Proyección 10-D

Walter Nostrala será el jefe del bloque de Luis Juez en la Legislatura de Córdoba

El histórico ladero del senador conducirá una bancada de seis. Frenar el pac-man llaryorista y contribuir a la unidad de JxC, su misión. En la UCR sigue la rosca.

Con la contundente victoria de Javier Milei en tierras cordobesas, la rosca en la nueva Legislatura entra en cuenta regresiva. En ese juego, el Frente Cívico, la fuerza del senador Luis Juez da pasos firmes. Ubicados en la línea de largada, saben que se trata del sector elegido por Martín Llaryora para el guanteo político. A diferencia de la UCR, el PRO y la Coalición Cívica, el juecismo muestra cohesión y rapidez de acción. Activos que cotizan alto en la política de Córdoba.

El elegido para presidir el bloque de Juez es Walter Nostrala. Nacido en la ciudad de Río Tercero, su foja de servicios incluye el rol de jefe de campaña del senador y la vicepresidencia del FC. Durante el período de Juez al frente de la Municipalidad de la capital (2003 -2007), Nostrala fue el presidente de la entonces flamante empresa estatal de transporte urbano, la TAMSE. Además, fue concejal de la ciudad. Junto al exsenador Ernesto Martínez integra la mesa chica juecista. En la actualidad es parlamentario del Mercosur.

“Walter es el elegido. Vamos a ser oposición. Para eso nos eligieron”, lanzan desde el entorno del futuro legislador, que tendrá a su cargo un bloque de siete integrantes. Sin sacar los pies del plato, ni apartándose una coma de un libreto estudiado, los esturiones juecistas repiten el mantra de la oposición. "Vamos funcionar como interbloque, aunque cada uno tendrá su espacio. Nos eligieron como oposición, pero desde ya está el compromiso de garantizar la gobernabilidad”, indican ante la consulta de Letra P. “No tengan dudas”, reafirman.

Unidad a prueba de todo

Pese a esto, ante diversas consultas, la unidad es la palabra que viste todo el futuro interbloque de Juntos por el Cambio. “Está todo bien. Puede haber diferencias. Y las habrá en distintos temas. Pero estamos trabajando bien. De hecho, creo que Córdoba, a diferencia de otros lugares, quedó demostrado el valor del laburo conjunto”, confían cerca de la Unicameral.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fljuez%2Fstatus%2F1573842767565971456&partner=&hide_thread=false

Una muestra de eso es que Gregorio Hernández Maqueda, único representante de la Coalición Cívica en la Legislatura, expresó su decisión de continuar en la coalición, yendo incluso en contra de la propia Elisa Carrió. Según trascendió, esta tensión y rebeldía de parte del “lilito”, sería el caldo de cultivo para que el joven dirigente desembarque en el Frente Cívico. “Va a tener su bloque. Pero trabaja con nosotros”, sellan desde el juecismo.

La nominación del secretario de Transporte de la provincia, Franco Mogetta, como futuro titular de esa cartera a nivel nacional bajo la égida de La Libertad Avanza, puede ser leída como otro impacto cordobesista. Máxime si se tiene en cuenta que Juez fue uno de los primeros en apoyar abiertamente a Milei. Golpe por golpe.

El Pac-Man llaryorista

Del lado de la UCR, las definiciones llegarán la semana previa a la asunción de Llaryora, prevista para el 10 diciembre. Los dos obuses al PRO fueron un aviso de la sed de expansión que tiene el Pac-Man llaryorista.

“La semana que viene, antes del jueves, vamos a tener definidos a las autoridades. La relación es buena. Nos vamos a reunir. Vamos a ser un bloque sólido. Unido”, repiten desde el centenario partido. Sin nombres definidos, “hay muchos”, cierto es que la voz cantante la tendrá el sector formado por ex intendentes de interior profundo.

“Lo que no vamos a ceder es la territorialidad y la defensa de la territorialidad. Como oro. Juez hizo un buen trabajo en la campaña provincial, pero fueron los intendentes los que lo militaron. Eso lo tenemos que defender”, lanza un futuro legislador ante la consulta de Letra P.

La historia viene de larga data. A fines del año pasado, fueron los jefes comunales los que reclamaron mayor protagonismo en las listas ante la preeminencia de la cúpula de la capital. Con un Rodrigo de Loredo en proceso de reconstrucción, entienden que un buen trabajo legislativo puede catapultarlos como el tercero en discordia ante Llaryora. “Hay algunos que apuntan no sólo a presidir el bloque sino a dirigir el partido a nivel provincial”, confía un radical de estrechísimo vínculo con el sector del intendentismo.

De todas maneras, anticipan que “va ser una Legislatura más sincera. Porque no habrá tanta rosca, como cuando hay militantes. Acá habrá varios exintendentes. Será más ejecutiva y con más acción”. La tropa cuenta con 10 soldados que pegarán el salto a la Unicameral. Un número nada despreciable. A ellos habrá que sumarle otros 14 exjefes comunales de Hacemos Unidos por Córdoba y uno del Unión por la Patria. “Habrá coincidencias”, anticipan.

Mientras tanto, en el PRO reina el silencio/desconcierto. Los impactos por las salidas de Dellarrossa y Capitani, más la separación de Karina Bruno del bloque dejaron al espacio en estado de shock. De todas maneras, se espera que el duelo se haga rápido. El tiempo, dicen, a veces, es tirano.

martin llaryora partio al pro en la legislatura y profundiza la diaspora amarilla
Martín Llaryora está como quiere: en el centro de la escena y en el marco del diálogo con Javier Milei. 

También te puede interesar