X
En el congreso de renovación de autoridades de la Coalición Cívica, Lilita volvió a la carga. Pide “cambiar” el frente de gobierno “desde adentro”. Rechazó ser candidata a senadora en 2019.
Redacción 15/12/2018 17:47

Luego de la furia que desató contra el reglamento para el uso de armas de fuego, la diputada Elisa Carrió volvió a la carga con dardos discursivos dirigidos hacia el esquema de la alianza de la que es socia fundadora. “Nosotros somos Cambiemos pero no somos corruptos, que también los hay en Cambiemos, ni cómplices ", espetó Lilita sin reparos este sábado en Ezeiza durante el congreso de la Coalición Cívica-ARI en el que se renovaron autoridades partidarias. “No tenemos que ver con la mafia del fútbol”, añadió la legisladora en sus ya clásicas arremetidas contra Daniel Angelici.

Pero el presidente de Boca no fue el único apuntado en las alusiones implícitas de Carrió. También disparó hacia el titular de la Cámara baja, Emilio Monzó, quien días atrás sostuvo que los acuerdos parlamentarios “se logran gracias a la rosca política”: “Un señor, hace unos días, reivindicó el Parlamento como lugar de la rosca política. Ese día me abrió la puerta de salida de ese lugar, que será cuando presente la jubilación. Adentro van a quedar los dirigentes de la CC que nunca fueron, ni van a ser parte de ninguna rosca”, rebatió Lilita para dejar flotando la posibilidad de un retiro, más aún cuando aseveró: “No tengo físico para ir al Senado de la Nación. Nunca quise ser senadora, pero ahora no puedo. Voy a estar más lejos de los cargos, pero más cerca de ustedes”.
 


Además de expresar su oposición al “financiamiento de empresas a los partidos políticos”, la referente de la Coalición Cívica reeditó su malestar para con el protocolo de uso de armas firmado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich: “Defendemos los derechos humanos de todos y cada uno y la no violencia. Nosotros nunca vamos a ser fascistas y vamos a seguir siendo ecuménicos y humanistas hasta el fin de los días”.

“Argentina es la Nación en la que, si avanza Cambiemos siendo fiel a sus principios, podemos lograr una revolución en paz y sin balas. Pero para eso hay que cambiar Cambiemos desde adentro", marcó para sí dotar de un cariz positivo de estos tiempos políticos las citaciones a indagatoria de Franco y Gianfranco Macri: "Que hayan sido citados por la Justicia el hermano y el padre del Presidente demuestra que hoy no hay blindaje para la impunidad. Es impresionante que hoy los máximos directivos de Techint estén procesados, ni yo me lo esperaba, que trabajé años para algo así".
 


Al subrayar que “el delito no tiene partido”, Lilita arengó a su tropa: “Nadie de la Coalición Cívica se verá restringido a denunciar a cualquier miembro de cualquier partido político, incluso Cambiemos, si encuentra delitos de corrupción. Quien no lo denuncie estará traicionando a este partido. En este país no tiene que haber impunidad para nadie”.

Durante el congreso partidario se efectuó el recambio de autoridades. La legisladora bonaerense Maricel Etchecoin dejó su cargo como Secretaria General del partido, y en su lugar asumió Maximiliano Ferraro, legislador porteño y jefe de campaña de Carrió en 2015.

Carrió: “Somos Cambiemos pero no corruptos, que también los hay en Cambiemos”

En el congreso de renovación de autoridades de la Coalición Cívica, Lilita volvió a la carga. Pide “cambiar” el frente de gobierno “desde adentro”. Rechazó ser candidata a senadora en 2019.

Luego de la furia que desató contra el reglamento para el uso de armas de fuego, la diputada Elisa Carrió volvió a la carga con dardos discursivos dirigidos hacia el esquema de la alianza de la que es socia fundadora. “Nosotros somos Cambiemos pero no somos corruptos, que también los hay en Cambiemos, ni cómplices ", espetó Lilita sin reparos este sábado en Ezeiza durante el congreso de la Coalición Cívica-ARI en el que se renovaron autoridades partidarias. “No tenemos que ver con la mafia del fútbol”, añadió la legisladora en sus ya clásicas arremetidas contra Daniel Angelici.

Pero el presidente de Boca no fue el único apuntado en las alusiones implícitas de Carrió. También disparó hacia el titular de la Cámara baja, Emilio Monzó, quien días atrás sostuvo que los acuerdos parlamentarios “se logran gracias a la rosca política”: “Un señor, hace unos días, reivindicó el Parlamento como lugar de la rosca política. Ese día me abrió la puerta de salida de ese lugar, que será cuando presente la jubilación. Adentro van a quedar los dirigentes de la CC que nunca fueron, ni van a ser parte de ninguna rosca”, rebatió Lilita para dejar flotando la posibilidad de un retiro, más aún cuando aseveró: “No tengo físico para ir al Senado de la Nación. Nunca quise ser senadora, pero ahora no puedo. Voy a estar más lejos de los cargos, pero más cerca de ustedes”.
 


Además de expresar su oposición al “financiamiento de empresas a los partidos políticos”, la referente de la Coalición Cívica reeditó su malestar para con el protocolo de uso de armas firmado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich: “Defendemos los derechos humanos de todos y cada uno y la no violencia. Nosotros nunca vamos a ser fascistas y vamos a seguir siendo ecuménicos y humanistas hasta el fin de los días”.

“Argentina es la Nación en la que, si avanza Cambiemos siendo fiel a sus principios, podemos lograr una revolución en paz y sin balas. Pero para eso hay que cambiar Cambiemos desde adentro", marcó para sí dotar de un cariz positivo de estos tiempos políticos las citaciones a indagatoria de Franco y Gianfranco Macri: "Que hayan sido citados por la Justicia el hermano y el padre del Presidente demuestra que hoy no hay blindaje para la impunidad. Es impresionante que hoy los máximos directivos de Techint estén procesados, ni yo me lo esperaba, que trabajé años para algo así".
 


Al subrayar que “el delito no tiene partido”, Lilita arengó a su tropa: “Nadie de la Coalición Cívica se verá restringido a denunciar a cualquier miembro de cualquier partido político, incluso Cambiemos, si encuentra delitos de corrupción. Quien no lo denuncie estará traicionando a este partido. En este país no tiene que haber impunidad para nadie”.

Durante el congreso partidario se efectuó el recambio de autoridades. La legisladora bonaerense Maricel Etchecoin dejó su cargo como Secretaria General del partido, y en su lugar asumió Maximiliano Ferraro, legislador porteño y jefe de campaña de Carrió en 2015.