X

Con Vidal en la mesa, el PRO se reúne para analizar el escenario electoral

La pata bonaerense se suma a la segunda cumbre del año en la que el macrismo analizará el panorama en las provincias. El desdoblamiento y la interna de Cambiemos en Córdoba siguen en debate.

Por 16/01/2019 17:39

El Gobierno vuelve a convocar a la mesa política para continuar el análisis sobre el escenario electoral que, como advierten en la Casa Rosada, tiene como “objetivo máximo y primordial” la reelección de Mauricio Macri. Será la segunda cumbre PRO del 2019 y contará con la presencia de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, ausente con aviso en la último encuentro en el que se evitó parlamentar sobre un tema espino para Cambiemos: el eventual desdoblamiento de la elección bonaerense. También estarán el asesor en comunicación Jaime Durán Barba y su socio, Santiago Nieto.

La agenda de temas aún no fue cerrada, pero el jefe de Gabinete, Marcos Peña, espera a la mesa política PRO en la sede partidaria de Balcarce 412 para compartir encuestas y analizar el escenario electoral en las “provincias grandes”. El calendario electoral apremia y queda un mes para las PASO en la provincia de La Pampa, donde Macri apuesta por Javier “el Colo” Mac Allister. El distrito que abre el eterno raid electoral del 2019 quedó fuera de la recorrida veraniega del Presidente, que finalmente se encontró con el vicegobernador pampeano Mariano Fernández, luego del amague del gobernador peronista Carlos Verna, como contó Letra P.

 

 

Por esa razón, en el almuerzo del lunes, el oficialismo se concentrará en distritos como Córdoba, Santa Fe y la provincia de Buenos Aires. El tema central para el Gobierno es la posibilidad de un adelantamiento de la elección en la provincia de Buenos Aires, que propusieron allá lejos y en el tiempo el titular de la  Cámara baja, Emilio Monzó, el jefe de Gabinete y mano derecha de Vidal, Federico Salvai, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Poco a poco, esa idea pierde volumen en las entrañas del oficialismo, según dijo a Letra P un funcionario con despacho en Casa Rosada. 

El tema sobrevoló la primera cumbre oficialista del 7 de enero, pero nadie profundizó ante la ausencia de Vidal, que por esos días mezclaba gestión y vacaciones en la Costa Atlántica. De todas formas, esa decisión no emanará de las reuniones partidarias que se hacen el edificio de Balcarce, sino que saldrá de un mano a mano entre la gobernadora y el Presidente, como ventilan ambos en el fuero íntimo. Un triunfo en la provincia de Buenos Aires, previo a la disputa presidencial, podría empujar la candidatura de Macri, dicen en La Plata. Además, ese escenario podría arrastrar a algunos intendentes peronistas a acompañar al oficialismo con el que luego deberá negociar durante cuatro años. “O al menos no complicar, en especial si no tienen candidato a presidente”, enfatiza una fuente que alienta la separación de los comicios.

 

 

La Casa Rosada responde con los últimos números de imagen e intención de voto de Macri, en alza luego del G-20, según el Gobierno. A pesar de que respalda la idea de Vidal, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, también tiene esos sondeos que muestran una recuperación. Es uno de los argumentos que ensayó el alcalde ante su mesa política para justificar la unificación de su reelección con la del Presidente.

No obstante, continúa el análisis y no habrá una determinación por el momento. Lo mismo sucederá con la provincia de Córdoba. La discusión por la provincia serrana escapará también a la mesa PRO y se trasladará a la Mesa Nacional Cambiemos. Peña, reelegido implícitamente como jefe de campaña, fijó el 17 de enero como fecha límite para arribar a un acuerdo entre los radicales Mario Negri y Ramón Mestre. Hasta ahora, Macri hizo lo imposible por evitar un posicionamiento y todo indica que seguirá en esa línea. Tanto para Peña como para el Presidente, sería deseable que esa disputa quede enmarcada en una interna de la Unión Cívica Radical (UCR). Ambos coinciden en que no deberían arriesgar un acompañamiento antes de tiempo y, por el momento, el Presidente se declara prescindente. Sin embargo, Peña bajó la orden evitar internas y acordar fórmula común.

De la gira patagónica se hablará poco y nada, pero hay quienes reclaman abordar también una estrategia para la provincia de Neuquén. La Casa Rosada sostiene que en el territorio gobernado por el Movimiento Popular Neuquino (MPN) se dará un escenario de tercios y el candidato oficialista, el radical Horacio "Pechi" Quiroga, tiene chances. Macri estuvo con el intendente de la capital neuquina, pero también con el gobernador Omar Gutiérrez, que dialoga asiduamente con Balcarce 50.

 

 

Además de Peña, Vidal y Larreta, estarán Salvai y Frigerio -regresan de sus vacaciones-,  el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli; el secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis; el presidente del PRO, Humberto Schiavoni; el secretario de Interior, Sebastián García De Luca; y el vicepresidente primero de la Legislatura porteña y secretario General del PRO, Francisco Quintana