X

Manzur abre un compás de espera y CFK relativiza el apoyo a Alperovich

En la provincia dicen que las elecciones podrían celebrarse en mayo, pero el gobernador aún no lo definió. En el entorno de Cristina se despegan de la interna pese a la foto con el ex mandatario.
Por 02/01/2019 20:05

La decisión de la Justicia de habilitar al gobernador Juan Manzur a desdoblar las elecciones provinciales de las nacionales abrió un compás de espera en Tucumán, donde se aguarda que, tras el retorno de sus vacaciones, el mandatario defina la fecha de los comicios. Mientras en la provincia crecen los rumores de que podrían celebrarse en mayo o junio, en el kirchnerismo aparecieron dudas sobre si José Alperovich tendrá o no el apoyo de Cristina Fernández de Kirchner.

La habilitación legal surgió de un fallo dictado por la Sala I de la Cámara en lo Contencioso y Administrativo que declaró, poco antes del inicio de la feria vacacional de verano, "la inconstitucionalidad y nulidad del artículo 43 inciso 6 de la Constitución de la provincia de Tucumán", que indica que “la elección de autoridades se efectuará dos meses antes de la conclusión del mandato de las autoridades en ejercicio". A partir de esa decisión judicial, el gobernador quedó habilitado a modificar el cronograma electoral y adelantar la elección.

La fecha aún no está definida. Según explicó a Letra P un dirigente de confianza del mandatario, Manzur tomará la resolución a la vuelta de sus vacaciones, a fines de la semana que viene. El gobernador evalúa convocar a los comicios en mayo o junio.

 

Cristina recibió a Alperovich en diciembre en el Instituto Patria. 

 

A la espera de esa resolución, en la provincia también se abrió la duda sobre qué pasará con la interna peronista. El ex gobernador Alperovich ya manifestó sus intenciones de ser candidato y Manzur expresó públicamente que estaría dispuesto a darle pelea en un interna del PJ, ya que en Tucumán no rige la ley de PASO. “No hay que tenerle miedo a que la gente vote. ¿Qué dijo Juan Domingo Perón el 17 de octubre? Llamen a elecciones”, respondió el gobernador el Día de la Lealtad ante la consulta de Letra P.

La posibilidad de la interna quedó descartada pocos días después, cuando el propio Alperovich confirmó que competiría por fuera del PJ. Su salida del bloque de Miguel Ángel Pichetto, a mediados de noviembre, y su acercamiento a Cristina, fueron indicios de que el ex gobernador podría competir con el sello de Unidad Ciudadana y el aval de la ex presidenta, que lo recibió a fines de diciembre en el Instituto Patria.

Sin embargo, según una nota publicada en las últimas horas en el diario Clarín, sectores kirchneristas de Tucumán, representados por Unidad Ciudadana, negaron que Alperovich sea su candidato para las próximas elecciones. En efecto, Unidad Ciudadana compitió en los comicios legislativos de 2017 dentro del Frente Justicialista por Tucumán, con José Vitar como cabeza de lista y el propio dirigente se erige a sí mismo como el candidato a gobernador de Cristina en la provincia.

 

 

Desde el Instituto Patria tomaron distancia sobre el cruce de versiones y negaron que la ex presidenta le haya dado el aval a Alperovich o a Vitar para presentarse como candidatos por el kirchnerismo. “Son peleas locales. Alperovich es un compañero y tiene ganas de jugar. Las cuestiones de la provincia se van a definir en Tucumán. Todavía falta mucho”, respondieron en el entorno de Cristina ante la consulta de Letra P.

Los puentes con Manzur no están rotos. Aún cuando participa de las reuniones de Alternativa Federal, el gobernador busca contener al kirchnerismo local y se encarga de aclarar cada vez que puede que el peronismo no debe excluir a Cristina.

 

 

Según pudo saber Letra P, pese a las fotos con Alperovich, Cristina tampoco quiere romper con el mandamás tucumano. Un dirigente de la mesa chica del Instituto Patria se encargó de pedirle personalmente a Alperovich que mantenga a la ex presidenta al margen de su interna con Manzur, para evitar que Cristina quede asociada a una eventual derrota suya en Tucumán.

La contienda, de todas formas, no está asegurada. Tanto Manzur como Alperovich saben que, con el peronismo dividido, la provincia podría terminar en manos de Cambiemos. Algo que ambos procurarán evitar.