X

Ensenada se convierte en resistencia K y afina un plenario con 10 mil personas

Será este sábado en medio de la embestida judicial contra el kirchnerismo. Confirmaron presencia los intendentes del PJ bonaerense y cierra Máximo Kirchner.
Por 08/08/2018 20:34

Unidad Ciudadana buscará mostrar que retiene poder de fuego este sábado en el municipio de Ensenada cuando lleve adelante el Plenario de la Militancia Nacional y Popular pese a la aparición de los cuadernos K, la detención del ex vicepresidente Amado Boudou y el pedido de indagatoria a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner

El kirchnerismo venía amansando un gran encuentro en el distrito gobernador por uno de los intendentes más opositores al gobierno de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri, Mario Secco, y en el medio apareció una avanzada judicial contundente y por diferentes carriles contra la antigua gestión de gobierno. El acto no mutó. 

Los organizadores esperan 10 mil asistentes al encuentro que empezará a las 12 del mediodía y terminará alrededor de las 18 horas con el discurso final del diputado nacional e hijo de CFK, Máximo Kirchner en el Polideportivo. En principio Máximo sería el único orador. Sin embargo el anfitrión, Secco podría antecederlo en la palabra. Lo que está garantizado es que puso su municipio al servicio de la jornada. Habrá encuentros temáticos en distintos puntos de la ciudad para confluir en el Polideportivo para el cierre. 

 


Una particularidad y confirmación a tres días del plenario es que finalmente fueron invitados los intendentes del PJ bonaerenses y éstos confirmaron presencia. El presidente del partido, Gustavo Menéndez y el vice, Fernando Gray estarán. También lo hará el mandatario de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde

“Últimamente hay mucha sintonía”, le decían a Letra P desde el entorno del lomense. Una sintonía que, como explicó este medio, mira al 2019 y la necesidad de que Cristina al menos forme parte de la discusión electoral. CFK es la única garantía de votos con la que por ahora cuentan los jefes comunales del conurbano donde la ex presidenta sigue teniendo llegada en medio de una economía turbulenta que atraviesa Cambiemos. 

El caso de Menéndez era más previsible. De hecho fue -además del anfitrión Gustavo Arrieta- el único intendente que el viernes pasado llegaron hasta el encuentro que organizó el SMATA en Cañuelas. Fue la primera aparición semi pública de la ex presidenta tras el caso de la cuadernos escritos presuntamente por Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta, el número dos de Julio De Vido cuando era ministro de Planificación. 

“El peronismo tiene la obligación de volver a transformarse en la herramienta que el pueblo argentino pueda utilizar para salvarse a sí mismo en un camino que nos está llevando al precicipio”, decía el presidente del PJ bonaerense antes de entrar al acto del SMATA y encontrarse con Cristina. 
 


También irán los intendentes peronistas del interior bonaerense. Gustavo Cocconi, Tapalqué; Francisco Durañona, San Antonio de Areco; Hernán Ralinqueo, 25 de Mayo, Juan Carlos Gasparini, Roque Pérez; Alfredo Fisher, Laprida; Ricardo Casi, Colón, entre otros. 

Del conurbano llegarán hasta Ensenada los intendentes Jorge Ferraresi, Avellaneda; Verónica Magario, La Matanza; Andrés Watson, Florencio Varela y Leonardo Nardini, Malvinas Argentinas, Mariano Cascallares, Almirante Brow. “Es un momento en el que tenemos que estar todos. Si no se está en bloque somos más permeable a cualquier operación”, le dijo un intendente a Letra P.   

Hay, también, un trasfondo de discusión interna que impregna el encuentro de este sábado. Será, al menos en la provincia de Buenos Aires, una muestra de acercamiento entre sectores que tuvieron algunos vaivenes institucionales: el kirchnerismo y el peronismo.  

A saber: en la Cámara de Diputados bonaerenses hay cuatro bloques que se desprenden del viejo Frente para la Victoria. De esos cuatro, dos son un desprendimiento de lo que fue el frente electoral 2017 con Unidad Ciudadana. Misma foto se da en el Senado provincial: bloque de UC por un lado y bloque del PJ-Unidad y Renovación Peronista por el otro. 

ACCIÓN Y REACCIÓN. Aunque no lo reconozca oficialmente, Cambiemos no es ajeno a este encuentro. Después del golpe que recibió el vidalismo producto de la denuncia de aportantes y que develó una falta de contención política. El oficialismo intentó mostrarse abroquelado, tal como lo hará el kirchnerismo. 

Primero reunió a los legisladores provinciales del interior. En reuniones en el despacho del presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Manuel Mosca, se definió enfrentar la avanzada peronista-kirchnerista que supo capitalizar en los concejos deliberantes las denuncias contra María Eugenia Vidal por el uso de aportantes apócrifos para la campaña electoral de Cambiemos en el año 2015 y 2017. 

Peña también hizo un esfuerzo para mostrar política cuando días atrás le llevó al presidente Mauricio Macri 69 intendentes bonaerenses para una cena en la Quinta de Olivos. 

Otra vez la atención y tensión electoral se posa sobre la provincia de Buenos Aires. El encuentro en Ensenada mirará al 2019 y el intento de sumar fuerzas. Según le contaron a Letra P, de las 14 mesas que habrá como plenario  “saldrán propuestas concretas”. Cuando caiga el sol, Máximo hablará, defenderá a Cristina y fustigará a Bonadio y compañía, hablará sobre los aportantes y la necesidad de “estar juntos”, para enfrentar al Gobierno. 

Ensenada se convierte en resistencia K y afina un plenario con 10 mil personas

Será este sábado en medio de la embestida judicial contra el kirchnerismo. Confirmaron presencia los intendentes del PJ bonaerense y cierra Máximo Kirchner. 

Unidad Ciudadana buscará mostrar que retiene poder de fuego este sábado en el municipio de Ensenada cuando lleve adelante el Plenario de la Militancia Nacional y Popular pese a la aparición de los cuadernos K, la detención del ex vicepresidente Amado Boudou y el pedido de indagatoria a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner

El kirchnerismo venía amansando un gran encuentro en el distrito gobernador por uno de los intendentes más opositores al gobierno de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri, Mario Secco, y en el medio apareció una avanzada judicial contundente y por diferentes carriles contra la antigua gestión de gobierno. El acto no mutó. 

Los organizadores esperan 10 mil asistentes al encuentro que empezará a las 12 del mediodía y terminará alrededor de las 18 horas con el discurso final del diputado nacional e hijo de CFK, Máximo Kirchner en el Polideportivo. En principio Máximo sería el único orador. Sin embargo el anfitrión, Secco podría antecederlo en la palabra. Lo que está garantizado es que puso su municipio al servicio de la jornada. Habrá encuentros temáticos en distintos puntos de la ciudad para confluir en el Polideportivo para el cierre. 

 


Una particularidad y confirmación a tres días del plenario es que finalmente fueron invitados los intendentes del PJ bonaerenses y éstos confirmaron presencia. El presidente del partido, Gustavo Menéndez y el vice, Fernando Gray estarán. También lo hará el mandatario de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde

“Últimamente hay mucha sintonía”, le decían a Letra P desde el entorno del lomense. Una sintonía que, como explicó este medio, mira al 2019 y la necesidad de que Cristina al menos forme parte de la discusión electoral. CFK es la única garantía de votos con la que por ahora cuentan los jefes comunales del conurbano donde la ex presidenta sigue teniendo llegada en medio de una economía turbulenta que atraviesa Cambiemos. 

El caso de Menéndez era más previsible. De hecho fue -además del anfitrión Gustavo Arrieta- el único intendente que el viernes pasado llegaron hasta el encuentro que organizó el SMATA en Cañuelas. Fue la primera aparición semi pública de la ex presidenta tras el caso de la cuadernos escritos presuntamente por Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta, el número dos de Julio De Vido cuando era ministro de Planificación. 

“El peronismo tiene la obligación de volver a transformarse en la herramienta que el pueblo argentino pueda utilizar para salvarse a sí mismo en un camino que nos está llevando al precicipio”, decía el presidente del PJ bonaerense antes de entrar al acto del SMATA y encontrarse con Cristina. 
 


También irán los intendentes peronistas del interior bonaerense. Gustavo Cocconi, Tapalqué; Francisco Durañona, San Antonio de Areco; Hernán Ralinqueo, 25 de Mayo, Juan Carlos Gasparini, Roque Pérez; Alfredo Fisher, Laprida; Ricardo Casi, Colón, entre otros. 

Del conurbano llegarán hasta Ensenada los intendentes Jorge Ferraresi, Avellaneda; Verónica Magario, La Matanza; Andrés Watson, Florencio Varela y Leonardo Nardini, Malvinas Argentinas, Mariano Cascallares, Almirante Brow. “Es un momento en el que tenemos que estar todos. Si no se está en bloque somos más permeable a cualquier operación”, le dijo un intendente a Letra P.   

Hay, también, un trasfondo de discusión interna que impregna el encuentro de este sábado. Será, al menos en la provincia de Buenos Aires, una muestra de acercamiento entre sectores que tuvieron algunos vaivenes institucionales: el kirchnerismo y el peronismo.  

A saber: en la Cámara de Diputados bonaerenses hay cuatro bloques que se desprenden del viejo Frente para la Victoria. De esos cuatro, dos son un desprendimiento de lo que fue el frente electoral 2017 con Unidad Ciudadana. Misma foto se da en el Senado provincial: bloque de UC por un lado y bloque del PJ-Unidad y Renovación Peronista por el otro. 

ACCIÓN Y REACCIÓN. Aunque no lo reconozca oficialmente, Cambiemos no es ajeno a este encuentro. Después del golpe que recibió el vidalismo producto de la denuncia de aportantes y que develó una falta de contención política. El oficialismo intentó mostrarse abroquelado, tal como lo hará el kirchnerismo. 

Primero reunió a los legisladores provinciales del interior. En reuniones en el despacho del presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Manuel Mosca, se definió enfrentar la avanzada peronista-kirchnerista que supo capitalizar en los concejos deliberantes las denuncias contra María Eugenia Vidal por el uso de aportantes apócrifos para la campaña electoral de Cambiemos en el año 2015 y 2017. 

Peña también hizo un esfuerzo para mostrar política cuando días atrás le llevó al presidente Mauricio Macri 69 intendentes bonaerenses para una cena en la Quinta de Olivos. 

Otra vez la atención y tensión electoral se posa sobre la provincia de Buenos Aires. El encuentro en Ensenada mirará al 2019 y el intento de sumar fuerzas. Según le contaron a Letra P, de las 14 mesas que habrá como plenario  “saldrán propuestas concretas”. Cuando caiga el sol, Máximo hablará, defenderá a Cristina y fustigará a Bonadio y compañía, hablará sobre los aportantes y la necesidad de “estar juntos”, para enfrentar al Gobierno.