X

El rafaelino pidió extraordinarias para el jueves 26. Primera prueba de fuego para el gobernador, que tiene minoría en ambas cámaras. Necesita sí o sí del socialismo y el PJ díscolo.

Por 24/12/2019 14:13

En línea con el presidente Alberto Fernández, el gobernador de Santa Fe Omar Perotti quiere su ley de emergencia y suba de impuestas de manera urgente. El rafaelino derivó el pedido a la Legislatura, que deberá tratarle este jueves 26 entre sidras y fruta abrillantada.

El mandatario peronista esperó los movimientos del jefe de la Rosada para jugar sus fichas en Santa Fe. Una vez que el presidente resolvió lo suyo, el gobernador armó su paquete a través de dos proyectos: régimen tributario 2020 y la declaración de emergencia en ocho áreas de la administración.

 

 

“Se solicitan aumentos de impuestos o cambios en alícuotas, tanto en Inmobiliario urbano y rural, Ingresos Brutos, Sellos, Tasa Retributiva de Servicios y Patente", le explicó a Aire de Santa Fe el ministro de Gobierno y hombre del teléfono rojo Esteban Borgonovo, quien apuntó que los sectores en emergencia son el social, la situación alimentaria, salud, contrataciones, área económica, financiera, fiscal y seguridad.

Ahora la pelota está en el campo de los opositores a Perotti. Contra reloj y casi sin tiempo para estudiar los proyectos, el progresismo en Diputados y el peronismo díscolo en Senadores tienen la última palabra.

 

 

Los Mensajes ingresaron anoche al Senado y Perotti reunió a su gabinete hoy a las 8 de la mañana para ordenar el discurso. El Ejecutivo apuesta a que se conviertan en ley el mismo jueves, pero, a priori, no le será sencillo.

El Ejecutivo cortó diálogo con el sector que lidera el cacique Armando Traferri y delegó el rol de espadas oficialistas a los legisladores Alcides Calvo y Marcelo Lewandowski. Puede contar con dos aliados radicales, pero no queda otra que negociar con la “mayoría automática de once”.

 

 

En la Cámara Baja el escenario es aún peor para el peronismo, que tiene solo siete legisladores de un total de 50. Por ese motivo, necesita rosquear sí o sí con el Frente Progresista que lidera el ex gobernador socialista Miguel Lifschitz. De eso estuvieron hablando ayer Borgonovo y el diputado Pablo Farías, ex ministro de Gobierno y referente del PS en Diputados.

¿Cómo tomará el socialismo la idea de declarar la emergencia en una provincia que gobernó hasta hace dos semanas y durante doce años? ¿Se prestará a aprobarlo? Preguntas sin respuestas por ahora y que hablan de una primera prueba de fuego para testear el vínculo entre el Perotti gobernador y el Lifschitz líder opositor.

 

 

Por lo bajo, el socialismo le cuestionó las formas y la “desprolijidad” a los diputados oficialistas. Esa cosa de querer cocinar todo el mismo día, con escaso tiempo. Sin embargo, desde el PJ confían que no será una traba para convalidar los proyectos y darle una alegría al gobernador.