PRETEMPORADA 2023

Massa pivotea entre Economía y Pinamar, con la tropa en reposo

El ministro hará escapadas durante la primera quincena de enero. Ordenó a su tropa tomarse vacaciones en esa fecha. Rosca en la arena y vuelta a la cancha.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) El arranque de la temporada estival encontrará al Frente Renovador (FR) repartido entre la rosca en las playas de la costa atlántica y el reposo de la tropa bonaerense, atenta a las directivas del jefe, Sergio Massa, quien durante las primeras dos semanas de enero pivoteará entre el quinto piso del Ministerio de Economía y la recoleta Pinamar, donde tradicionalmente pasa las vacaciones.

 

El alto nivel de responsabilidad que tiene al frente de una economía en terapia intensiva impide que el superministro se aloje la quincena entera junto a su familia en el barrio La Herradura y pasando los días bajo el sol en el tradicional balneario CR, en las playas del sur del distrito que gobierna el macrista Martín Yeza, como suele hacerlo todos los años.

 

Según contaron fuentes de su entorno a Letra P, el dirigente –uno de los suplentes del Frente de Todos para competir por la presidencia de la nación–, hará escapadas durante los fines de semana para encontrarse con la familia, que sí estará allí.

 

Massa ordenó a los integrantes de su tropa tomarse las vacaciones durante la primera mitad de enero, el año electoral amerita que la dirigencia esté de manera temprana en actividad. No obstante, en las playas de la ciudad y alrededores la rosca del FR estará garantizada con la presencia de dirigentes que ven en 2023 “la” posibilidad de dar el salto, no solo por la eventual postulación del ministro para la sucesión de Alberto Fernández, sino por la competencia que librarán en intendencias bonaerenses y en la Legislatura, donde el partido busca robustecer su presencia a caballo del acuerdo que mantiene con el mandamás de La Cámpora, Máximo Kirchner.

 

El massismo viene de un año de idas y vueltas. Bajo el sol abrasador de enero de 2022, el diputado Rubén Eslaiman, una de las espadas legislativas en Buenos Aires, había tirado la primera piedra: “El Frente Renovador va a proponer a Massa como candidato a presidente”, dijo en una entrevista con Letra P. La euforia estaba atada al publicitado congreso pospuesto una y otra vez en tiempos en que la relación entre el Presidente y Cristina Fernández era un caos. Después llegó la salida intempestiva de Martín Guzmán de la cartera de Economía, el paso fugaz de Silvina Batakis y, finalmente, el desembarco del hincha de tigre, que pidió y le concedieron para tomar el fierro caliente. Nada de política ni candidaturas, ordenó Massa, pero con el correr de los meses y la entrada al año electoral todo cambió.

 

Como contó en exclusiva Letra P, en el encuentro del partido en Las Heras Massa mandó a su tropa a mostrarse en sus distritos. El que tenga voluntad de competir que salga a la calle, dijo, aunque instó a hacerlo “de manera inteligente”. Trazó como ejes discursivos la producción y el trabajo y pidió a sus dirigidos que salgan a defender la gestión en los medios.

 

De aquella cumbre, quedó pendiente una “rendición de cuentas” de la dirigencia con responsabilidades. Sería en febrero. Allí, cada dirigente deberá detallar qué hizo durante 2022 y cuáles son los objetivos para 2023. Con esa información pretende coordinar acciones de campaña.

 

Massa es uno de los principales nombres en la danza de candidatos del peronismo para pelear por el sillón de Rivadavia, sobre todo después del renunciamiento (“proscripción”) de CFK. La decisión sobre si calzarse el traje de postulante o no estará supeditada a los resultados que económicos alcanzados. La pelea más brava la tiene contra la inflación y abril parecer ser el mes de definiciones.

 

Pedro Puerta.
Claudio Belocopitt, ganador de la era Javier Milei

También te puede interesar