, Juan Bautista Mahiques, que se acercó al lugar a capturar infractores de la cuarentena y en busca de una imagen pública que se le niega por su histórico rol de operador judicial en las sombras.

Hijo predilecto de la familia judicial, el titular del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad se mueve como pez en las aguas turbulentas de la grieta y llega tanto al despacho de Alberto Fernández como al de Horacio Rodríguez Larreta. Pasó del ostracismo del operador al alto perfil como funcionario: en la última semana acumuló minutos de aire en televisión por los operativos para detectar a quienes violan el aislamiento dictado por el Gobierno.

 

 

“En línea con el Presidente y el jefe de Gobierno, vamos a ser inflexibles”, afirmó mientras caminaba, examinando auto por auto, junto al vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, y el secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro.

La mayoría de las denuncias por violación de cuarentena llegan por vecinos y a través de cuatro canales: llamados telefónicos, correo electrónico, la página web y la aplicación móvil del MPF porteño. También, hay casos que son informados por la Policía de la Ciudad. Los funcionarios judiciales deben verificar y actúan en base a dos criterios. En primer lugar, ante un no acatamiento a la autoridad local (Fuerzas de Seguridad) se abre una causa judicial en las fiscalías porteñas. En tanto, si la situación amerita una calificación de violación de pandemia (disposición nacional) el tema escala hacia la Justicia Federal.

 

 

Mahiques sigue un monitoreo en tiempo real de las denuncias recibidas. El pico de detenciones fue la semana pasada, pero la espectacularidad de los controles operativos contra infractores tuvo mayor rating esta semana, por las declaraciones del Presidente en torno a la inflexibilidad contra los “vivos” que esquivan el aislamiento obligatorio.

El fiscal general porteño tuvo una exposición de emergencia en las últimas horas. Validado por Larreta y un sector del Frente de Todos, salió a cámara para blandir la línea oficial de castigo a los infractores. Luego de una reunión con Santilli y un diálogo con la ministra de Justicia, Marcela Losardo, el mejor alumno del cumplimiento de la cuarentena endureció el control y autorizó el secuestro de los vehículos de quienes circulen sin autorización ni puedan comprobar que están exceptuados del aislamiento obligatorio. Por esas horas, había más de mil detenidos en la Ciudad.

 

Wado de Pedro, Pablo Tonelli, Ana María Conde, Juan Mahiques, Marcelo Losardo, Ricardo Recondo y Juan Manuel Olmos en la primera fila

De Pedro, Tonelli, Losardo y Olmos en la jura de Mahiques en el Teatro Colón (FOTO: Mauricio Luna)

 

SALTA GRIETA. Mahiques fue el representante del gobierno de Mauricio Macri en el Consejo de la Magistratura. Su padre, Carlos, fue el primer ministro de Justicia de María Eugenia Vidal y uno de sus mejores amigos, Ignacio Jakim, también fue funcionario bonaerense en esa gestión. Esos nombramientos jamás interrumpieron su buen vínculo con el peronismo y el kirchnerismo.

Su recorrido judicial y político le generó un carrusel de contactos que integran Eduardo Wado De Pedro, Daniel “el Tano” Angelici, Juan Manuel Olmos, Germán Garavano, Enriqueel CotiNosiglia. Todo paso que da es junto a Pablo Garcilazo, su mano derecha y un hombre de extrema confianza de Angelici que era número puesto a reemplazarlo en la Magistratura si Macri era reelecto.

Al ministro del Interior lo conoce desde que caminaban las calles de su Mercedes natal y, tiempo después, se cruzarían en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires y en el Consejo de la Magistratura. Con Angelici, Garavano, Nosiglia y Olmos los une la tarea judicial.  Aunque tiene relaciones en todos los vértices de la política, cuando el peronismo y el PRO se cruzaron en tribunales por la expulsión de magistrados, Mahiques jugó para Macri dentro del Consejo.

 

El diputado kirchnerista y miembro del Consejo de la Magistratura, Eduardo

De Pedro estuvo en la jura de Mahiques en el Teatro Colón (FOTO: Maximiliano Luna)

 

El día que juró como titular del MPF hubo un desfile de funcionarios nacionales y porteños, además de jueces y fiscales federales. A los nombrados anteriormente se sumaron Losardo y los magistrados Ariel Lijo y Daniel Rafecas, a quien lo une también la pasión por San Lorenzo. La mayoría de ellos siguieron el festejo privado en la terraza del Four Seasons y otros continuaron la jornada con una cena en Roldán.

Su vínculo con el PRO pasa por dos arterias: la judicial y la política. Bajo la primera, tiró paredes con Garavano, el exsecretario de Legal y Técnica Pablo Clusellas y el diputado nacional Pablo Tonelli. En la segunda, cosechó una siembra de años que ahora trae frutos: desde se nueva función, y producto de su gestión, acrecentó su ligazón con Rodríguez Larreta y Santilli.