JUNTOS EN EL BARRO

Juez, el Círculo Rojo y la foto con Cavallo: "Hablo con todo el mundo"

Tras mostrarse con el exminstro, dice que escucha a quienes deciden "piensen como piensen". Confía en un acuerdo con De Loredo y en la UCR. Mendigando la fecha.

CÓRDOBA (Corresponsalía) Como si sus vacaciones en el Caribe no hubiesen marcado un quiebre a un año repleto de polémicas, el primer registro fotográfico de Luis Juez en su vuelta a la acción política ha generado variadas reacciones. En un almuerzo 100% masculino del que participaron referentes de los partidos que conforman Juntos por el Cambio (JxC), el senador aparece flanqueando a Domingo Cavallo. Lejos de admitir reacciones sorpresivas, el precandidato a gobernador remarca que el encuentro con el exministro de Economía de Carlos Menem y Fernando de la Rúa es parte de las charlas que, tanto él como sus socios, mantienen con actores decisivos y cuadros técnicos de probado conocimiento.

 

En diálogo con Letra P, Juez también reafirma su convicción sobre un acuerdo con Rodrigo de Loredo para evitar una elección interna, a la que califica como irracional, para definir la candidatura a la gobernación.

 

 

-¿Por qué invitaron a Cavallo a la reunión de los presidentes de los partidos que conforman la coalición?

 

-Porque nos estamos juntando con todo el mundo. Sorprendente sería que no hablara con la Unión Industrial, la Cámara de la Construcción, la Fundación Mediterránea, la Bolsa de Comercio. Estoy hablando con todo el mundo, juntándome con todas las instituciones que toman decisiones. No hay forma de gobernar la provincia, después de 25 años gobernada por dos tipos, sin tener contacto y relaciones con todo el mundo. Piensen como piensen.

 

-¿Aunque carguen con reputación negativa en amplios sectores y decisiones cuestionables en la función pública?

 

-No importa. No fuimos a ofrecerle un cargo. Fuimos a preguntarle sobre algunas cuestiones que conoce muy bien. También me junté con Carlos Melconian, con Guido Sandleris, con Osvaldo Giordano. No les estoy pidiendo que me voten, les estoy diciendo que necesito saber cómo la ven. Esa es la diferencia: Martín Llaryora y el peronismo creen que no tienen que juntarse con nadie porque se las saben a todas.

 

Carasso (UCR), Frizza (PRO) y Martínez (Frente Cívico) junto a Juez, Cavallo y Rafael Pontieri, el dueño de casa

-¿Cuán cerca están de cerrar un acuerdo con De Loredo para la definición de las candidaturas?

 

-Estamos hablando con la institucionalidad de los partidos que integran JxC. Mi relación con Rodrigo es inalterable, pero más allá de las coincidencias con dirigentes, tenemos claro que tiene que ser una alianza de partidos.

 

-Parece todo supeditado a lo que ambos resuelvan. Usted insiste con un consenso basado en encuestas, De Loredo prefiere la interna.

 

-No. Digo que no podemos ser funcionales a la estrategia del peronismo, que es dividirnos. No podemos cometer errores que venimos cometiendo desde hace 24 años. Es una irracionalidad, una ingenuidad entrar a un proceso electoral interno. Si ese proceso entra en un marco de judicialización, cae en manos de una jueza electoral que es militante de Hacemos por Córdoba (HxC). Como no hay forma de garantizar que eso no vaya a suceder, es más sensato sentarse a discutir y ponernos de acuerdo. Si después vamos a tener que gobernar y tomar decisiones...

 

-¿Y si no se ponen de acuerdo?

 

-Nos vamos a poner de acuerdo.

 

-De Loredo dice que él quiere ir por la gobernación.

 

-Vamos a ver. Tenemos que entender que tenemos una oportunidad inmejorable de ganarle al peronismo y trabajar en ese sentido

 

-¿Por qué piensa que el aparato peronista intervendría si llegase a haber interna?

 

-Es lo que quieren. El día que sea gobernador vamos a institucionalizar las PASO para que no haya riesgo de que el aparato del Estado se meta para perjudicar a un partido opositor. Aparte les pido a los periodistas que tengan la misma vara para medir. Si Juan Schiaretti dice “al candidato lo voy a elegir yo”, para ustedes está bien. Al peronismo le toleran todo y al resto nos exigen determinadas conductas para resolver cuestiones internas.

 

-Transparencia e institucionalidad son banderas que JxC presenta como innegociables.

 

-Es un tema, pero no nos pidan a nosotros cualidades que no son capaces de pedir a los peronismos que gobiernan.

 

-En definitiva, ve lejos las internas.

 

-¿De dónde vamos a sacar 230 millones de pesos que harían falta? ¿Quién la va a poner? ¿No sería obsceno? 

 

-Mauricio Macri ha dicho que él podría conseguir ese dinero. 

 

-¿De dónde va a sacar? ¿Tanto tiene para poner en una interna partidaria?. Yo no voy a hacer nada que no pueda explicar. Tenemos que cuidar lo que hemos construido.

 

- ¿Pudo acercar posiciones con él?

 

-No. Ya habrá oportunidad. No me preocupa.

 

-¿Ya metabolizó su enojo por la reunión con Llaryora?

 

-Simplemente es una señal de alerta que no podemos desoír. (Juan) Perón decía que los pueblos que no tienen memoria repiten la historia. ¿Cómo no tener memoria de que hay cosas que se han hecho mal y nos han perjudicado?

 

Presidenciales

-En Córdoba estuvo Horacio Rodríguez Larreta, la próxima semana lo hará Patricia Bullrich. ¿Ha definido a quién apoyará?

 

-Estamos concentrados en Córdoba, pero vamos a acompañar a cuanto dirigente de JxC venga. A todos les decimos que tengan en cuenta que queremos ganar esta provincia, que cualquier cosa que hagan o manifiesten vaya en sintonía con la dirigencia que quiere ganarle al peronismo.

 

-¿Tiene pensado quién lo acompañará en la fórmula en Córdoba?

 

- Esas no son discusiones individuales, van a ser colectivas, las vamos a tener con las autoridades de los partidos de la coalición.

 

-¿Cómo toma la confirmación de que un grupo de intendentes radicales está conformando una corriente para unirse a HxC?

 

-No soy yo quien deba evaluar esa decisión. Es la conducta de dirigentes que no son de mi partido.

 

-¿Piensa que puede tener un efecto de contagio?

 

-No. Olvidate. El radicalismo quiere ganar Córdoba. Hacía muchos años que no los veía con tantas ganas. Huelen que pueden volver al poder, que hay muchas posibilidades de ganar. El radicalismo es un partido de gobierno. Hace mucho tiempo que no lo ejerce, pero sabe lo que significa el poder, porque lo han ejercido durante mucho tiempo.

 

-De todos modos, entre los partidos que conforman JXC, se sostiene que siembre hubo intendentes que jugaron para Schiaretti.

 

-Sí, pero es insignificante desde el punto de vista electoral. El pueblo radical quiere ganarle a HxC. Es un modelo agotado. Llaryora es menos de lo mismo. A nadie se le ocurre pensar que vaya a resolver problemas que no pudieron José Manuel De la Sota y Schiaretti, dirigentes de otra estatura política. Eso se nota. Si no, no estarían preocupados, no estarían gastando millones de pesos.

 

-Esa preocupación puede reflejarse en la falta de confirmación de la fecha de las elecciones.

 

-No. La fecha de las elecciones es una incógnita que tenemos los opositores. Esa incertidumbre no la tiene el PJ, dueño de la toma de decisiones. Están viendo con qué variables van a tomar esa determinación. Si van a esperar que Llaryora crezca, que se consolide en el interior, que haga una diferencia en la capital, que termine obras. Ninguna de esas variables es la calidad democrática. Han destrozado la calidad republicana en Córdoba. Hoy estamos mendigando, preguntándole a Schiaretti cuándo vamos a votar.

 

El gobernador ve una oportunidad en la fusión opositora detrás de Javier Milei.
Donald Trump.

También te puede interesar