X

Realismo PRO: las cuentas del macrismo razonable para salvar a Macri y a Vidal

Los enviados de Cambiemos a IDEA trazaron ante Letra P un escenario opuesto a lo que se plantea hacia afuera en el #SíSePuede Tour. El sueño de recortar la diferencia a 15 puntos.
Los enviados de Cambiemos a IDEA trazaron ante Letra P un escenario opuesto a lo que se plantea hacia afuera en el #SíSePuede Tour. El sueño de recortar la diferencia a 15 puntos.
Por 18/10/2019 12:01

MAR DEL PLATA (Enviado Especial) El faltazo de Mauricio Macri al Coloquio de IDEA dejó en los pasillos del Sheraton Mar del Plata un puñado de funcionarios de segundas y terceras líneas del Ejecutivo nacional y del que conduce María Eugenia Vidal. El clima en el evento, una cuna para el macrismo durante su gestión, fue esta vez extraño, confuso y, casi obligado a hacer una transición que no gusta, no convence. 

"Dar la vuelta la elección no es prácticamente imposible, es imposible", admiten funcionarios de Cambiemos en IDEA.

Pero hay dirigentes que se sinceraron ante empresarios sobre el escenario de lo que viene. Alejados del entusiasmo de Macri sobre la marcha del #SíSePuede, aclararon que "dar la vuelta la elección no es prácticamente imposible, es imposible".

Letra P participó de rondas en las que dirigentes compartieron el diagnóstico desde lo numérico, lo social y lo político. Se concluyó, en esas conversaciones, que el plan no es "darla vuelta" sino "sobrevivir sin perder legitimidad, sobre todo Mauricio". 

Un dirigente de la provincia de Buenos Aires y un integrante del Parlamento charlan: "Recortar la diferencia entre Alberto Fernández y Mauricio de 20 puntos a 15 sería buenísimo y a diez, un milagro", comentan autorizando a este portal a participar y escuchar. Uno de ellos, que ya había volcado la misma teoría a días de las PASO en un evento del Cicyp, blanqueó que "la situación no cambio en nada y el escenario económico está peor". Sueñan los PRO racionales con un Frente de Todos en 49 puntos y un Macri en 35. Y aseguran que, si el Presidente queda debajo de ese porcentaje, "va a ser difícil que discuta un rol de poder en una oposición al peronismo". El bonaerense cuenta que a eso viene el tour por 30 ciudades, "a contener a los duros". Y agrega que, "para Mauricio, es una inyección anímica que le permite seguir". 

 

Vidal en el Coloquio. Mensaje de liderazgo a futuro. 

 

"Mirá -cuenta el parlamentario-, esto que estamos trabajando es más el futuro de una interna del PRO que de Cambiemos". El orden al que refiere, que quedará saldado con la elección, apunta a qué nivel de injerencia en la mesa chica tendrán el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la gobernadora Vidal y el único con éxito casi garantizado, el alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El factor Peña no es menor: creen los racionales que la derrota potencial en octubre necesitaría redundar en un cambio de rol del jefe de Gabinete. "No va a salir del espacio, pero ¿nos va a seguir llamando para bajar línea?". 

 

Macri y Fernández, rivales en el debate.

 

La pregunta que le hizo Letra P a los dirigentes del racionalismo de Cambiemos es de dónde creen que saldrán los votos para que Macri crezca tres puntos para quedar a las puertas del 35%. "Hay una sola chance, pero no absoluta: los dos millones de votos que no votaron. Pero ahí tenemos dos dudas: la primera, si efectivamente van a ir a votar todos los que no fueron; la segunda, si van a votarnos todos a nosotros. Lo vemos improbable". Creen, asimismo, que el oficialismo no le sacará votos a otra fuerza.

 

Larreta, en carrera para liderar el PRO.

 

El razonamiento es lógico si se observa la visión de los bonaerenses. Mientras Macri agita el #SíSePuede como si hubiera un cambio de tendencia, los intendentes del PRO sigue militando, ya visiblemente, el corte de boleta para salvar la gestión.

Hace poco, uno de los caciques que quiere recuperar se reunió con Vidal y Macri. Le dieron vía libre para jugar. Macri, naturalmente, más reacio. ¿Qué intendencias cree el PRO racional que son salvables después de las PASO? La Plata, donde el peronismo unido podría ganar pero no está seguro; Mar del Plata, donde Vidal hizo campaña fuerte en su estadía marplatense con el desembarco incluso de su mano derecha, Federico Salvai, y Joaquín De La Torre; y con más dificultad y menos certeza el Lanús de Néstor Grindetti. Perdidas dan a Quilmes, Tres de Febrero y Pilar. 

Si estos datos se confirman, admiten, la discusión que se viene es si Cambiemos decantará en una oposición racional o una desbocada. Los racionales dicen que el contexto "no está para salir a la guerra" y que, seguramente, "Elisa Carrió quedará entre los rebeldes y los otros nos aglutinaremos en algo más negociador". Escenarios trazados detrás del optimismo del Presidente, que este viernes iba a Corrientes a otra función de la gira salvataje.