X
El anuncio de la fórmula Fernández-Fernández impactó de lleno en el universo gremial, que acusó recibo del cambio radical de escenario. Confianza en la unidad y mutismo que habla.
Por 18/05/2019 16:08

Las réplicas en el mundo sindical del temblor que provocó el anuncio de Cristina Fernández de Kirchner no difirió mucho de lo que pasó en el mundo político. El primer reflejo fue la sorpresa que se expresó en los teléfonos cerrados de buena parte de la dirigencia, quizás enfracada en búsqueda de certezas que aclararan las ideas para analizar el anuncio.

En la CGT se vivió la noticia con alivio: la inmensa mayoría de los dirigentes que componen su Consejo Directivo están alejados de Cristina Kirchner.  

Con el correr de la mañana, más o menos efusivos, los líderes gremiales fueron tomando posición sobre la flamante fórmula Fernández-Fernández y el escenario que abre, con expresiones que transmitieron en algunos casos celebraciones, metáforas explicativas y silencios incómodos o mensajes de salutación casi de compromiso.

"No hubo un análisis colectivo ni mensaje de agrado ni de desagrado", señaló a Letra P un dirigente que integra la mesa de conducción de la CTA de Hugo Yasky, que graficó la situación comparando el anuncio con la caída de una bomba de estruendo que los mantuvo aturdidos. La misma fuente contó que inicialmente, en los grupos de Whatsapp que reúnen a los miembros de la conducción, así como el de una mesa amplia que incluye dirigentes que no vienen del sindicalismo, permanecieron en silencio hasta el mediodía. "Ni siquiera intervinieron los que suelen corrernos por izquierda", dijo y aclaró que el próximo martes habrá una reunión de cúpula para analizar la situación.

Más allá de eso, lo cierto es que Yasky fue uno de los primeros sindicalistas en saludar el anuncio de la fórmula. "Los trabajadores y las trabajadoras ya tenemos fórmula para enfrentar a este gobierno de ajuste, hambre y represión", posteó, escueto, en su cuenta de Twitter personal que, como única expresión hasta el momento, fue replicado por la cuenta oficial de la CTA.

 

 

"Es evidente que estamos sorprendidos, pero ése es otro de los tantos atributos de Cristina, tanto su capacidad de marcar agenda como de sacudir el tablero y reordenarlo otra vez. Estamos sorprendidos pero entusiasmados a la vez, sabemos que tiene la capacidad de ver más allá y por supuesto vamos a acompañar la fórmula votándola y militándola con todo", señaló a este medio Daniel Catalano, secretario general adjunto de CTA y titular de la seccional Capital de ATE.

El triunvito de la CGT Héctor Daer feicito a Alberto Fernández y dijo que su candidatura expresa "un camino hacia la gran unidad del peronismo".

En la CGT, en cambio, se vivió la noticia con cierto alivio y más satisfacción, ya que la inmensa mayoría de los dirigentes que componen su Consejo Directivo están alejados de Cristina Kirchner y están convencidos de que la única opción para derrotar a Cambiemos es romper la polarización Macri-Cristina. El anuncio, entonces, pese a estar a mitad de camino entre una alternativa no kirchnerista y la candidatura de la ex presidenta, les cae como anillo al dedo.

En un tono celebratorio, aunque sin nombrar a Cristina, el secretario general de la CGT, Héctor Daer, felicitó a Alberto Fernández por la candidatura que expresa un "camino hacia la gran unidad del peronismo, convocando a todos".

"Es emocionante para los argentinos volver a tener la esperanza de un futuro gobierno que saque a nuestro país del decadente proceso actual", sostuvo Daer, un dirigente que puertas adentro de la central obrera expresaba, igual que muchos de sus compañeros de la cúpula cegeteista, sus reparos frente a una eventual candidatura de la ex presidenta.

 

 

El dirigente de Sanidad siempre abogó por la unidad del peronismo. De hecho, es una de las espadas sindicales de la Mesa de Acción Política del PJ nacional, pero consideraba que era, si no difícil, imposible que Cristina pudiera cosechar las suficientes adhesiones para derrotar a Mauricio Macri en una segunda vuelta electoral.

Cerca de Moyano creen que el lanzamiento de la fórmula crea "una inmensa oportunidad" para el acercamiento entre Sergio Massa y el espacio kirchnerista.

"Es como si hubiera explotado un volcán; ahora hay que ver cómo se va acomodando. Pero siempre es lindo ver una erupción en vivo y en directo". Con aires poéticos y entre risas, un dirigente del riñón de Hugo Moyano relataba así el cambio de escenario en el peronismo. "Se está poniendo lindo", remató.

Cerca del camionero, creen que el lanzamiento de la fórmula crea "una inmensa oportunidad" para el acercamiento entre Sergio Massa y el espacio kirchnerista. "Sergio ahora puede sacarse las ganas de jugar en unas primarias presidenciales o puede reclamar ir por la provincia de Buenos Aires exigiendo que sea sin contrincantes", sostienen.

En el moyanismo creen también que la movida afecta principalmente a Roberto Lavagna y a las organizaciones cristinistas, sobre todo a La Cámpora. En el caso del postulante del peronismo federal, evalúan que lo deja sin posibilidades de jugar por fuera de esa interna. En el caso de la organización que dirige Máximo Kirchner, la lectura es más picante. "No me gustaría estar en el lugar de esos chicos; es como si te hubieran invitado a ver a los Rolling Stone y de repente toca La Beriso", chinaeó el dirigente.

 

 

Sin comunicado oficial, la Corriente Federal de los Trabajadores, como nucleamiento gremial, se mantuvo en silencio, aunque varios de sus integrantes se expresaron saludando las novedades. "¡Qué grandeza! Fuerza Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, tenemos fórmula para poner de pie al país", dijo a través de su cuenta de Twitter Vanesa Siley, la secretaria general del gremio judicial porteño y diputada nacional por Unidad Ciudadana.

Eduardo Berrozpe, secretario de Prensa de la Asociación Bancaria que conduce Sergio Palazzo, expresó: "Estamos sin dudar con Cristina Fernández de Kirchner. Este gesto de grandeza expresa que ella va a participar de la conducción del movimiento nacional y popular con más poder y legitimidad que antes".

El mundo sindical y el anuncio de CFK: sorpresa, silencios y festejos

El anuncio de la fórmula Fernández-Fernández impactó de lleno en el universo gremial, que acusó recibo del cambio radical de escenario. Confianza en la unidad y mutismo que habla.

Las réplicas en el mundo sindical del temblor que provocó el anuncio de Cristina Fernández de Kirchner no difirió mucho de lo que pasó en el mundo político. El primer reflejo fue la sorpresa que se expresó en los teléfonos cerrados de buena parte de la dirigencia, quizás enfracada en búsqueda de certezas que aclararan las ideas para analizar el anuncio.

En la CGT se vivió la noticia con alivio: la inmensa mayoría de los dirigentes que componen su Consejo Directivo están alejados de Cristina Kirchner.  

Con el correr de la mañana, más o menos efusivos, los líderes gremiales fueron tomando posición sobre la flamante fórmula Fernández-Fernández y el escenario que abre, con expresiones que transmitieron en algunos casos celebraciones, metáforas explicativas y silencios incómodos o mensajes de salutación casi de compromiso.

"No hubo un análisis colectivo ni mensaje de agrado ni de desagrado", señaló a Letra P un dirigente que integra la mesa de conducción de la CTA de Hugo Yasky, que graficó la situación comparando el anuncio con la caída de una bomba de estruendo que los mantuvo aturdidos. La misma fuente contó que inicialmente, en los grupos de Whatsapp que reúnen a los miembros de la conducción, así como el de una mesa amplia que incluye dirigentes que no vienen del sindicalismo, permanecieron en silencio hasta el mediodía. "Ni siquiera intervinieron los que suelen corrernos por izquierda", dijo y aclaró que el próximo martes habrá una reunión de cúpula para analizar la situación.

Más allá de eso, lo cierto es que Yasky fue uno de los primeros sindicalistas en saludar el anuncio de la fórmula. "Los trabajadores y las trabajadoras ya tenemos fórmula para enfrentar a este gobierno de ajuste, hambre y represión", posteó, escueto, en su cuenta de Twitter personal que, como única expresión hasta el momento, fue replicado por la cuenta oficial de la CTA.

 

 

"Es evidente que estamos sorprendidos, pero ése es otro de los tantos atributos de Cristina, tanto su capacidad de marcar agenda como de sacudir el tablero y reordenarlo otra vez. Estamos sorprendidos pero entusiasmados a la vez, sabemos que tiene la capacidad de ver más allá y por supuesto vamos a acompañar la fórmula votándola y militándola con todo", señaló a este medio Daniel Catalano, secretario general adjunto de CTA y titular de la seccional Capital de ATE.

El triunvito de la CGT Héctor Daer feicito a Alberto Fernández y dijo que su candidatura expresa "un camino hacia la gran unidad del peronismo".

En la CGT, en cambio, se vivió la noticia con cierto alivio y más satisfacción, ya que la inmensa mayoría de los dirigentes que componen su Consejo Directivo están alejados de Cristina Kirchner y están convencidos de que la única opción para derrotar a Cambiemos es romper la polarización Macri-Cristina. El anuncio, entonces, pese a estar a mitad de camino entre una alternativa no kirchnerista y la candidatura de la ex presidenta, les cae como anillo al dedo.

En un tono celebratorio, aunque sin nombrar a Cristina, el secretario general de la CGT, Héctor Daer, felicitó a Alberto Fernández por la candidatura que expresa un "camino hacia la gran unidad del peronismo, convocando a todos".

"Es emocionante para los argentinos volver a tener la esperanza de un futuro gobierno que saque a nuestro país del decadente proceso actual", sostuvo Daer, un dirigente que puertas adentro de la central obrera expresaba, igual que muchos de sus compañeros de la cúpula cegeteista, sus reparos frente a una eventual candidatura de la ex presidenta.

 

 

El dirigente de Sanidad siempre abogó por la unidad del peronismo. De hecho, es una de las espadas sindicales de la Mesa de Acción Política del PJ nacional, pero consideraba que era, si no difícil, imposible que Cristina pudiera cosechar las suficientes adhesiones para derrotar a Mauricio Macri en una segunda vuelta electoral.

Cerca de Moyano creen que el lanzamiento de la fórmula crea "una inmensa oportunidad" para el acercamiento entre Sergio Massa y el espacio kirchnerista.

"Es como si hubiera explotado un volcán; ahora hay que ver cómo se va acomodando. Pero siempre es lindo ver una erupción en vivo y en directo". Con aires poéticos y entre risas, un dirigente del riñón de Hugo Moyano relataba así el cambio de escenario en el peronismo. "Se está poniendo lindo", remató.

Cerca del camionero, creen que el lanzamiento de la fórmula crea "una inmensa oportunidad" para el acercamiento entre Sergio Massa y el espacio kirchnerista. "Sergio ahora puede sacarse las ganas de jugar en unas primarias presidenciales o puede reclamar ir por la provincia de Buenos Aires exigiendo que sea sin contrincantes", sostienen.

En el moyanismo creen también que la movida afecta principalmente a Roberto Lavagna y a las organizaciones cristinistas, sobre todo a La Cámpora. En el caso del postulante del peronismo federal, evalúan que lo deja sin posibilidades de jugar por fuera de esa interna. En el caso de la organización que dirige Máximo Kirchner, la lectura es más picante. "No me gustaría estar en el lugar de esos chicos; es como si te hubieran invitado a ver a los Rolling Stone y de repente toca La Beriso", chinaeó el dirigente.

 

 

Sin comunicado oficial, la Corriente Federal de los Trabajadores, como nucleamiento gremial, se mantuvo en silencio, aunque varios de sus integrantes se expresaron saludando las novedades. "¡Qué grandeza! Fuerza Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, tenemos fórmula para poner de pie al país", dijo a través de su cuenta de Twitter Vanesa Siley, la secretaria general del gremio judicial porteño y diputada nacional por Unidad Ciudadana.

Eduardo Berrozpe, secretario de Prensa de la Asociación Bancaria que conduce Sergio Palazzo, expresó: "Estamos sin dudar con Cristina Fernández de Kirchner. Este gesto de grandeza expresa que ella va a participar de la conducción del movimiento nacional y popular con más poder y legitimidad que antes".