Congreso

Alberto Weretilneck no quiso viajar y se cayó la sesión del Senado para nombrar a 75 jueces

El rionegrino se quedó en su provincia y la negociación se canceló cuando una senadora oficialista avisó que no venía. Cristina Kirchner volverá a intentar sesionar después de las primarias.

El Frente de Todos no logró confirmar los 37 votos necesarios para abrir el recinto este jueves y decidió no convocar a la sesión que tenía prevista para nombrar a 75 jueces. Como anticipó Letra P, el rionegrino Alberto Weretilneck, aliado del oficialismo en los últimos tres años y electo recientemente como gobernador, no viajó a Buenos Aires y sin él era imposible para oficialismo conseguir el cuórum.

Los referentes de la bancada conducida por José Mayans intentaron convencerlo hasta la tarde del miércoles, pero desistieron de la negociación cuando supieron que la senadora oficialista por Chaco Inés Pilatti Vergara no podría viajar por problemas personales. Las últimas gestiones eran para que Weretilneck diera cuórum y en tal caso votara en contra de alguno de los pliegos, que se hubieran aprobado igual porque Juntos por el Cambio no iba a tener a todos los suyos. Muchos están de campaña y no podían llegar.

Pero el gobernador electo se mantuvo firme y por la mañana repitió en diálogo con medios locales que no tenía previsto participar de la sesión, mientras recorría ciudades de su provincia. Este portal había anticipado el jueves pasado su decisión de no asistir a una sesión convocada por el Frente de Todos o Juntos por el Cambio antes de las primarias, porque su partido provincial competirá en la elección de diputados nacionales con boleta corta, o sea, sin precandidatos presidenciales.

Su advertencia no detuvo a Cristina Fernández de Kirchner, que mantuvo las gestiones para sesionar este jueves y aprobar 75 pliegos de candidatos a jueces, fiscales y defensores oficiales. 28 fueron dictaminados el año pasado, algunos con respaldo de la oposición; y 47 hace dos meses. Una sesión serviría además para que ingresen otros 17 y pueden convocarse a las audiencias públicas para evaluar a los candidatos.

El pliego que más le interesa a la vicepresidenta es el de Ana Figueroa, propuesta para continuar 5 años como camarista federal desde el 9 de agosto, cuando cumplirá 75 años. Una de las causas que instruye es la de Hotesur-Los Sauces, que la investiga por posible lavado de activos.

En sus declaraciones de esta mañana, en El Cordillerano, Weretilneck dijo que no coincidía con extender el mandato de un juez cuando cumple el límite de edad y por lo tanto no debían contarlo en esa votación. La idea de los oficialistas después de leer sus declaraciones era que al menos ayudara a iniciar la sesión, pero no hubo como persuadirlo.

La tarea recayó en el senador rionegrino del Frente de Todos Martín Doñate, aliado de Weretilneck en el frente que triunfó en la elección provincial y le permitirá iniciar en diciembre su tercer mandato como gobernador. "Si ganó la elección con él, tiene que traerlo", repetían las autoridades de la bancada.

Pero el entorno del mandatario electo era tajante en cuanto a su decisión de no viajar. "No lo conocen, no va a ir", repetían hasta la tarde. No descartaban que después de las primarias pudiera revisar su postura según los resultados. "Somos un partido provincial, negociamos con el que tiene poder", se describían.

Weretilneck tampoco había dado cuórum en la sesión convocada hace un mes para tratar los 75 pliegos, cuando tampoco bajaron al recinto los exoficialistas Edgardo Kueider y Guillermo Snopek, quienes este jueves sí estaban dispuestos a ayudar.

El entrerriano lo confirmó recién este miércoles, cuando la comisión de Minería, Energía y Combustibles firmó el dictamen de su proyecto para rebajar los impuestos a la energía y aumentar las regalías a las provincias productoras. Al jujeño, el oficialismo creía tenerlo cerrado con la ratificación de su candidatura a diputado en su provincia, pero sospechaban que podía volver a escurrirse. Una de sus últimas demandas habría sido reducir la cantidad de pliegos a tratar: quería excluir la veintena de cargos a cubrir en la justicia federal de la Ciudad de Buenos Aires.

Esas gestiones no eran complejas si los 37 votos para abrir el recinto hubieran estado confirmados en algún momento de este miércoles, algo que no ocurrió. La sesión nunca se convocó y la decisión de no llamarla la anunciaron las autoridades del oficialismo poco antes de las 19, cuando había una reunión de bloque convocada y los senadores se enteraron a poco de llegar que podían volver a sus provincias. La más enojada era Silvina García Larraburu, la otra banca rionegrina del Frente de Todos. Pedía castigo para su gobernador electo. Le explicaron que seguirán negociando con él. Al menos hasta noviembre.

weretilneck no votara los pliegos para nombrar 75 jueces y se cae la sesion que queria cfk
El senador nacional Edgardo Kueider apuntó contra Juliana Di Tullio y el bloque de UxP: Quisieron embarrar la cancha.

También te puede interesar