X

Vidal sube 38% el impuesto Inmobiliario y grava el juego on line

Proyecta así, sumar $16.500 millones para amortiguar el déficit de $40 mil millones previsto para el próximo año. Tocará los premios de las tragamonedas y el juego en línea no regulado.
Redacción 05/11/2018 14:38

El gobierno de María Eugenia Vidal presentará este lunes en la Legislatura bonaerense el presupuesto y la ley Fiscal-Impositiva 2019. Según datos a los que pudo acceder Letra P, la mandataria buscará obtener una mayor recaudación a partir de la suba de los impuestos Inmobiliarios rural y urbano y la incorporación de dos nuevos gravámenes al juego on line.

Con estas reformas impositivas, la mandataria espera sumar un total de $16.500 millones a las arcas de la provincia para, de esa manera, reducir el déficit previsto de $40 mil millones para el próximo año.

Según establece el proyecto fiscal, el Inmobiliario tendrá una suba del 38%, que significará, según fuentes de gobierno, un aumento promedio de $99 pesos mensuales para tres de cada cuatro viviendas bonaerenses. 



 

Respecto al juego, Vida regulará las apuestas que se juegan en línea, que hasta la fecha no reportan tributos, incorporándoles el pago de un 15% por Ingresos Brutos más un canon aproximado de 34% a aplicar sobre la ganancia de cada empresa dedicada al rubro. Los técnicos del gobierno bonaerense calculan que representará un ingreso $2.5 mil millones.

Además, la gobernadora fijará un nuevo impuesto sobre las tragamonedas, que será el 2% de valor de los premios y que representará, según indicaron fuentes del Ministerio de Economía, una recaudación de $6 mil millones.

El proyecto de ley impositiva estipula también la baja de Ingresos Brutos en varias actividades, como construcción, servicios profesionales, transporte, servicios públicos, comunicaciones y alquiler.

Según trascendió, las rebajas se darán según el siguiente detalle:

 

Producción primaria del 1,5 al 0,75% 
Construcción del 3 al 2,5%
Servicios del 5 al 4,5%
Transporte del 3 al 2%
Comunicaciones del 5 al 4%
Servicios Inmobiliarios del 6 al 5%
Electricidad, gas y agua del 4 al 3,75%

 

LA DEUDA. Vidal pedirá para 2019 la autorización para endeudarse por $68.500 millones, que serán destinados al pago de la deuda ya contraída con vencimiento el próximo año. Se sumará, además, un pedido por $8.500 millones para resolver la deuda de corto plazo. Esta instancia no contempla la ejecución de obra pública, que, según adelantaron voceros del gobierno, se desarrollará igual, y en un 35% de cálculo, aunque con recursos de la provincia y de los organismos internacionales como el BID y el Banco Mundial. 

El proyecto de presupuesto establece un gasto total de $929 mil millones, con un ingreso previsto en $889 mil millones y un déficit de $40 mil millones. En esta cuenta, suma en el déficit los $25 mil millones que el gobierno nacional le transfiere a la provincia en concepto de subsidio al transporte.

Fuentes del Ejecutivo indicaron que, pese a este panorama, está asegurado el pago de salarios, aguinaldos, jubilaciones y gastos generales básicos, ya que existe superávit en el gasto corriente que representa, según estimaron las fuentes, un monto de $12 mil millones. 

Las áreas con más aumentos de partidas serán, en orden de prioridad: Obra Pública, Desarrollo Social, Educación, Salud y Seguridad. En tanto, no se prevé, como es habitual, una pauta de actualización salarial, aunque existen previsiones que se ajustan a la inflación prevista del 23%, en línea con lo estimado por el gobierno nacional.

 


MUNICIPIOS. El proyecto de ley de presupuesto establece el aumento del Fondo Educativo en un 49%, lo que representará un incremento de $8.400 millones que se descentralizan de forma directa a los 135 municipios bonaerenses. Sin embargo, esto no resultará necesariamente una buena noticia para los jefes comunales. ya que se establece que en las comunas del conurbano se deberá utilizar el 100% de esos recursos en obras de infraestructura escolar, cuando en la actualidad lo establecido es el 50%. Y, en el caso de los municipios del interior, se aumentará esa responsabilidad de un 40 a un 70%. Los intendentes, de todos los sectores políticos, reclaman desde hace tiempo una mayor flexibilidad de este gasto, por lo que la novedad no parece que vaya a tener una buena recepción.

 

 

Otro punto de cruce con los jefes comunales será la decisión del gobierno de transferir a las comunas que tengan transporte local los $25 mil millones de gastos por los subsidios que transfiere la Nación. Voceros del Ejecutivo aseguran que ese dinero está compensado por los $3 mil millones que percibirán las comunas por fondos provenientes de la coparticipación, impuesto a los sellos y otros items. Servirán, según expresaron fuentes oficiales, como una suerte de “compensación” por el monto que tendrán que absorber en materia de transporte.

Respecto al Fondo del Conurbano, si bien no está detallado en la ley de leyes, el gobierno provincial continuará reclamando la actualización de este beneficio, que, según los cálculos vidalistas, debería ascender en 2019 a $89 mil millones. Esa definición deberá pasar por el Congreso, un ámbito muy difícil para la provincia de Buenos Aires.