22|11|2022

Macri aprovechó su visita a Córdoba para dejar un doble mensaje a JxC

25 de agosto de 2022

25 de agosto de 2022

El expresidente fue a bancar a la coalición en Marcos Juárez. Criticó a Fernández y le pidió al conglomerado opositor una agenda de cuidado del déficit fiscal.

El expresidente Mauricio Macri viajó este jueves a la localidad cordobesa de Marcos Juárez para apuntalar la candidatura a intendenta de Sara Majorel de cara a los comicios del próximo 11 de septiembre, pero su agenda en la provincia que fue su bastión electoral está anotada una serie de encuentros con la dirigencia del Círculo Rojo cordobés. En el inicio de su minigira, el fundador del PRO aprovechó su recorrida territorial y su exposición en la Bolsa de Comercio para dejar dos mensajes para la interna de Juntos por el Cambio (JxC): que en un eventual regreso al poder del conglomerado no debe haber déficit fiscal y, para alcanzar ese objetivo, hay que mantener la unidad. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El viaje de Macri, como adelantó Letra P, se engloba en una estrategia del PRO de tener presencia en los comicios municipales por una cuestión simbólica: Marcos Juárez fue en 2014 la primera localidad en donde se ensayó la viabilidad electoral de la coalición Cambiemos. Por ese motivo, antes de que se abran las urnas, también estarán allí la titular del partido, Patricia Bullrich, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

 

Como si se tratase de las épocas del imperio romano, todos los caminos del PRO conducen a Córdoba. Con eso en la mente, Macri arrancó su raid provincial con una actividad en Marcos Juárez junto a Majorel con el intendente Pedro Dellarossa, y con quienes pujan para quedarse con la candidatura a la gobernación en 2023: el senador Luis Juez y el diputado Rodrigo de Loredo.

 

Estos dos últimos son los candidatos que Macri, como también buena parte de JxC quieren para gobernar la provincia y la intendencia capitalina en una elección en la que aspiran cortar con la hegemonía del peronismo cordobés.

 

Con un clima cómodo por las declaraciones del presidente Alberto Fernández sobre el rol del fiscal Diego Luciani en la causa Vialidad, Macri aprovechó la ocasión para esbozar una serie de críticas contra su sucesor en la Casa Rosada. Junto a eso dejó dos mensajes para JxC: la necesidad de mantener la unidad y de avanzar con la eliminación del déficit fiscal.

 

“Claramente, este bastardeo y esta destrucción de la palabra presidencial ha sido muy dañino para el país. Además, atribuyéndose cualidades de jurista que no tiene, ha violentado la Constitución una vez más”, dijo Macri durante un almuerzo en la Bolsa de Comercio provincial, poco antes de la conferencia de JxC en la que sus principales espadas en Diputados acordaron avanzar con el pedido de juicio político al Jefe de Estado. Ese no fue el único dardo que envío el jefe del PRO a la administración del Frente de Todos: “Estamos ante un Gobierno sin Presidente, sin plan y sin rumbo, con mucha ineptitud y mucha improvisación". 

 

Macri también se metió de lleno en la interna del PRO. Durante su discurso, hizo énfasis en que se necesita llevar adelante un ajuste fiscal para lograr credibilidad en el resto del mundo. Una idea que insiste tiene que llevar adelante no sólo el partido que fundó sino todo JxC como una bandera de cara a las elecciones de 2023.

 

Macri en su visita también aprovechó para buscar achicar la grieta que existe en el PRO cordobés, una botón de muestra de la interna de JxC a nivel nacional. El macrismo provincial se encuentra dividido en tres: quienes apoyan al expresidente, quienes respaldan a Bullrich y quienes juegan con Larreta. En las actividades que coordinó el armador del exjefe de Estado, el diputado Gustavo Santos, estuvieron todos los sectores como es el caso de la diputada Laura Rodríguez Machado, alineada con Bullrich, y espadas de Larreta.

 

El gesto del expresidente fue ofrecido a sabiendas de que nadie se iba a perder la chance de aparecer en la foto con él. “Brad Pitt parece uno más del pueblo al lado del expresidente acá”, bromeó uno de los dirigentes que acompañó durante todo el día a Macri.

 

La agenda de Macri incluye a la noche del jueves una cena con un grupo de dirigentes del PRO para luego emprender su regreso. La semana que viene, de no haber modificaciones, sería el turno de Bullrich y Larreta ya confirmó su asistencia en Marcos Juárez para el cierre de campaña del ocho de septiembre.