ELECCIONES 2023

Recalculando: los dilemas del peronismo en Buenos Aires

El debate está abierto en las mesas de discusión de Unión por la Patria. Qué hacer con Milei, el rol de CFK y una reconfiguración del discurso en carpeta.

El peronismo de la provincia de Buenos Aires acusó recibo del resultado sorpresivo de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y debate hacia su interior cuál es la mejor estrategia de campaña para poner a Sergio Massa en el ballotage, lograr la reelección de Axel Kicillof y retener las intendencias el próximo 22 de octubre. Aunque hay algunas certezas, lo que abundan son las dudas y los dilemas que deberá que enfrenar en el camino hacia la elección general en la provincia del 37 por ciento del padrón electoral nacional con intereses que en muchos casos chocan entre sí. ¿Qué hacer con Javier Milei? ¿Es conveniente que Cristina Fernández de Kirchner se sume a la campaña? ¿Hacía dónde tiene que ir el discurso?

A horas de conocerse el resultado de las primarias, la dirigencia peronista bonaerense coincidió en algo: pese a que Milei demostró ser un "peligro real" a nivel nacional, en Buenos Aires su crecimiento salvó a Unión por la Patria (UP) de una posible derrota estrepitosa. Analizan que el libertario le sacó más votos a Juntos por el Cambio que al peronismo. Fue lo que hizo que la coalición opositora terminara tres puntos debajo del gobernador. Aplican la misma lógica en muchas intendencias.

Es justamente a partir de esa certeza que surgen las dudas y dilemas. Si Milei fue funcional a UP en la provincia, ¿hay que sostenerlo? ¿Hay que volver a cuidarle la boleta en el cuarto oscuro como reconocen haber hecho algunos dirigentes? ¿Y si hacerlo lo catapulta aun más a nivel nacional perjudicando a Massa? ¿Cómo ir en busca del voto peronista que fue al libertario?

En el gobierno provincial y en gran parte de las intendencias tienden a creer que la polarización tiene que ser con el libertario. Una fuente del entorno de Kicillof confió a Letra P que la intención, además de crecer, es evitar que parte del electorado que votó a Carolina Piparo vaya al candidato de JxC, Néstor Grindetti, en forma de voto útil. Para eso, "es necesario mantener a Milei en la cancha", aunque, al mismo tiempo, hay que ir por el votante que históricamente fue peronista y que, decepcionado de la gestión, fue a La Libertad Avanza. Unión por la Patria analiza cómo hacer para que Milei retenga el voto que le sacó a JxC, pero pierda el que le robó al peronismo.

Cuando la discusión baja a las intendencias se complejiza aun más. Como contó este medio, los intendentes e intendentas que ganaron holgadamente en sus distritos se enfocarán en transferir sus votos a Massa y Kicillof, por lo que militarán fuertemente la boleta completa en defensa propia. Creen que Milei o Patricia Bullrich en la Casa Rosada representan un peligro para gestionar las intendencias.

Pero el panorama es diferente en las intendencias donde el margen de diferencia fue menor o incluso se perdió, como en Ituzaingó y Morón. En diálogo con este medio, un intendente lo graficó de la siguiente manera: “Vamos a jugar bien para Axel y Massa, pero sin inmolarnos”. A menos de una semana de las PASO, en muchos distritos ya se debate la necesidad -o no- de fomentar el corte de boleta con Milei a la cabeza para evitar una derrota local.

En ese esquema de incertidumbre, la conveniencia de una CFK más involucrada en la campaña es parte del debate. Especialmente en el conurbano bonaerense hay que quienes consideran que una presencia activa de la vicepresidenta podría favorecer la recuperación de votantes de los barrios humildes que fueron al libertario y que podría convencer, además, a parte del electorado que no fue a votar para que ahora lo haga y en favor de Massa. Antes de las primarias, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, había asegurado que estaba la intención de que la vicepresidenta estuviera en el distrito haciendo campaña después de las PASO.

Sin embargo, hay también quienes consideran que esa puede ser un arma de doble filo, que perjudique la estrategia dirigida al voto blando que fue a Horacio Rodríguez Larreta. Como sea, CFK hizo oídos sordos al pedido de Máximo Kirchner en la previa a las PASO y sólo en ella estará la decisión de jugar activamente o no. Por lo pronto, apenas volvió de Santa Cruz, se reunió con Massa, Kirchner y Kicillof para delinear la estrategia que viene.

El discurso de campaña también está en discusión dentro de Unión por la Patria. Especialmente el gobernador bonaerense lo focalizó en el eslogan “los derechos o la derecha”. Sin embargo, en palabras de Massa, “el cachetazo a la política” que evidenció el resultado de la elección hace cuestionar esa línea. Para el Movimiento Evita, ese discurso en las barriadas no entra, porque amplios sectores no tienen esos derechos que UP dice que se ponen en riesgo votando a Milei o Bullrich. Parte de la dirigencia peronista vinculada a los intendentes en el conurbano coincide con el diagnóstico de la organización social. En el medio, hay quienes machacan con la idea de trabajar un discurso focalizado y diferente para cada sector, aunque reconocen que esa estrategia es de difícil implementación.

Como sea, las diferentes tribus del peronismo consultadas por este medio coinciden en que hay que dejar pasar los días y ver cómo se va encaminando la cosa, esperar que la ola por efecto sorpresa de Milei pase y que Massa logre acomodar las variables económicas para generar cierta estabilidad y recuperación de ingresos. Sin este último punto, aseguran, la campaña se hará cuesta arriba y no habrá estrategia que valga para cumplir los tres objetivos.

ajuste brutal, la espada de damocles que empuja a los intendentes a militar por massa
suma fija: massa les pide a los intendentes que rompan el chanchito

Las Más Leídas

También te puede interesar