EL AJUSTE

La paradoja de Claudio Vidal, el gobernador sindicalista jaqueado por despidos en Santa Cruz

El petrolero evitó enfrentar a Javier Milei, pero la motosierra le incendió la provincia. Hay 9.000 empleos en riesgo. Obligado, se acerca al kirchnerismo.

Acorralado por despidos a lo largo de toda la provincia, el gobernador de Santa Cruz, Claudio Vidal, inauguró una nueva etapa de confrontación abierta con el gobierno de Javier Milei. El líder del gremio petrolero que llegó al poder tras desbancar a la dinastía K enfrenta su hora más difícil en casi cuatro meses de gestión.

“No sé hace cuántos años un gobierno provincial no se planta ante autoridades nacionales que vienen por nuestros derechos”, exageró Vidal hace unos días, tras agotar reuniones en Buenos Aires para frenar el ajuste en la provincia, por ahora sin resultados positivos.

Al mismo tiempo, al sudoeste de la provincia se acentuó el clima de ebullición, cuando la intervención de Yacimiento Carbonífero Río Turbio (YCRT) demoró el pago de los sueldos de los mineros. En el proyecto de ley ómnibus XS la mina integra el listado de empresas estatales a privatizar o cerrar, porque tiene un déficit de $20.000 millones al año. Trabajan 2.212 personas, que le dan vida a los pueblos de 28 de Noviembre y Río Turbio, sobre la frontera con Chile.

Como si fuera poco, al norte de la provincia, YPF anunció que va a suspender a unos 2.500 petroleros, camioneros y obreros de la construcción por el cierre de diez áreas maduras en Santa Cruz a partir de abril. Suman 5.000 empleos si se cuenta toda la Cuenca del Golfo San Jorge, incluyendo a Chubut.

Este último conflicto fue el dedo en la llaga para Vidal, porque atacó su base de construcción política. El mandatario se catapultó a la gobernación desde su liderazgo en el sindicato de petroleros privados.

EPI 4.jpg
El gremio de los petroleros convocó a un paro contra YPF, pero deció acatar la conciliación obligatoria.

El gremio de los petroleros convocó a un paro contra YPF, pero deció acatar la conciliación obligatoria.

El gobernador pensó que podría negociar con la Casa Rosada la reversión de las áreas para concesionarlas a otras operadoras, pero YPF decidió que podía acordar directamente con la empresa que quisiera, dejando afuera a la provincia.

Hasta entonces el petrolero había sido paciente con las medidas de ajuste de Milei, pero ya no justifica al libertario. “Lo que sucede en YCRT, en las represas con 1.800 telegramas de despidos y la caída de la actividad petrolera que paró la producción al 50% fue generado por los excesos de la asquerosa corrupción, pero ahí no hay ñoquis ni hay casta: hay trabajadores”, le dice al gobierno nacional. ¿Será tarde?

El giro menos pensado

Al viraje obligado de su postura frente a la Casa Rosada, Vidal debió sumar también un cambio de actitud hacia el kirchnerismo, de quien se había mantenido lejos para mostrarse como su contracara. Ahora se subió a un avión con dos intendentes de Unión por la Patria y los sentó frente al ministro del Interior, Guillermo Francos, para que ellos también le explicaran al funcionario por qué es importante que la Nación siga sosteniendo la mina de Río Turbio.

Luego trabajaron juntos para aplacar los ánimos de los gremios e intentar que bajaran las medidas de fuerza con el objetivo de mostrar que la empresa estatal puede producir y achicar el déficit.

EPI 3.jpeg
Vidal y los intendentes de UP les pidieron a los sindicatos de YCRT que suspendieran las medidas de fuerza.

Vidal y los intendentes de UP les pidieron a los sindicatos de YCRT que suspendieran las medidas de fuerza.

En el norte de la provincia el clima está más caldeado. El Sindicato Petrolero, Gas Privado, Energías Renovables inició una medida de fuerza por los despidos en YPF y el gobierno dictó la conciliación obligatoria. Sin embargo, la semana pasada Vidal puso 5 mil afiliados en la ruta para realizar una asamblea.

“Hace más de un mes y medio que me exigen que firme que la gente se va a quedar ocho horas en la casa y les respondí que si alguien se tienen que ir a la casa es el señor Horacio Marín y toda su gente”, exclamó en el acto Rafael Güenchenen, titular del gremio y mano derecha del gobernador, apuntando al presidente de YPF y antes ceo de Tecpetrol, la petrolera de Paolo Rocca, uno de los empresarios favoritos de Milei.

EPI 2.jpeg
Asamblea del sindicato petrolero en Santa Cruz por la salidad de YPF de la provincia.

Asamblea del sindicato petrolero en Santa Cruz por la salidad de YPF de la provincia.

La afrenta ahora es abierta. Vidal reveló que en una reunión con un ministro de Milei le dijo que si el planteo era que las provincias aportaran a la Nación y recibieran menos a cambio, él iba a dejar de coparticipar el petróleo y la minería. “La Nación no produce nada, lo hacen las provincias. No quiero que se quede con los impuestos de la actividad petrolera y minera”, le espetó. Nueva etapa.

Las represas, un dilema para Claudio Vidal

Mientras tanto, hay 1.800 obreros de la construcción en sus casas por las suspensiones que resolvió la UTE Represas. Este viernes 5 de abril tienen audiencia para saber si serán echados de manera definitiva, lo que podría ocurrir si el Gobierno no habilita la llegada de los 500 millones de dólares del consorcio de bancos chinos para reactivar las obras.

Vidal culpó a Milei y le exigió que “tome cartas en el asunto. Debe tener la decisión política”. Su diputado más cercano, el exgobernador Sergio Acevedo, presentó un pedido de interpelación a la canciller Diana Mondino y al ministro de Economía, Luis Toto Caputo, para que ambos expliquen por qué no destrabaron la adenda con la República Popular China. El propio Vidal dio a entender que en Buenos Aires le dijeron que los fondos anteriores “no fueron utilizados correctamente en la obra” y por eso ni el gobierno anterior ni éste la firmaron.

Acevedo destacó que el pedido de interpelación fue acompañado por la diputada santacruceña de Unión por la Patria Ana Ianni y su par de la bancada Gustavo Kaki González.

Epi 5.jpg
Una mano K. El diputado de UP Kaki González apoyó la interpelación a Mondino y Toto Caputo.

Una mano K. El diputado de UP Kaki González apoyó la interpelación a Mondino y Toto Caputo.

En Unión por la Patria culpan a Vidal de aliarse con el Milei para aplicar el ajuste en el Estado. Lo acusan de quedarse callado ante la motosierra, pero también de hacer lo mismo en Santa Cruz. Ponen como ejemplos la eliminación del subsidio provincial al transporte, el aumento de las tarifas y los despidos en cooperativas.

El kirchnerismo le reprocha también haber alimentado a su base electoral con denuncias y declaraciones en contra de quienes gobernaron antes que él. “No olvide que integran su gestión muchos que compartieron las mías y algunos también la de Alicia Kirchner o los gobiernos nacionales entre 2007 y 2015”, le recordó Daniel Peralta, exgobernador y actual diputado provincial.

En medio del jaque por los despidos, un sector del kirchnerismo imagina a Vidal como un aliado en contra de Milei. “No sea cómplice de esta tragedia social. Negociar es una cosa. Dejarse pisar es otra”, lo chicaneó Peralta.

Claudio Vidal, gobernador de Santa Cruz
ley omnibus xs: claudio vidal hace silencio para no dinamitar los puentes con milei

También te puede interesar