X

Se trata del riojano Felipe Álvarez, que tenía un monobloque. Se declaró independiente y sumó a un aliado que estaba con Ramón. ¿El éxodo de las palomas?

Por 30/10/2020 20:17

Este viernes, el interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, que preside el radical Mario Negri, dejó de contar con 116 voluntades: el riojano Felipe Álvarez decidió separarse de ese conglomerado y constituir un bloque independiente junto al santacruceño José Antonio Carambia, que formaba parte del interbloque Unidad y Equidad Federal para el Desarrollo. Con esta decisión, el espacio que preside el mendocino José Luis Ramón también verá reducida su fuerza de 11 a diez votos en el recinto. 

Álvarez nunca formó parte del bloque del PRO, asumió en diciembre pasado y su mandato finaliza en 2023. Había constituído el monobloque Acción Federal dentro de JxC, pero con línea directa con el gobernador riojano, Ricardo Quintela, y con el extitular de la Cámara baja Emilio Monzó. Este miércoles, fue uno de los legisladores que votó a favor del presupuesto 2021 y hace tres meses participó de la presentación del proyecto de Reforma Judicial que encabezó el presidente Alberto Fernández.

 

 

Para formalizar su alejamiento del principal interbloque opositor, Álvarez informó al cuerpo que su monobloque tendrá "independencia y autonomía parlamentaria". Estará acompañado por su colega Carambia, que asumió en 2017 y formó parte del bloque del PRO hasta diciembre pasado. Luego se pasó al espacio de Ramón junto a la tucumana Beatriz Ávila y al bonaerense Pablo Ansaloni. Ambos también mantienen lazos directos con Monzó. 

Carambia formalizó su renuncia a ese conglomerado este jueves y formará parte de un bloque de dos escaños que conducirá Álvarez. Ambos movimientos se concretaron luego de la aprobación del presupuesto 2021 por 139 votos positivos, 90 abstenciones y 15 rechazos: en esa aritmética. el riojano y el santacruceño votaron a favor.  

 

 

Las notificaciones que formalizaron ambos despertaron todo tipo de especulaciones dentro de la cámara. Acción Federal podría transformarse en una primera avanzada del cisma que se mantiene en estado latente dentro del PRO, protagonizado por los diputados del interior del país que llegaron con la boleta de Juntos por el Cambio, pero se identifican con Monzó y reportan al exviceministro del Interior y actual diputado Sebastián García De Luca. Son una decena de diputados y diputadas que están dentro del PRO y aspiran a constituir un subbloque.

El planteo nunca fue autorizado por la conducción del espacio y se mantienen adentro. A diferencia de la independencia que tendrá Acción Federal, los "monzoístas" no se sienten identificados dentro del PRO, que conduce Cristian Ritondo, pero quieren seguir como socios de Juntos por el Cambio. La movida Álvarez, sostienen algunas fuentes parlamentarias, sería una opción de máxima para aquellos que todavía no definen cómo seguir adelante, en vísperas de un año electoral clave