EL OFICIALISMO

Desde el llano: por qué y con quiénes sale Fernández de la burbuja de Olivos

Desde hace semanas, el Presidente suma encuentros con intendentes e intendentas del GBA. Zabaleta, el impulsor de las visitas para bajarlo al territorio.

Las fotos se mueven de un municipio a otro. Desde hace poco más de un mes, una o dos veces por semana, Alberto Fernández se deja ver en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires rodeado de una decena de intendentes e intendentas de diferentes tribus del peronismo que buscan darle al Presidente anclaje territorial y que, con sus invitaciones, terminaron por sacarlo finalmente de la reclusión en la Quinta de Olivos.

 

En septiembre, un sector de referentes municipales encabezado por Juan Zabaleta  y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, le llevó al Presidente la inquietud que había en el territorio por los ruidos políticos que se percibían en el Gobierno, potenciados por la crisis del dólar y la extensión de la agenda de pandemia, que Fernández manejaba desde Olivos. Le pidieron, en jerga propia, que “bajara” al llano y se dejara rodear más por los jefes y las jefas distritales que quieren sostener al Gobierno en los momentos más difíciles.

 

La primera incursión distrital fue en San Antonio de Areco, donde, a fines de septiembre, Fernández entregó viviendas del Plan Procrear junto al gobernador Axel Kicillof, la ministra de Vivienda y Hábitat, María Eugenia Bielsa, y Katopodis. Zabaleta también estuvo, aunque quedó fuera de la foto. Fue el primer acto desde el comienzo de la pandemia que incluyó la presencia de un grupo de militantes que se acercó a darle aliento al primer mandatario. En el equipo presidencial, aseguran que le cambió el ánimo.

 


Fernández en San Antonio de Areco, a fines de septiembre. 

 

 

A la semana siguiente, el Presidente aterrizó en Escobar y el 9 de octubre llegó a Ezeiza acompañado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, en plena pelea de la Casa Rosada contra los dólares paralelos. La foto conjunta fue la forma de marcar en público la decisión de respaldar a Guzmán en su intento por domar las variables macroeconómicas. A la visita se sumaron, también, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; la directora ejecutiva de ANSES, Fernanda Raverta; el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, Katopodis y Bielsa. Tras el acto, compartieron un asado en el que se puso foco en la preocupación por la evolución de la economía.

 

 

 

Celebración del 17 de octubre mediante, Fernández volvió a Ezeiza el 26 de octubre, luego estuvo en Luján y Lomas de Zamora y este martes en Avellaneda, donde se reunió con 22 intendentes e intendentas. En cada visita, que suele ser sobre el mediodía, el formato se repite: acto y luego almuerzo “de rosca” con dirigentes territoriales en los que el Presidente aprovecha para preguntar cómo está el clima en cada municipio.

 

El ánimo por la suba del dólar, los efectos de la pandemia, el impacto de las medidas en los comercios, la realidad de las pymes y las tomas de tierras son temas frecuentes de las charlas de las que participan desde figuras locales más identificadas con Fernández, como el propio Zabaleta o Mariano Cascallares, de Almirante Brown, como las que forman parte del universo más ligado a Cristina Fernández de Kirchner, como la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, o el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, y quienes hacen de puente entre los dos grupos, como el lomense Martín Insaurralde.

 

 

 

Las intendentas y los intendentes le remarcan al Presidente la necesidad de acelerar los tiempos de la ejecución de los presupuestos en materia de obras y seguridad, los temas que tienen impacto directo en los distritos. Según le dijeron a Letra P dos dirigentes que participan habitualmente de los encuentros, las elecciones 2021 y el armado de listas todavía no forman parte de los temas de conversación.

 

Si bien el sector de más contacto con el Presidente buscó en un primer momento fortalecerlo ante las tensiones internas, el resto de las referentes y los referentes territoriales, como Mendoza, de Quilmes, se sumó a la estrategia de sostener al Gobierno en momentos de crisis. Es un "nestorismo" 2020, con contacto directo entre el Presidente y los distritos. Todos los jefes y las jefas territoriales de la Primera y Tercera secciones electorales del Frente de Todos se reunieron en octubre para fijar una postura común. Saldarán las diferencias, dicen, en 2021, cuando llegue el momento de afinar el lápiz para armar las listas.

 

Luciano di Nápoli, intendente de la capital de La Pampa, junto a Carmina Besga: compañeros en la política y en la vida. 
Enrique Cresto recibió a Letra P en su oficina de Plegadora Concordia, la empresa familiar que ahora gerencia junto a parte de su familia. Reparte sus días entre la actividad legislativa en Paraná y la actividad privada en su ciudad. Habló de su acercamiento a Francisco Azcué y de cómo ve el escenario nacional con Javier Milei para el resurgimiento del peronismo. 

También te puede interesar