14|9|2022

La CGT pide cambiar el modelo económico porque “nos está llevando a un desastre”

25 de junio de 2018

25 de junio de 2018

El triunvirato pulverizó la política económica, pidió reapertura de paritarias y calificó como un “éxito” el paro. "Se hacen los distraídos como que en el país está todo bien", cruzó Carlos Acuña.

El triunvirato de la CGT cuestionó en duros términos la política económica del gobierno de Mauricio Macri, a quien le reclamó "cambiar el modelo económico" porque “nos está llevando a un desastre”. Además, consideró de "altísimo nivel de acatamiento" a la huelga general de este lunes, que paralizó la actividad en escuelas, dejó sin servicio al transporte público y al que adhirieron los sindicatos estatales, como UPCN y ATE.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

"El Gobierno tiene que corregir su programa económico porque está llevando al desastre al pueblo argentino", sostuvo el triunviro Juan Carlos Schmid. Según el titular de Dragado y Balizamiento, el presidente Macri tiene que "cambiar el modelo" y mostrarse "abierto al diálogo social". "Que diga que tiene voluntad, ganas y motivos para cambiar y darle otra suerte a nuestro pueblo", agregó.

 

"La CGT llegó a esta determinación después de haber agotado todas las instancias, en los diversos planos institucionales, para tratar de encontrar alternativas. Las medidas de los últimos tiempos están afectando seriamente, no solamente a los trabajadores sindicalizados, sino a las pymes, los comercios, a las economías regionales y los sectores vulnerables del país", explicó, en relación a la convocatoria al paro.

 


 

"Por eso fracasaron las negociaciones, no por la tozudez ni por la CGT", advirtió Schmid y apuntó a un destinatario: "La Jefatura de Gabinete, que dice que acá hay un sesgo político". El sindicalista se mostró muy molesto por las declaraciones de Marcos Peña, que este lunes por la mañana insinuó que el paro tenía una connotación política y no tenía "una consigna clara".

 

"Nos encontramos con agresiones por parte del Ejecutivo. Se hacen los distraídos como que en el país está todo bien", rugió Carlos Acuña, que también adelantó que "esta CGT va a seguir teniendo la prudencia que tuvo hasta ahora pero los tiempos son cada vez más cortos, porque el hambre golpea".

 

La respuesta del Gobierno vino directamente de manos del propio Presidente. En una recorrida por Tandil, Macri marcó que el paro de actividades “no sirve para nada”. “No contribuyen en nada. No suma”, agregó. Más tarde, su equipo de prensa hizo circular un vídeo en redes sociales en el que se ve al titular del Ejecutivo caminando por la Casa Rosada. “Acá se trabaja”, dice un Macri sonríente.

 

 

 

La CGT fundamentó el paro "en la necesidad de expresarle al Gobierno nacional" su "más enérgico repudio al ajuste salvaje al que somete a los trabajadores". Además, la central obrera avanzó con la medida de fuerza en repudio al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y para reclamar incrementos salariales, en el marco de una paritaria atrasada comparada con el alza de la inflación. El paro, que se sintió en todo el país, no contó con movilización, pero el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), junto a gremios vinculados a la izquierda, se congregaron en la Avenida 9 de Julio y el Puente Pueyrredón para manifestarse.

 

En tanto, el triunviro Héctor Daer subrayó que las políticas económicas del gobierno de Macri apuntaron a favorecer "impositivamente a los sectores que más ganan y más tienen, sobre todos los del sector agropecuario". "Favorecen a las mineras y nosotros seguimos siempre tributando desde nuestro salario, desde el IVA, el impuesto a las ganancias", agregó el titular de Sanidad.

 

"Tuvimos una devaluación que lo único que hizo fue generar mayores cuotas de rentabilidad a los sectores que quieren primarizar la economía y no quieren un desarrollo productivo que incluya a todos los argentinos. Por eso estamos parando", argumentó. "No creemos que el paro sea un fin en sí mismo, estas políticas ya sucedieron en nuestro país y tuvieron desenlaces totalmente maliciosos para sectores amplios de nuestra sociedad", marcó en repudio a la política económica y al acuerdo entre la Casa Rosada el Fondo.