X

Desdoblar elecciones, el antídoto del PRO bonaerense contra Macri y CFK

Los intendentes presionan para despegar a Vidal de la pelea presidencial. Creen que así aseguran la supervivencia en la Provincia. Temen por el volumen de votos de la ex presidenta en el conurbano.
Por 22/11/2018 19:15

El reclamo conjunto de un grupo de intendentes PRO para eliminar las PASO fue el primer aviso. El objetivo era marcar un descontento y llamar la atención de las altas esferas de los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. Esa posibilidad quedó, al menos por ahora, desechada. Sin embargo, la probabilidad de desdoblar la elección de la provincia de Buenos Aires de la nacional cotizó en bolsa durante toda la jornada del Segundo Encuentro Nacional de Intendentes, realizada este jueves en la Ciudad de Buenos Aires y por donde desfiló buena parte del gabinete de ministros y funcionarios de peso de Cambiemos.

El Gobierno calcula que, si Vidal jugase por la reelección en soledad, podría sumar cerca de 25 intendentes al armado de Cambiemos dentro del territorio bonaerense. La cantidad de jefes comunales del PRO y la Unión Cívica Radical (UCR), de cumplirse ese pronóstico, podría ascender a cerca de 80. El oficialismo advierte que sigue firme en el interior bonaerense, pero la preocupación es mayor en el conurbano: "El rebrote económico en el conurbano no se va a sentir. El 2019 va a ser complicado", advierten.

Al mismo tiempo, distintos integrantes de la mesa política del oficialismo coinciden en que el desdoblamiento asegura el triunfo en la provincia de Buenos Aires, pero la unificación puede complejizar el escenario. No sólo por la mala imagen de Macri en los municipios más cercanos a la Capital Federal, donde se concentra la mayoría del electorado, sino también por el arrastre que podría suponer una eventual candidatura presidencial de Cristina Fernández de Kirchner. Si la ex presidenta compitiera, razonan en Cambiemos, podría lograr un vendaval de votos para intendentes y legisladores provinciales vinculados a Unidad Ciudadana y el peronismo. Incluso, complicar la reelección de Vidal.

Durante los últimos días creció el debate interno en el PRO acerca de cómo encarar el 2019. El titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Federico Salvai, pidieron incorporar este eje de debate. El tema empezó a discutirse en la mesa política que se reúne los lunes. Los intendentes oficialistas se subieron a la idea y golpean las puertas de la gobernación bonaerense con ese reclamo. Se hicieron notar durante toda la jornada del Encuentro de Intendentes.

 

 

En el tridente de la cúpula PRO hay diferencias. Vidal y Horacio Rodríguez Larreta juegan nuevamente en tándem y están dispuestos a dar el debate interno en la mesa política. Ambos repiten la misma frase: "Traigan números y lo analizamos". En la otra punta de la mesa, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, replica: "Falta mucho". El secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, acompaña la postura del ministro coordinador, mientras Salvai y el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, coinciden con sus jefes políticos.

A su manera, Vidal y Rodríguez Larreta abonan la teoría del desdoblamiento pero no moverán fichas hasta llegar a un consenso hacia dentro de Cambiemos. Del otro lado del arco político también se mira de cerca el debate interno en el seno de la Casa Rosada: muchos intendentes peronistas fatigaron los celulares de los dirigentes oficialistas para conocer de primera mano si el Gobierno desdoblará la reelección de Vidal de la Macri. "Lo estamos evaluando", replicaron las fuentes oficialistas ante cada consulta.

 

 

Los caciques peronistas intuyen que un desdoblamiento les jugaría en contra y apuestan a que se mantenga el esquema unificado de 2015, al tiempo que aspiran a una candidatura de Cristina o algún presidenciable del PJ que arrastre votos y los beneficie en sus comunas.