27|11|2022

12 de agosto de 2022

12 de agosto de 2022

El diputado tiene anotados cuatro nombres que podrían acompañarlo en la carrera a la gobernación. Son tres varones y una mujer. Binomio PRO puro o un blend JxC.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Cristian Ritondo ya le dio a su entorno cercano el primer borrador con nombres de posibles acompañantes de fórmula para competir por la gobernación bonaerense en 2023. Para el caso de ir con una boleta cien por ciento amarilla, para enfrentar en internas a la Unión Cívica Radical (UCR), piensa en el diputado Hernán Lombardi o el intendente Martín Yeza (Pinamar), dos exponentes del ala dura de Propuesta Republicana (PRO) que lo acompañan en buena parte de sus recorridas. Si se decidiera confeccionar listas cruzadas con el radicalismo, el exministro de Seguridad quiere a Karina Banfi o Maximiliano Abad, dos radicales inflexibles contra el peronismo en el gobierno. La iniciativa se enmarca en su idea de sostener una estrategia electoral similar a la que implementaron para ganar en 2015, que contraste con la figura del gobernador Axel Kicillof, que irá por la reelección.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Aunque no lo dice en público y lo relativiza en privado, el proyecto electoral que diseña va a contramano también con el que lleva adelante su principal competidor interno, el diputado Diego Santilli, el enviado de Horacio Rodríguez Larreta a Buenos Aires. Lo hace no sólo porque se muestra dentro del círculo duro del PRO, que incluye un acuerdo de beneficios mutuos con el expresidente Mauricio Macri y un trabajo coordinado con el intendente Néstor Grindetti (Lanús), sino, también, porque blande la bandera de la gestión Cambiemos con más firmeza, tanto al mostrar las políticas contra la inseguridad y el narcotráfico como al sumarse a la idea del expresidente de limitar nuevas incorporaciones a la alianza opositora.

 

Para el exministro de Seguridad de María Eugenia Vidal, llevar como compañero de fórmula al exsecretario Federal de Medios, recordado por su ajuste y despido en las principales áreas de comunicación del Estado, expondría de manera clara sus vínculos con Macri. De hecho, por eso suele sumarlo a la agenda de campaña en Buenos Aires: estuvo en la inauguración de un local partidario en Villa Gesell, en varias de las reuniones políticas del ritondismo, e incluso en la presentación oficial de los equipos técnicos en Avellaneda, en la que también estuvo Yeza y el grupo de legisladores y legisladoras que le responden.

 

Teniendo en cuenta la relación con el intendente de Pinamar, que además anunció que no pretende ir por un tercer mandato, conformar un tándem con él cree que le podría aportar cierta mirada soft del espacio, y un complemento compartido de exposición en medios de comunicación. En cualquier caso, sería una variable más dentro del grupo de los halcones PRO, en el que también cabe el armado de Patricia Bullrich. Es que, según pudo saber Letra P, la exministra de Seguridad ve con buenos ojos llevar a Ritondo como candidato a gobernador en su boleta, incluso en desmedro de su impuntual candidato Javier Iguacel. Algo de esa intención quedó expuesta la vez que su principal armador político, el diputado Gerardo Milman, le envió un mensaje de Whatsapp a su presidente de bloque para preguntarle por qué no lo había invitado al lanzamiento de sus equipos técnicos en Avellaneda. 

 

Amalgamar intereses con el radicalismo también es un deseo en el caso de que la cúpula de Juntos que integra decida ir con una lista de unidad entre los principales socios partidarios. Tiene en mente ahí el nombre de Banfi, aunque tampoco descarta el ofrecimiento a Tetaz. Aun así, a quien pondera por su armado y cintura legislativa es al presidente del bloque de Juntos en la Cámara de Diputados bonaerense, con quien mantuvo un almuerzo político a fines de junio en las inmediaciones de las oficinas de Alex Campbell, el promotor del encuentro.

 

En paralelo, lo que entusiasma al exministro de Seguridad son los escenarios electorales de las encuestas, incluso algunas que mandaron a hacer sus competidores, y a las que pudo acceder este medio. De acuerdo a un relevamiento de Jorge Giacobbe, en la provincia de Buenos Aires, entre el 29 de junio y el 2 de julio pasados, en base a dos mil casos, con un margen de error de 2%, Ritondo encabeza el podio de imagen de los principales referentes políticos de la oposición por escaso margen: 31,2% de positiva, 22,3% de regular y 34,9% de negativa, mientras que Santilli alcanzó 30,3% de positiva, 35,6% de regular y 30,2% de negativa. Algo más abajo sigue José Luis Espert, con 28,3%, 35,6% y 28,9%, respectivamente, que aún no se sabe si, finalmente, se sumará a las filas de Juntos.

 

Un sondeo de Aresco realizado el mes pasado midió a los principales postulantes y ponderó los respaldos nacionales que tienen. En el oficialismo, Kicillof encabezó la encuesta con 28,5%; mientras que en la oposición Ritondo se alzó con el 16,0%, teniendo en cuenta el apoyo de Macri y Vidal, en tanto que Santilli obtuvo el 13,8%, con el acompañamiento de Larreta.