PRETEMPORADA 2023

Bullrich va a Córdoba: rosca, gira blue y contacto libertario

A diferencia de Larreta, no buscará fotos con celebrities. Prioridad a la dirigencia local y pesca por derecha. Molesta con Juez, abrirá el juego a De Loredo.

CÓRDOBA (Corresponsalía) La precandidata a presidenta del PRO, Patricia Bullrich, ultima los detalles de la primera gira cordobesa de este año electoral. Este martes unirá tres puntos –Capital, Alta Gracia y Carlos Paz– poniendo el acento en el turismo y la producción. Sus campañistas aseguran que hará todo lo contrario que su rival interno, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Priorizará la rosca política y dicen que desestimará los ribetes faranduleros que suelen tener las giras proselitistas de verano. Palo para el alcalde amarillo que logró fotos con el Chaqueño Palavecino, con La Mona Jiménez y con parte del elenco de la obra de teatro dirigida por José María Muscari.

 

Tanto Bullrich como Larreta tienen niveles de conocimiento envidiables en Córdoba, pero adolecen de una estructura que les responda. Juntos por el Cambio (JxC) en la provincia está envuelta en su discusión infinita sobre las reglas del juego y reclama a sus presidenciables un posicionamiento claro sobre sus pretensiones en el bastión. El aspirante a la gobernación Luis Juez milita este punto con ahínco y lo expresa en términos directos: o apoyan a la dirigencia o convalidan la alianza innegable entre el peronismo del gobernador Juan Schiaretti y el sector que lidera el expresidente Mauricio Macri.

 

Pese a su sociedad con el cofundador de Cambiemos, Bullrich no se mueve de ese apotegma. Ventila el fin de ciclo en El Panal a gusto del consumidor interno. Sin embargo, calar en la dirigencia local es una empresa compleja. Larreta lo experimentó en carne viva cuando el radical Mario Negri logró torcer la hoja de ruta y vetar el “mano a mano” previsto con Myrian Prunotto, intendenta radical de Estación Juárez Celman, flamante aliada del candidato de Hacemos por Córdoba, Martín Llaryora. Este cambio sirvió de excusa al propio larretismo local para manifestar su desorientación ante la falta de consignas de armado territorial clásico.

 

Anoticiada sobre estas versiones, Bullrich planea contacto directo con referentes de primera y segunda línea de JxC. “Quiere aprovechar que la expectativa y la posición de escucha de los dirigentes sigue abierta”, remarcan sus adláteres, con el claro objetivo de mellar la confianza del jefe porteño en su esquema de fidelidades.

 

Habrá una gira blue de los patricios para recomponer o forjar nuevos vínculos con el cambiemismo. Sus coordinadores, Damián Arabia y Sebastián García de Luca, ya tienen una grilla confeccionada con los interlocutores de ocasión para ampliar las bases de Bullrich en la cuna del antikirchnerismo.

 

Frente a bambalinas, “La Piba” inaugurará en Alta Gracia la casa “Patricia, presidenta” y esperan poder abrir las puertas de otra sede para captar adherentes en la Capital. En tanto, en Villa Carlos Paz los detalles preliminares de la grilla la ubicarán en la peatonal, en una clásica recorrida por las calles más concurridas de la villa serrana. “No irá al teatro”, insisten sus operadores, que adelantan que verán a una “Patricia auténtica, sin gorro de gaucho ni guitarras”.

 

La novedad podría suceder en la escala en la capital cordobesa. Bullrich planea reunirse con referentes liberales en la provincia. La afinidad de la exministra de Seguridad con el economista Javier Milei facilita los contactos. Entiende que en una eventual segunda vuelta los votos del diputado porteño serán necesarios y, en el caso local, la ausencia de un candidatura libertaria fuerte para la gobernación habilita la exploración de vías de ensamble, porque pescan en la misma pecera.

 

Factor interna

Días atrás, Larreta no fue escoltado en su visita por ninguno de los precandidatos provinciales, al menos no por los que mejor miden. Juez y el radical Rodrigo de Loredo presentaron sus excusas con las valijas en mano, rumbo a sus vacaciones. El camino que elijan dará algunas pistas.

 

El senador fue efusivo en los canales de televisión de alcance nacional al admitir que trabajaría por la candidatura de Larreta. Bullrich, su madrina en las PASO de 2021, estalló ante el incumplimiento de la promesa de equilibrio que el político mediático había realizado a los presidenciables amarillos. No lo dirá, pero el desplante será respondido con gestos.

 

La mesa chica de Juez le reprochó a su jefe esta confesión hecha al calor del prime time. Al fin y al cabo, ¿por qué adelantar posición si en Córdoba se votará al menos cinco meses antes? Parece que el fundador del Frente Cívico asumió la anticipación e intentó bajar decibeles plantando a su promotor porteño en su recorrida de tres días.

 

Bullrich también se había autoimpuesto administrar gestos entre el candidato preferido por Macri y el hombre con el que desafió precisamente su poderío en la provincia en 2021. Cabe recordar que la titular del PRO prohijó a Juez y De Loredo en su competencia con la lista del expresidente que encabezaron Negri y Gustavo Santos.

 

“Bullrich le abrirá el juego a De Loredo, el propio Juez la habilitó al adelantar sus preferencias”, lanzan los campañistas patricios. ¿Juez ofrecerá disculpas con una sumisa escolta? Se verá.

 

Por parte del precandidato boina blanca, todo parece indicar que seguirá escapando de fotos comprometedoras. Regresaría al país el 1 de febrero, admiten en su entorno. Bullrich parte hacia Buenos Aires esa mañana temprano. Si se presta para la selfie, el culebrón agregará un capítulo más. 

 

diputados aprobo la creacion de la empresa de emergencias de salud para buenos aires
Luis Juez se acerca a la vereda de La Libertad Avanza, pero va sumando enemigos.

También te puede interesar