08|8|2022

En medio del paro, Sica prometió más financiamiento para las pymes

25 de junio de 2018

25 de junio de 2018

El ministro de Producción se reunió con la UIA y la Cámara de la Construcción. En el marco de la caída del consumo, los comerciantes pidieron continuar con el plan Ahora 12.

El ministro de Producción, Dante Sica, arrancó con la agenda sectorial en pleno día de huelga cegetista. El reemplazante de Francisco Cabrera convocó a los popes de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) y la Unión Industrial Argentina (UIA). Fuentes oficiales confiaron a Letra P que hubo un compromiso del ex Abeceb de mantener las mesas sectoriales con los sectores fabriles. En paralelo, el tema que monopolizó el encuentro que mantuvieron con el jefe de la UIA, Miguel Acevedo, fue la resolución del financiamiento para la pequeña y mediana empresa. Es el principal problema de las fábricas y el caballito de batalla de Sica para cambiarle la cara a la relación que el Gobierno venía manteniendo con los CEOs del sector productivo. En paralelo, se prometió trabajar en incrementar los niveles de compre nacional.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

 

Sica se vio, además, con Jorge Luis Di Fiori, presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), con quien “coincidió en la importancia de establecer una agenda de trabajo conjunta para fortalecer la competitividad del sector”. En ese encuentro, los principales temas de diálogo fueron el fortalecimiento de las pymes, la formalización y facilitación del comercio, el desarrollo de los medios electrónicos de pago y la continuidad de programas como Ahora 12, que dan opciones al consumidor a la vez que fomentan el consumo y la producción nacional.

 

En ambas reuniones, el Gobierno y los empresarios compartieron el diagnóstico de que el paro perjudica "en vez de ayudar" y acordaron mantener reuniones periódicas para tratar los temas de agenda. Rápido de reflejos, Sica salió a jugar la ficha que el presidente Mauricio Macri puso en él: la de reconstruir el vínculo del gobierno con el Círculo Rojo, una situación que se había puesto tensa mientras Cabrera estaba al frente de la cartera fabril.