25|11|2022

Juez se planta, reabre grietas en JxC y agita el fantasma de 2019 en Córdoba

31 de agosto de 2022

31 de agosto de 2022

El senador dijo que será candidato dentro o fuera de la alianza. Dialoguistas PRO y UCR lo reducen a un enojo con Macri. Otras voces lo acusan de personalista.

CÓRDOBA (Corresponsalía) La reactivación del modo confrontativo de Luis Juez agitó internas que bullen bajo la superficie institucional de Juntos por el Cambio (JxC) en la provincia. "Voy a ser candidato a gobernador. Si puede ser en Juntos por el Cambio, bárbaro”, le dijo el senador a Letra P. Por si fuera poco, avisó: "Yo no le pido permiso a Mauricio Macri ni a nadie". La férrea reafirmación de su decisión de ser candidato en 2023, por la que se filtra una posibilidad de salida de la alianza en caso de no ser reconocido como tal, y una consecuente demarcación de autonomía respecto de referentes nacionales, sacudió la armonía que, aún precaria, algunas voces señalaban como reinante en el espacio opositor.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Mientras algunas voces de la coalición prefieren enfocar las palabras del líder del Frente Cívico como una respuesta a las jugadas políticas del expresidente, encauzando la situación dentro de la tirante relación que sostienen ambos desde hace años, en los sectores más refractarios a la figura del senador aprovechan para desempolvar viejos reproches. De una u otra manera, la jugada de Juez rompe la inercia de la interna cambiemista local en momentos en que el gobierno de Juan Schiaretti atraviesa una sucesión de crisis que denuncia vulnerabilidades de gestión poco exploradas, y mucho menos capitalizadas, por la oposición. 

 

Por encima de las interpretaciones, una coincidencia se cierne sobre cualquier análisis. La movida de Macri en Córdoba, pidiendo la realización de internas y desparramando críticas sobre el armado local, impacta de lleno en la proyección de Juez.

 

“Es legítimo que Luis exprese lo que quiera, que diga que va a ser candidato. Parece una reacción rápida a lo que hicieron trascender de la visita de Mauricio, que vino y castigó a todos. También a Juez, que se enoja, pero no era algo personal, eran cosas de gestión. Por eso no veo riesgo en la unidad. Seguimos hablando y ahora nos vamos a juntar con Ernesto Martínez para avanzar con el reglamento”, apunta un dirigente del PRO de la capital provincial.

 

Otra interpretación de lo sucedido el pasado fin de semana señala al precandidato radical Rodrigo de Loredo como beneficiario directo, tanto de los favores del expresidente como de cada turbulencia en las aspiraciones del exintendente.

 

En el entorno del jefe del bloque Evolución UCR en Diputados matizan cualquier especulación. “No nos corresponde a nosotros responder si Macri prefiere o no a Rodrigo. Sí hay buena relación y respeto. Por encima de ello, la coincidencia es que JxC tiene que gobernar Córdoba”, explican en el entorno de De Loredo.

 

De igual manera, destacan la vigencia de una “excelente relación” con Juez. “Tenemos un acuerdo que vamos a respetar: quien esté mejor va a encabezar el proceso electoral de JxC. Hemos trabajado juntos en 2021, vamos a trabajar juntos en 2023. Siempre privilegiando que el candidato más competitivo sea el que encabece el tramo a gobernador. Mientras, ambos trabajan para crecer”, subrayan.

 

El único peronista

Otras voces amarillas y boinablancas salieron, con prontitud, a cruzar al actual senador. En particular dos nombres con los que Juez tuvo duros cruces durante la discusión por la aprobación del juego online en la provincia. Desde entonces, cualquier referencia cruzada deriva en acusaciones de funcionalidad al cordobesismo.

 

“No sorprende la prepotencia de Juez. Intenta amedrentar con su deseo de ser candidato a gobernador cueste lo que cueste. Es otro acto de mezquindad, porque habla de alianzas cuando le conviene, y cuando deja de servirle se aferra a su identidad partidaria. La sociedad está atravesando un sinfín de problemas y él sólo piensa, con actitud adolescente y caprichosa, en instalarse como candidato, dentro o fuera de Juntos por el Cambio. No olvidemos que el único peronista en Juntos por el Cambio por Córdoba es él”, fustiga el legislador provincial Orlando Arduh.

 

Reencuentro. Arduh y De Loredo conformaron el espacio SUMAR en las internas de la UCR de 2021

“¿Qué tenemos que interpretar con sus declaraciones? ¿Que si no aceptan sus pretensiones abandona el espacio? ¿Ir a una interna le parece ser funcional al gobierno de turno? ¿No será que tiene miedo a perder? ¿No será que sabe que el radicalismo tiene candidatos competentes y no quiere dejar crecer esa chance? Lo único que hace es profundizar la interna, siendo más funcional al peronismo cordobés que cualquiera”, remarca el presidente del bloque de JxC en la Unicameral.

 

Su par de bancada, Darío Capitani, dirigente villamariense del PRO, convalidó la pretensión de su líder político de realizar internas para dirimir las candidaturas en la alianza opositora. “El expresidente Macri, como garante de un espacio democrático, alienta que las candidaturas se diriman votando y que luego lidere quien gana”, expresó.

 

De igual manera, apuntó a los modales del líder del Frente Cívico, a quien amenazara con denunciar a la Justicia por los dichos que le dispensara durante las tórridas sesiones de diciembre.

 

“Juez nos tiene acostumbrados a patotear cualquier cosa que se interponga en su interés personal. Quiere ser candidato de pecho, a lo guapo, y se equivoca. Poco le importa el desarrollo democrático del espacio, pero no hay que alarmarse. Juez solo piensa en sus candidaturas cada dos años. Nosotros, como partido, tenemos la responsabilidad de pensar el futuro de los cordobeses”, sentenció Capitani. 

 

Por su parte, el diputado Marcos Carasso, titular de la UCR cordobesa y referente del negrismo que apoya la candidatura de Juez, no respondió a las consultas de este medio para conocer su opinión sobre los dichos del senador.