LIBERTARIOS VS. FEDERALES

Ni un paso atrás: Ignacio Torres cavó trinchera en Chubut y subió un cambio en la guerra contra Javier Milei

El gobernador cosechó respaldo local unánime. Reafirmó su ofensiva judicial y política. Dijo que el Presidente encabeza "una locura institucional".

El gobernador de Chubut, Ignacio Torres, no dio un paso atrás ni para tomar envión: lejos de recalcular, este lunes cavó una trinchera y desde la simbólica “Banca del Pueblo” que existe en la Legislatura provincial reafirmó su Modo Chávez para responder los ataques del gobierno nacional y puntualmente del presidente Javier Milei.

"Nacho" Torres reafirmó el plazo del miércoles para tener una respuesta concreta y, lejos de alguna marcha atrás, confirmó su ofensiva, convocó a todos los sectores políticos y sociales a “no callarse más”, propuso “reivindicar la política como herramienta de cambio”, agradeció haberse puesto en el centro de la escena del conflicto entre libertarios y federales y hasta se permitió críticas severas al “modelo de país” de La Libertad Avanza y a la metodología del ajuste implementado.

El pueblo de Ignacio Torres

Aunque en otras provincias y sectores le aparecieron algunas dudas, la representación institucional y política que logró Torres este lunes fue mayúscula: no sólo consiguió el aval unánime de la Legislatura sino que el recinto se pobló con la totalidad de las autoridades municipales de los distintos espacios políticos, y con quienes en representación de la provincia ocupan lugares en el Congreso. Advirtió que sectores privados de poder productivo lo llamaron para apoyarlo. Desde las gradas brotó varias veces el grito de guerra: "Nacho, querido, el pueblo está contigo".

La Legislatura aprobó formalmente un proyecto de repudio a las “Retenciones y apropiaciones indebidas e ilegales”, cuya propuesta formalizó Daniel Hollmann, del bloque oficialista Despierta Chubut. Esa iniciativa propicia la ejecución de las medidas administrativas y judiciales necesarias “contra el atropello ilegal del gobierno nacional”.

Otra cumbre clave de la Patagonia

Torres anunció que "cumplirá el mandato" legislativo, que es reclamar "por todas las vías posibles lo que me corresponde" yconfirmó la cumbre con gobernadores patagónicos, este martes, en la ciudad de Buenos Aires.

Respecto del conflicto en sí, Torres dijo que “la decisión está tomada”, y que no la tomó él sino partidos políticos, representantes institucionales, cámaras empresariales, sindicatos y jubilados. Resumió su postura: “No pedimos un peso. ¿Saben qué? No quiero ir más a la Casa Rosada. Simplemente, no nos pisen más”, afirmó. Además reveló: “La idea de cerrar la válvula no fue de un ‘orco’, fue una idea de jubilados petroleros que saben bien cómo históricamente nos pisotearon y se quedaron con nuestros recursos”.

WhatsApp Image 2024-02-26 at 20.23.12.jpeg
Ignacio Torres en la Legistura de Chubut.

Ignacio Torres en la Legistura de Chubut.

"Este conflicto se va a resolver, estén tranquilos, pero no será por el diálogo, porque del otro lado hay amenazas y agravios. Se resolverá con otro árbitro y tenemos la tranquilidad de que peleamos por algo justo y por una Argentina fe-de-ral", remarcó separando en sílabas.

Ignacio Torres vs. Javier Milei: "qué locura, por Dios"

En pose de subcomandante Nacho, Torres arremetió: "me ponen como 'Nachito, el gobernador chavista', pero la paz social la rompe un Estado que no puede darle medicamentos a su gente o no le puede dar educación a los más chicos. No entiendo por qué llegar a estos límites. No lo vamos a permitir".

“Lo que está haciendo el gobierno nacional con nosotros es una locura desde el punto de vista institucional. ¡Hasta dónde llegamos! Llegamos a este nivel porque el Presidente nos trata con desprecio, nos dice que somos de cabotaje y que él es de la Premier League”, cruzó a la ironía presidencial. “No vamos a tener Síndrome de Estocolmo. Alguien que está en el gobierno, a quien quiero mucho, me llamó para decirme que me calle un rato, que el Presidente se olvida y se pelea con otro. ¡Qué locura, por Dios! ¿En qué país vivimos?”, se explayó.

“Si no ganábamos centralidad con esta discusión nos iban a joder y nos iban a pisar la cabeza. La Patagonia representa la mitad de las divisas que históricamente dilapidan los gobiernos nacionales”, remarcó Torres y apuntó : “Me denuncia penalmente a mí un gobierno que nos tendría que estar abrazando”.

Javier Milei, el presidente de la burla y los insultos

“Nadie más que yo quiere que este conflicto se resuelva, pero nos pusieron en un lugar en que o nos someten o nos plantamos después de tantos años de miedo. Es hora de una Argentina federal”, aseveró Torres en otro tramo de su discurso. “No quiero ser recordado como el gobernador que cerró la válvula, pero sí como el gobernador que hizo lo que tenía que hacer”, completó. La sesión fue reiteradamente calificada de “histórica”, porque por primera vez un jefe del Ejecutivo ocupó en la Cámara de Diputados la “Banca del Pueblo”.

El mandatario patagónico se dio el gusto de intervenciones más políticas, al margen del conflicto puntual. Alertó sobre el ajuste sobre los jubilados y cuestionó que el gobierno nacional “festeje” el equilibrio fiscal “cuando tuvo consecuencias muy dolorosas”.

“No somos de cabotaje ni tenemos miedo de hablar”, le contestó al Presidente. “¿Cuánto odio puede haber en una persona que con sorna tuitea riéndose de un chicos con síndrome de Down?”, se preguntó. “¿Qué ejemplo le da el Presidente a las nuevas generaciones? ¿El ejemplo es la burla, el insulto?”, añadió.

"Chubut es un barrio porteño"

Torres apuntó al centralismo del gobierno nacional y aseveró: “No saben lo que pasa en Chubut. No saben, por ejemplo, que en cinco años tuvimos uno solo de clases”. Enumeró acciones financieras y políticas de su gestión y contó en vivo en la Legislatura los mensajes donde la Nación evidenció su vendetta, y que ya fueron comidilla durante la jornada. De paso, cargó las tintas sobre el tucumano Osvaldo Jaldo, quien -dijo- fue el único “disciplinado” que recibió beneficios a cambio de no sumarse al scrum de federales.

“El objetivo no es fiscal, porque el costo fiscal es cero. El objetivo es disciplinar a las provincias. No quisieron matar a una provincia del PRO, sino matar a una provincia chica. Uno de los comentarios fue que Chubut ‘es un barrio porteño’, no les importaba que los putearan 500 mil habitantes… Agradezco al gobierno que con este embate nos juntó espalda con espalda para defendernos hasta las últimas consecuencias”, redondeó y consiguió un largo aplauso y una sonora ovación.

A la vez, Torres ratificó otro encuentro patagónico el próximo 7 de marzo. “El Gobierno nos llevó a esta situación incluso disfrutándolo: ‘a ver si te animás’. Yo no me quiero pelear con nadie, pero no me voy a dejar apretar, y menos si mienten y difaman. Los que quieran sacar rédito político van a ser recordados por la historia como miserables”, cerró.

Acuerdo de la política de Chubut

Como muestra de la relativa unanimidad que Torres cosechó para sus planteos, desfilaron en la Legislatura discursos de distintos sectores políticos. Desde ya que el oficialismo cerró filas. Además Juan Horacio Pais, del bloque panperonista Arriba Chubut, reflexionó: “Los partidos fuimos castigados en las urnas y el pueblo le dio una oportunidad a Milei, pero esa oportunidad no es un cheque en blanco. No lo voté, pero Torres es gobernador de Chubut, así que también es mi gobernador y lo vamos a defender de los agravios”.

“El gobierno nacional logró cerrar la grieta, los chubutenses estamos juntos y unidos defendiendo intereses comunes”, dijo César Casal, del bloque unipersonal Familia Chubutense.

También bancó a Torres Antonio Rubia, del Partido Independiente de Chubut, que es el sello al que pertenece originalmente el diputado nacional César Treffinger, único dirigente local que sacó la cara por Javier Milei. “Ni la Nación ni nadie puede venir a quitarles derechos a los chubutenses. Apoyamos al gobernador en todo lo que reclame; que el Presidente se deje de jugar con las redes sociales y atienda las necesidades”, dijo Rubia.

Hasta Santiago Vasconcelos, del Frente de Izquierda, dijo que “es tremendamente grave lo del gobierno nacional, lo de Milei y Toto Caputo, este zarpazo para un nuevo ajuste a la población trabajadora chubutense y del resto de las provincias”.

Alberto Weretilneck y Rolando Figueroa, este lunes en Cipolletti. La Patagonia está en alerta.
Gobernadores Ignacio Torres (Chubut) y Rogelio Frigerio (Entre Ríos). 

Las Más Leídas

También te puede interesar