FERNET CON ROSCA

Martín Llaryora irrita a la oposición con una clave secreta y el efecto Maqueda en la Justicia de Córdoba

El dilema del Tribunal de Cuentas. Memorias supremas e intrigas palaciegas sobre las vacantes en el TSJ. De Loredo tiene candidato para el Colegio de Abogados.

El favor que le hizo Juan Schiaretti a su sucesor -al cambiar las reglas de juego del organismo en el sprint final de su tercer mandato- impacta en la exhaustividad para revisar con detenimiento los textos.

“En 15 días no podemos hacer nada, los miramos por arriba”, confiesan en el corazón del espacio que lidera Luis Juez. Al factor temporal que se explica por un achicamiento de los plazos que, inicialmente, eran de 40 a 60 días, se suma uno de orden práctico.

La oposición al frente del organismo notificó al gobierno de la provincia para que entregue las claves del Sistema Único de Administración Financiera (SUAF) para acceder a la información que permita chequear los expedientes.

“Antes, la clave la tenían los 270 empleados, ahora no las tiene nadie, es imposible controlar”, sigue el lamento por las condiciones de trabajo.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/BeltranCorvalan/status/1770626197753377196&partner=&hide_thread=false

Lo cierto es que no es la primera vez que los tribunos de la oposición elevan el reclamo formal. Por supuesto, pidieron las claves para todo el personal, como ocurría antes. Después, fueron bajando el copete. “Con que se las den a 10 personas ya nos conformamos”, admiten.

En la práctica, este factor entorpece y demora el control de la gestión.

After office del inicio del año judicial en Córdoba

En los pasillos del Poder Judicial de la ciudad cordobesa de Río Segundo, donde se realizó este viernes la apertura del año judicial, desdramatizaban la jubilación anticipada del juez de la Corte Suprema Juan Carlos Maqueda que dio por hecha Javier Milei.

En un intento de imparcialidad por defecto, altas fuentes coinciden que no comentaron el tema. Sólo la vocal Aída Tarditti expuso horas antes su preocupación por la ausencia de magistradas en la cúpula de la Justicia argentina.

Sin embargo, el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Luis Angulo, invitó personalmente a Maqueda a formar parte de la inauguración del año judicial. “Se tienen un respeto mutuo”, opinaban sobre la dupla de magistrados cordobeses.

Con esta inocuidad manifiesta, la mira se colocó en el Poder Ejecutivo. ¿Cómo palpan en el cordobesismo la baja del supremo a partir de diciembre? “No nos modifica la existencia”, reconocían en importantes despachos del Panal, con latiguillo adjunto: “siempre bregamos por la independencia de poderes”.

angulo maqueda llaryora.jpeg
Luis Angulo, Juan Carlos Maqueda y Martín Llaryora, en la apertura del año judicial.

Luis Angulo, Juan Carlos Maqueda y Martín Llaryora, en la apertura del año judicial.

En un momento se especuló con la buena sintonía con Maqueda. El año pasado, la senadora Alejandra Vigo se fundió en un abrazo momentos después de que la Corte bajara de un plumazo las candidaturas provinciales de Sergio Uñac y Juan Manzur. El entonces gobernador Juan Schiaretti le ponía fichas al desplome del peronismo kirchnerista, cuando aún parecía que Milei era un fenómeno urbano.

“La prensa imagina cosas”, replicaron en su momento. Cierto es que gente conocedora de las intrigas judiciales asegura que Schiaretti no tenía una gran relación con Maqueda, pese a ser coterráneos.

“Nunca tuvieron afinidad. Maqueda es un académico de la Universidad Católica de Córdoba y Schiaretti un peronista de base”, ilustraba las diferencias de origen, con rebote práctico, un gran conocedor del paño.

Con la propuesta de Manuel García-Mansilla para reemplazar a Maqueda inmediatamente después de su natalicio en diciembre quedó desactivada una versión que corrió mucho y que tenía como protagonista a Schiaretti no sólo como facilitador de cuadros al gobierno de Milei, sino como prioridad para sugerir el reemplazo del magistrado cordobés.

Las vacantes cordobesas en disputa

Con estas operaciones como parte del pasado, en el TSJ a la salida de los tribunales de Río Segundo se miraban el pupo. Llaryora debe proponer al reemplazo de Mercedes Blanc de Arabel para su discusión en la Legislatura.

“No creo que esa vacante se complete este año, viene para largo”, contó a Letra P otra fuente. “Todavía no se completó la transición entre el gobierno de Schiaretti y el de Llaryora. Las urgencias de la política nacional impactaron en el plan local. Es lógico que atienda otros temas”, redondeó la idea que suena fuerte en el TSJ.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/JusticiaCba_ARG/status/1771239676734488631&partner=&hide_thread=false

Otro dato que corrió de manera intensa tiene como protagonista al vocal del TSJ, Luis Rubio, otro que como Maqueda está apuntado para dejar la silla. "La verdad, son varias las personas con que especulan con que Rubio se va a ir, pero ninguno tiene esa certeza. Es más, hay Rubio para rato", cambiaron la bocha en el riñón del poder judicial.

Juntos por el Cambio definió a su candidato para el Colegio de Abogados

El 23 de abril el Colegio de Abogados de Córdoba elegirá a la nueva autoridad que sucederá a Ignacio Segura, hombre del oficialismo provincial que logró apoyos a regañadientes del cordobesismo para sus dos mandatos al frente del organismo.

Con la apuesta real de terciar en la composición del Consejo de la Magistratura de la provincia, la rosca no cesa. Como contó Letra P, Segura y el director del Bancor, Juan Manuel Cid, dialogan para evitar la fractura y ordenar a sus alfiles en una única lista. Mientras, la oposición que juega con el diputado Rodrigo de Loredo en las sombras ya definió quién irá en la cabeza de su lista.

Finalmente será Mariano Jandula Torres quien abrirá la oferta de Somos Defensa Profesional, que tiene como principal armadora a Alejandra Ferrero, la deloredista que preside el interbloque de Juntos por el Cambio en la Legislatura.

Durante todo el sábado, el espacio mantuvo conversaciones para arrancar una campaña que apuntará al profesional desencantado con la conducción del organismo y que trabaja por fuera de la órbita del Estado. En otras palabras, que no tiene compromisos políticos.

En las filas de las dos listas peronistas que siguen buscando puntos de acuerdo intentaban bajarle el precio al armado aliancista. El mensaje fue direccionado, sin vueltas, para De Loredo.

“Si logramos la unidad entre Eduardo Bittar y Antonio Contreras la elección es tema resuelto. De Loredo quiere poner el primer mojón, pero puede ser una derrota áspera”, guapeaban.

Luis Juez quiere que la oposición se siente a la mesa que define el repartos de fondos a los municipios. 
Martín Gill se reunió con cooperativistas del departamento San Justo.

Las Más Leídas

También te puede interesar