X

Orquestado por el perottismo, los dos senadores electos de las dos principales ciudades de la provincia se movieron en tándem. Le marcan la cancha a Traferri, el cacique que se le plantó al rafaelino.

Por 04/11/2019 19:27

La mayoría justicialista de la Cámara de Senadores de Santa Fe será clave para que fluyan, sin mayores complicaciones, los requerimientos legislativos del nuevo gobernador, Omar Perotti, a partir del 10 de diciembre. Sin embargo, para reforzar y, tal vez, para encauzar ese apoyo, este lunes se presentaron como «el bloque oficialista» los dos senadores electos de los departamentos de la capital y Rosario, los más grandes de la provincia: Marcos Castelló, líder del grupo de cumbia Kaniche y actual concejal de la ciudad de Santa Fe, y el periodista deportivo Marcelo Lewandoswki, respectivamente.

 

 

“Vamos a ser un Senado que acompañe al peronismo unido, es la mejor oportunidad de tener una cámara fuerte, acompañando el proyecto de Omar Perotti", dijeron los dos outsiders de la política tras haber recibido el diploma como autoridades electas en el Centro Cultural de la ciudad capital.

Los legisladores electos llegaron juntos al acto y así también enfrentaron a los periodistas, en una rueda de prensa coordinada directamente y con mucho interés por el equipo de comunicación de Perotti.

 

 

Ambos lograron las bancas en la Cámara alta impulsados por sectores distintos dentro del peronismo. Castelló comenzó a transitar la arena publica desde filas más cercanas al futuro jefe de la Casa Gris, mientras que el rosarino ganó la interna para competir por el escaño desde el espacio de María Eugenia Bielsa

La dupla, con alta exposición mediática, le aporta al rafaelino liderazgo territorial con las bancas de los dos departamentos más poblados y se muestran como elementos cohesionantes de la unidad peronista.

 

 

Este rol de interlocutores se define en una semana de intensos chispazos dentro del PJ entre el jefe de bloque y senador por San Lorenzo, Armando Traferri, hombre clave en la postulación de Alejandra Rodenas como vicegobernadora, y los diputados justicialistas.

La disputa tiene, además, como hito acumulado el abandono de Traferri de su lugar en la mesa de negación de la transición, tras haber acusado a Perotti de no respetar acuerdos preelectorales. "Yo creo que finalmente se va a llegar a un peronismo que va a trabajar para el proyecto que tiene adelante Omar Perotti y todo el peronismo en conjunto", auguró Lewandowski consultado por ese fuego amigo.

REFORMA NECESARIA, PERO NO URGENTE. Por otra parte, ambos se mostraron interesados en la reforma de la Constitución provincial, pero dijeron no tener esa discusión en la agenda inminente. Mientras que Lewandoski consideró que la Legislatura actual se quedó "sin tiempo" y que la discusión debe ser retomada con la nueva composición, Castelló sostuvo que "la reforma va a ser un cambio positivo para todos los santafesinos", pero que "hay un orden de prioridades que la gente quiere que hagamos respetar".