X
El intendente de Lomas de Zamora cuestionó el proyecto bonaerense y consideró que significa un “ajuste brutal”. En 2017, la gobernadora tuvo su respaldo. La carrera provincial que había insinuado.
Redacción 08/11/2018 8:41

El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, disparó contra el proyecto de ley de presupuesto presentado por la gobernadora María Eugenia Vidal para la provincia de Buenos Aires. La posición del intendente se distancia de la adoptada en debates anteriores, cuando se puso al frente de las conversaciones con el oficialismo y facilitó la autorización parlamentaria de la ley de recursos y gastos y el endeudamiento.   

En el umbral del año electoral, el lomense, que en algún momento lanzó la consigna #UnaProvinciaParaTodos y llegó a escuchar el clamor de un grupo de alcaldes peronistas para que se postulase a la gobernación, calificó de “ajuste brutal” el presupuesto 2019 que los legisladores de la provincia analizan por estas horas, según publica el portal Política del Sur, y cuestionó que se hagan transferencias de “todo tipo de responsabilidad y no de recursos” a los municipios.

 

 

Insaurralde consideró que las imposiciones en torno a la ejecución del Fondo Educativo, la transferencia a las comunas de los costos por los subsidios al transporte público local y de las tarifas sociales que subsidian los servicios energéticos – paquete de medidas que el Ejecutivo negociará con la oposición- implican un “avasallamiento a las cuentas públicas de los municipios” que afectará “las autonomías municipales”.

Las críticas del intendente de Lomas de Zamora al presupuesto de Vidal anticipan que este año el debate de los proyectos no tendrá un tratamiento exprés como ocurrió en 2017, cuando la gobernadora consiguió que los legisladores autorizaran, además del presupuesto, un mega endeudamiento.

 

 

El año pasado, Insaurralde se puso al frente de las negociaciones con el oficialismo y, junto a su par de La Costa, Juan Pablo de Jesús, y Hugo Corvatta, de Saavedra, ofició de vocero de un sector de intendentes del peronismo, rol que finalmente fue cuestionado – sobre todo- por los mandamases del interior, quienes criticaron su posición y se opusieron a las leyes enviadas por Vidal.

En aquel momento, la votación expuso la interna del peronismo bonaerense. Cambiemos sólo acordó con un puñado de jefes comunales y dejó afuera de ese pacto al entonces jefe del PJ provincial, Fernando Espinoza, y de buena parte de los intendentes del interior. Ese cuadro de situación se trasladó al recinto y hubo voto dividido entre la bancada pejotista/kirchnerista.

 

 

En sus recientes declaraciones, Insaurralde cuestionó, además, las políticas económicas implementadas por la administración de Mauricio Macri. “La gente en el conurbano la está pasando muy mal”, señaló lomense y pidió que se cambiara “la matriz económica a una productiva, que cuide el mercado interno”, para no ser “un país agroexportador que tenga dólares para unos pocos”.

Además, el mandatario cuestionó que “los comedores rebalsan, el consumo se está derrumbando y se ve la angustia en la calle” y recordó que son los intendentes quienes ejecutan políticas “en materia de ayuda social directa”.

El dirigente indicó que, ante este contexto, la gente ya decidió que “hay que construir un gran frente electoral opositor que vuelva a incluir a la enorme mayoría de argentinos que están quedando excluidos por el programa económico” de Macri. En ese sentido, consideró que la unidad de la oposición “se está dando desde abajo hacia arriba” y que, si bien los dirigentes “tienen sus tiempos, la gente ya no puede esperar”.

Insaurralde apuntó contra el presupuesto de Vidal

El intendente de Lomas de Zamora cuestionó el proyecto bonaerense y consideró que significa un “ajuste brutal”. En 2017, la gobernadora tuvo su respaldo. La carrera provincial que había insinuado.

El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, disparó contra el proyecto de ley de presupuesto presentado por la gobernadora María Eugenia Vidal para la provincia de Buenos Aires. La posición del intendente se distancia de la adoptada en debates anteriores, cuando se puso al frente de las conversaciones con el oficialismo y facilitó la autorización parlamentaria de la ley de recursos y gastos y el endeudamiento.   

En el umbral del año electoral, el lomense, que en algún momento lanzó la consigna #UnaProvinciaParaTodos y llegó a escuchar el clamor de un grupo de alcaldes peronistas para que se postulase a la gobernación, calificó de “ajuste brutal” el presupuesto 2019 que los legisladores de la provincia analizan por estas horas, según publica el portal Política del Sur, y cuestionó que se hagan transferencias de “todo tipo de responsabilidad y no de recursos” a los municipios.

 

 

Insaurralde consideró que las imposiciones en torno a la ejecución del Fondo Educativo, la transferencia a las comunas de los costos por los subsidios al transporte público local y de las tarifas sociales que subsidian los servicios energéticos – paquete de medidas que el Ejecutivo negociará con la oposición- implican un “avasallamiento a las cuentas públicas de los municipios” que afectará “las autonomías municipales”.

Las críticas del intendente de Lomas de Zamora al presupuesto de Vidal anticipan que este año el debate de los proyectos no tendrá un tratamiento exprés como ocurrió en 2017, cuando la gobernadora consiguió que los legisladores autorizaran, además del presupuesto, un mega endeudamiento.

 

 

El año pasado, Insaurralde se puso al frente de las negociaciones con el oficialismo y, junto a su par de La Costa, Juan Pablo de Jesús, y Hugo Corvatta, de Saavedra, ofició de vocero de un sector de intendentes del peronismo, rol que finalmente fue cuestionado – sobre todo- por los mandamases del interior, quienes criticaron su posición y se opusieron a las leyes enviadas por Vidal.

En aquel momento, la votación expuso la interna del peronismo bonaerense. Cambiemos sólo acordó con un puñado de jefes comunales y dejó afuera de ese pacto al entonces jefe del PJ provincial, Fernando Espinoza, y de buena parte de los intendentes del interior. Ese cuadro de situación se trasladó al recinto y hubo voto dividido entre la bancada pejotista/kirchnerista.

 

 

En sus recientes declaraciones, Insaurralde cuestionó, además, las políticas económicas implementadas por la administración de Mauricio Macri. “La gente en el conurbano la está pasando muy mal”, señaló lomense y pidió que se cambiara “la matriz económica a una productiva, que cuide el mercado interno”, para no ser “un país agroexportador que tenga dólares para unos pocos”.

Además, el mandatario cuestionó que “los comedores rebalsan, el consumo se está derrumbando y se ve la angustia en la calle” y recordó que son los intendentes quienes ejecutan políticas “en materia de ayuda social directa”.

El dirigente indicó que, ante este contexto, la gente ya decidió que “hay que construir un gran frente electoral opositor que vuelva a incluir a la enorme mayoría de argentinos que están quedando excluidos por el programa económico” de Macri. En ese sentido, consideró que la unidad de la oposición “se está dando desde abajo hacia arriba” y que, si bien los dirigentes “tienen sus tiempos, la gente ya no puede esperar”.