22|7|2022

CFK agita la interna bonaerense con una foto junto a Kicillof y Magario

27 de mayo de 2019

27 de mayo de 2019

Entrando en etapa de definiciones, la candidata a vice publicó una foto en la que se muestra con Alberto F, el diputado y la intendenta. La imagen, en Merlo, se guardó estratégicamente por dos días.

Suben las acciones del diputado nacional y ex ministro de Economía Axel Kicillof para integrar la fórmula peronista por la gobernación de la provincia de Buenos Aires. También se incrementan las de la intendenta de La Matanza, Verónica Magario. Este lunes, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner sacó a la luz una foto en la que aparecen ambos aspirantes, junto a ella y el candidato presidencial Alberto Fernández.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Kicillof y Magario es la preferencia de Cristina para pelearle la provincia de Buenos Aires a, por ahora, María Eugenia Vidal. Aunque también puede ser Magario-Kicillof para que no sean dos hombres quienes encabecen las fórmulas: Fernández en la Nación y Kicillof en la Provincia. 

 

Este lunes, dos días después del lanzamiento de la fórmula presidencial Fernández-Fernández, la senadora nacional publicó en su cuenta de Twitter diez fotos de la inauguración del Parque Municipal Néstor Carlos Kirchner del último sábado. La última foto es la única en la que aparece dirigentes. Son Kicillof, Fernández, Fernández y Magario, de izquierda a derecha.

 


 



Clarín publicó este lunes el trasfondo de esa foto. Cuenta el diario que la foto se armó tras el acto y que la propia CFK pidió que esté la intendenta de La Matanza.

 

Magario, junto al diputado nacional Fernando Espinoza, fueron los últimos dirigentes en llegar a la tribuna lateral donde estaban diputados e intendentes del peronismo. A la intendenta del distrito de mayor peso electoral de la Provincia la ubicaron entre Máximo Kirchner y el intendente de Lomas de Zamora y también aspirante a la gobernación, Martín Insaurralde. Un escalón más arriba estaba Espinoza.
 

 


Magario, Insaurralde, Máximo Kirchner, Gray y Larroque en el acto en Merlo.

 


Kicillof es resistido por los intendentes. O al menos es el que menos adhesiones levantaba de parte de los jefes comunales cuando empezaron las conversaciones por la candidatura a gobernador. Los intendentes quieren un intendente. Sin embargo es el único que, efectivamente, está haciendo el trabajo de un precandidato a la gobernación y recorre el vasto territorio bonaerense. En las encuestas es el opositor que más se acerca en intenciones de votos a Vidal.

 

Como viene contando Letra P, Magario tiene el respaldo de un grupo de intendentes kirchneristas del interior bonaerense. “Puede ser la fórmula”, le dijo uno de ellos a Letra P y aclara que si no es Magario, este espacio de intendentes no tendría demasiados problemas en que el ex ministro de Economía se convierta en candidato.  

 

Sin embargo, además de Insaurralde, hay otro factor clave: Sergio Massa. El diálogo de varios intendentes e incluso el que tenía hasta hace poco Alberto F con el líder del Frente Renovador puede alterar todos los planes.

 

El marco de especulaciones es amplio. El próximo jueves el Frente Renovador tendrá un congreso de Parque Norte donde definirá su estrategia electoral, la cual podría ser plegarse a la opción Fernández-Fernández o bien continuar en la angosta avenida del medio que se traduce en Alternativa Federal.

 

En caso de un acercamiento, el ex intendente de Tigre tiene que negociar cómo será el acuerdo en el territorio bonaerense, donde tiene legisladores, intendentes y concejales propios a los que se le vencen sus mandatos y planean seguir en carrera. Mientras tanto, Cristina, que cuenta con un contundente poder de definición, pareciera que ya tiene su preferencia bonaerense.