X

Perotti y Sain mantienen la tensión con la ministra. Cafiero negocia la distribución de la plata entre la Provincia, Santa Fe y Rosario.

Por 13/10/2020 11:32

Con la Jefatura de Gabinete y no con el ministerio que lidera Sabina Frederic negocia el gobernador Omar Perotti el destino de los 3.000 millones de pesos que el presidente Alberto Fernández le enviará –tal como anunció– para el combate contra la inseguridad y violencia que azotan a Santa Fe. La situación denota la tensión y el malestar del ejecutivo santafesino con la funcionaria nacional. La bronca es del ministro Marcelo Sain, como hizo saber en la entrevista con Letra P, pero también es del rafaelino, que hace equilibrio para cuidar su relación con el Presidente.

 

 

Perotti baja línea y no quiere emular al ministro de Seguridad bonarense Sergio Berni, trenzado en un enfrentamiento casi permanente con Frederic. Ese concepto también se lo traslada a Sain, aunque el criminólogo es de difícil contención.

El gobierno santafesino mastica bronca por lo que entiende una “falta de apoyo” de la cartera de Seguridad nacional en la pelea –sobre todo– contra el crimen organizado. Prueba de ello es el envío –escaso para la provincia que gobierna el PJ– de 40 agentes federales de la Fuerza de Respuesta Inmediata (FRI). La Casa Gris lo sintió una burla y resolvió que ningún funcionario reciba formalmente la llegada de personal y vehículos a Rosario.

 

 

Pero el enfado no es solamente por la cantidad, sino también por el modo de trabajo de las fuerzas de seguridad nacional, que no se desempeñan de manera coordinada con el gobierno provincial. Ambos reproches tienen como destino la figura de la ministra.

En relación a los fondos, la Casa Rosada –revelaron fuentes de la Casa Gris– le propuso a Perotti dividir en partes iguales los 3.000 millones de pesos que le enviará para combatir la inseguridad y violencia entre la Casa Gris y los municipios de Rosario y Santa Fe, que gobiernan Pablo Javkin y Emilio Jatón, respectivamente.

 

 

El esquema de reparto también arrojó disgusto en el Ejecutivo de Santa Fe, donde prefieren administrar los fondos. En la Casa Gris reconocen que Rosario tiene que llevarse una buena porción de los 3.000 millones de pesos, pero rechazan que la ciudad capital necesite un tercio de la torta y, muchos menos, administrarlo.

Fuentes del gobierno provincial le confiaron a Letra P que Frederic desconocía que el presidente iba a anunciar el envío de fondos para seguridad. Ahora, al negociar con Santiago Cafiero, Perotti y Sain guardan un grado de tranquilidad mayor.