X

Durante 2020 llegó a más medios e incluyó a sin fines de lucro, pero los grandes grupos recibieron más porcentaje, con discrecionalidad en la administración.

El análisis de los números de la Publicidad Oficial durante los primeros nueve meses de 2020 permite identificar cambios y continuidades con el macrismo. Se obserca discrecionalidad a la hora de pautar y primacía de los medios privados comerciales porteños, con una concentración creciente. Las diferencias radican en la ampliación de la lista de medios que reciben pauta, cierto reconocimiento a los sin fines de lucro y un retroceso en la forma de divulgar la información.

Al enfocar en el reparto, el listado de los grupos más beneficiados muestra que el Grupo Clarín sigue a la cabeza. Es secundado por el Grupo América y el Grupo Indalo. Completan el sexteto de mayores ingresos VIACOM, Olmos y Albavisión (Canal 9).

Si se compara con el último año de distribución macrista, se destaca que los grupos América e Indalo aumentaron entre un 40% y un 50% su recaudación en términos brutos. Clarín la sostuvo, aunque, a valores constantes, perdió algo de terreno, mientras que el Grupo Octubre (el responsable del reparto, el secretario de Medios, Francisco Meritello, era su ceo hasta mediados de 2019) es uno de los que más creció: pasó de $45 millones en 2019 a $105 millones en 2020. El Destape también muestra un crecimiento entre los beneficiados (había recibido $0 durante el macrismo), mientras que Editorial Perfil perdió lugar en cuanto al dinero recaudado, al igual que La Nación y Google.

 

 

Los números muestran un incremento relevante en materia de concentración de porcentajes entre los dominantes. Clarín llegó a recibir el 16,1% en 2020, porción superior al 15,4% que obtenía en 2019. Los tres primeros grupos sumados ostentan el 33,4% del dinero en 2020. Esto implica casi cinco puntos más que el 28,8% de 2019. Mientras que si se suman los primeros cinco llegan al 45,6% en 2020. Este dato en 2019 explicaba el 38,3% del total.

Esta centralización de la torta (casi la mitad de va a 5 grupos) en la gestión Fernández contrasta con un aumento en la cantidad de medios que reciben pauta oficial. Se pasó de 1.576 en 2019 a 1.760 en 2020, algo más del 10% de títulos alcanzados por el recurso. En ese marco, Buenos Aires es la provincia donde mayor cantidad de medios se sumaron.

En TV, Telefé es el que más recibe, seguido de cerca por América -no percibió dinero contante y sonante sino todo a través de canje por deudas-, Canal 13, Canal 9 y C5N. En gráfica, en tanto, los líderes son Clarín, La Nación, Popular, Crónica y Página 12. Es difícil vincular niveles de audiencia y pauta en todos los casos. Ese vínculo tampoco se percibe en el caso de la radio AM, con Mitre por encima de sus seguidoras Radio 10 y AM 750, pero no con la distancia que marcan las mediciones. El top 5 se completa con La Red y Del Plata, una emisora con bajo nivel de audiencia, muchos problemas con sus trabajadores por atraso en los salarios y gestionada por Víctor Santa María en algunos meses de 2020.

Los números muestran un incremento relevante en materia de concentración de porcentajes entre los dominantes. Clarín llegó a recibir el 16,1% en 2020, porción superior al 15,4% que obtenía en 2019.

En FM también se leen criterios diversos. El sector está dominando en recepción de pauta por FM 100, líder de audiencia, seguida por Pop, Aspen, Con Vos y Mega, un ordenamiento que no responde al de las audiencias ni a los criterios normativos. Tampoco el sector de portales informativos sigue dicho criterio: Infobae disputa con Clarín.com los niveles de visitas, pero lo supera por mucho en cantidad de pauta, seguido por el portal del Grupo Clarín, que recibe poco más que El Destape. Apenas más abajo aparecen La Nación y Página 12 para completar los cinco lugares principales.

Esta relación entre niveles de audiencia y pauta se subraya en el análisis entre otras cosas, porque la normativa vigente establece que debe ser el primer criterio a evaluar. No se cumplía antes, durante la gestión de Mauricio Macri, que la aprobó. Y no se respeta ahora.

Las lógicas comerciales en el monopolio de la medición de audiencias y ciertas deficiencias en la sistematización de datos -algunos medios dejaron de ser auditados en su circulación en el contexto del aislamiento- desnudan la fragilidad de uno de los indicadores estimados para la asignación de pauta.

ALTERNATIVOS. Un rasgo distintivo de los primeros meses de la gestión Fernández es la inclusión de una lista amplia, aunque todavía no exhaustiva, de medios gestionados por organizaciones sin fines de lucro. En los datos publicados pueden encontrarse 41 radios y canales de televisión comunitarios y alternativos que recibieron un total de $4,2 millones, un monto menor en la suma total pero relevante en comparación con el pasado reciente Y al que debe sumarse la cooperativa que gestiona Tiempo Argentino, ubicado en el puesto 13 de la lista de “diarios, semanarios y revistas” según el Informe.

Los grupos más beneficiados no presentan grandes cambios más allá del crecimiento de lo percibido por los grupos Octubre, Indalo y Olmos. La presencia del Grupo Clarín, el Grupo América y La Nación entre los más beneficiados también demuestra más continuidad que cambio. Por último, se destaca el beneficio a algunos medios con líneas afines, aunque no completamente oficialistas, en radio y gráfica. En plena disputa y rompimiento de relaciones con buena parte del establishment mediático, la publicidad oficial, complementada con los ATP, no parece bailar al mismo ritmo.