X
Lo anunció por Facebook y se lo adelantó a Larreta la semana pasada. Asume en su lugar Gonzalo Straface, actual director nacional del Programa Federal del INAP.
Por 19/06/2018 17:22

El emprendedor Andrés "Andy" Freire renunció a su banca de legislador porteño por el PRO y se retirará de la política para volver al mundo privado. Lo anunció este martes con una publicación en Facebook, donde adelantó que asumirá como director de Trocafone, un emprendimiento que co-fundó en 2014 y que se dedica a reciclar viejos celulares y “hacerlos accesibles a quienes no tienen los medios económicos para acceder a uno nuevo”.

En su lugar asumirá Gonzalo Straface, actual director nacional  del Programa Federal del Instituto Nacional de la Administración Pública (INAP), dependiente del Ministerio de Modernización nacional. Es politólogo y fue el candidato a diputado número diecisiete de la nómina que encabezó Freire, tras su salida del ministerio homónimo, pero de la Ciudad.

“Creo firmemente que hay que romper este mito de que o sos político de por vida o no podes sumar en lo público. Espero que mucha más gente quiera hacer un aporte”, argumentó Freire, tras su salida, en diálogo con Letra P. Su renuncia se hará efectiva el 1 de julio y su última sesión será el jueves 28 de junio. En tanto, su reemplazo tomaría la banca el jueves cinco de julio.
 

 

 

Freire asumió en 2015 en la Ciudad como ministro de Modernización, Innovación y Tecnología, a pedido de Horacio Rodríguez Larreta. Antes, había rechazado una oferta de María Eugenia Vidal para ocupar el cargo de ministro de la Producción en la provincia de Buenos Aires. Su relación con el PRO data de años e incluso mantiene diálogo directo con el presidente Mauricio Macri, quien lo alentó a "meterse en política" hace un par de años.

Sin un paso previo por la política, el emprendedor desembarcó en el estado porteño bajo la conducción de Rodríguez Larreta, a quien conoció a mediados de los noventa cuando se acercó a una charla del Grupo Sophia, el think tank que conducía el alcalde y que sirvió como institución de formación para buena parte de jóvenes que luego se volcarían a Compromiso para el Cambio y más tarde al PRO. Al poco tiempo de asumir tuvo un sinfín de cruces con sus compañeros de gabinete, pero hubo una riña que lo dejó sin crédito: de un día para otro desplazó de la jefatura de gabinete del ministerio a Sebastián Perdomo, funcionario de confianza del jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel.

 

 

A pesar de que acumulaba cortocircuitos con los ministros, Freire contó siempre con el respaldo de Rodríguez Larreta, que incluso lo defendía ante el resto del gabinete porteño. El alcalde fue quien más se opuso a su candidatura porque no quería titulares de carteras en las listas de candidatos. Tiempo después, la jefatura de campaña, coordinada por Diego Santilli y Maximiliano Ferraro, propuso su nombre como cabeza de nómina y Rodríguez Larreta avaló la jugada. Pese a la resistencia del ministro, el alcalde le pidió que acepte la candidatura y acordaron una licencia sin goce de sueldo para que, luego de la campaña, volviera a la gestión.

Fue necesario un mano a mano entre el alcalde y el entonces ministro para cerrar su postulación. En medio de la campaña, y en el marco de una reunión entre legisladores y ministros, un chiste del ministro Martín Ocampo graficó lo que se vivió puertas adentro del Gobierno porteño durante las semanas de tensión en las que Freire amenazaba con rechazar la candidatura. El ministro de Justicia y Seguridad hablaba de la gestión de su cartera, de la Legislatura y las leyes de fin de año. En un pasaje de su alocución se refirió a Freire, presente en el encuentro. Fiel a su estilo bromista, Ocampo, entre risas, lo encaró: “Andy, te conocíamos poco. Con el tiempo nos conocimos y pudimos trabajar en conjunto, aunque tuvimos que enviar a toda la Policía de la Ciudad para que firmes como candidato a legislador”. Este chiste interno permite dimensionar la compleja negociación que se tejió para que Freire acepte la candidatura.

En esas elecciones la lista que encabezó Elisa Carrió superó los 50 puntos en la Ciudad y la alianza Vamos Juntos consiguió 16 diputados porteños. Freire ingresó al Parlamento y las especulaciones sobre su futuro corrieron como reguero de pólvora: que renunciaba en marzo, que volvía al Gobierno, etc. Finalmente, asumió en diciembre con el resto de los ediles y quedó a cargo de la Comisión de Desarrollo Económico. En paralelo, Rodríguez Larreta decidió la eliminación de Modernización, el ministerio que condujo hasta el 10 de diciembre de 2017. Naturalmente, su regreso a la gobernación porteña era imposible y se especuló con un desembarco al Gobierno Nacional, que él mismo siempre negó.

Hace una semana le adelantó a Rodríguez Larreta que quería dejar su banca y volver al sector privado, en el marco de la flamante inversión que recibió su compañía de parte de Aihuishou, la empresa líder del rubro en China. En ese encuentro, realizado en un bar del barrio de Saavedra, el alcalde le ofreció colaborar con el PRO liderando un programa de desarrollo emprendedor en ciudades. Según pudo saber Letra P, Freire aceptará la oferta si esa labor es “ad honorem”.