X

A la espera de Fernández, La Pampa va calentando entre catarsis de gobernadores

"Deuda" fue la palabra que más se escuchó en el almuerzo de mandatarios que se organizó en la previa del acto por el Día de la Lealtad. Mientras la gente se arrima, el candidato llegará sobre la hora.
"Deuda" fue la palabra que más se escuchó en el almuerzo de mandatarios que se organizó en la previa del acto por el Día de la Lealtad. Mientras la gente se arrima, el candidato llegará sobre la hora.
Por 17/10/2019 16:24

SANTA ROSA (Enviado Especial) Los gobernadores peronistas anticiparon el acto por el Día de la Lealtad con un encuentro que encabezó el anfitrión, Carlos Verna, uno de los más duros ante el gobierno nacional. La reunión sirvió para bajar un fuerte discurso contra las políticas de la Casa Rosada y de respaldo al trabajo de unidad que conformó el Frente de Todos. El encuentro sucedió en el hotel Mercure, el mismo en el que se aloja Cristina Fernández de Kirchner. Mientras, en el centro de la ciudad, se acercaban militantes de todas partes del país.

“Hay una deuda ilegitima, pero que hay que atenderla. No podemos permitir que la gente no coma”. Así comenzó el diálogo Verna, apenas ingresó al imponente edificio. Antes, gobernadores, intendentes, candidatos y legisladores se hicieron presentes para una charla y posterior almuerzo.

Una palabra que se repetía en el hall del hotel fue "deuda". Gustavo Bordet, gobernador de Entre Ríos, se mostró “preocupado” porque hay un vencimiento a corto plazo. “Vencerán casi 50.000 millones de dólares. Necesitamos una estrategia seria y responsable”, anticipó el entrerriano, quien vaticinó el deseo de “comenzar una nueva etapa en el país que priorice la producción, el desarrollo y el empleo”.

 

 

Luego de la reunión, en la que estuvieron senadores, el gobernador electo Sergio Ziliotto, y otros jefes provinciales como Gildo Insfrán (Formosa), Hugo Passalaqcua (Misiones), Mariano Arcioni (Chubut), Sergio Uñac (San Juan) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego), entre otros, almorzaron a la espera de Alberto Fernández, quien por temas de agenda arribará cerca del horario del acto, en el complejo Don Tomás.

Arcioni, en contacto con Letra P, advirtió que su mandato “fue muy difícil” porque Chubut no estuvo “incluida” en el proyecto de país. También reconoció que espera que se “amplíe” la diferencia en relación a las PASO.

Ziliotto, en igual línea, le ratificó a este medio que la unidad pampeana que posibilitó su triunfo “fue el modelo a seguir” a nivel nacional. “La coyuntura peronista nos obliga a estar todos juntos”, insistió.

Mientras algunos militantes saludaban en la entrada del hotel, el centro de la ciudad se iba poblando de agrupaciones para festejar el día más sentido en el justicialismo. Desde temprano, comenzaron a llegar comitivas de diferentes puntos del país y la región para lo que será un cierre anticipado de campaña.