30|7|2022

Larreta busca presionar a la UCR con internas en todos los cargos

04 de julio de 2022

04 de julio de 2022

Si no hay fórmulas mixtas, el alcalde porteño quiere que el PRO tenga listas en todos lados. La tropa larretista y el armado de la campaña para 2023.

Con la mente puesta en la carrera presidencial de 2023 y la disyuntiva de desdoblar las elecciones porteñas de los comicios nacionales, Horacio Rodríguez Larreta ultima los detalles de su armado nacional y diseña una estrategia para presionar a la Unión Cívica Radical (UCR): quiere que el PRO compita con listas propias en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) para todos los cargos, en el caso de no lograr acordar fórmulas mixtas con el centenario partido.  

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

A priori, el larretismo busca negociar con el radicalismo el armado de una boleta que incluya a referentes de ambos partidos. Sin embargo, no descarta ir a un mano a mano con sus socios en Juntos por el Cambio en las primarias, para asegurarse que quien gane la pulseada lidere la fórmula y que el perdedor acompañe, como reza la máxima peronista. La fuerza amarilla necesita el aparato territorial de la UCR para enfrentar en las generales al Frente de Todos.    

 

El alcalde porteño está convencido de que las figuras del PRO tienen todas las chances de ganarle a los radicales en un mano a mano y, por ese motivo, le urge la necesidad de ubicar representantes en todo el país. Sabe que tiene que ampliar el espectro de búsqueda de posibles candidatos ya sean outsiders o aliados. “No se van a arriesgar a perder en distritos por el solo hecho de competir”, analizan en la mesa del armado larretista, donde resuena uno de los hits de la Convención Radical de 2019: “Si vamos a internas, no militemos una boleta que va a sacar un solo dígito (de votos)”.

 

Algunas de las cartas provinciales de Larreta ya están sobre la mesa. A Buenos Aires mandó a su alfil Diego Santilli como parte del Plan Canje para disputar la sucesión de Axel Kicillof, pero no tiene el terreno allanado. El PRO presenta a otros competidores en la madre de todas las batallas, uno de los cuales es Cristian Ritondo, representante de María Eugenia Vidal en el territorio que gobernó y que, producto de la dinámica que tomó la interna amarilla, sumó en los últimos días dos fotos de peso en su carrera por la gobernación: paseó por La Plata junto al expresidente Mauricio Macri y la exmandataria e inauguró un local en un distrito de la Quinta sección acompañado de Néstor Grindetti, el intendente de Lanús que pidió un segundo tiempo para el egresado del Cardenal Newman. “Hay varios candidatos y para eso están las PASO”, dijo Larreta este miércoles en una entrevista a radio Mitre.

 

Desde Israel, a donde fue a mostrarse con su traje de candidato presidencial, el jefe de Gobierno porteño volvió a la carga con su intención de competir en internas en todos los cargos posibles con el radicalismo: "No hay problema en que haya más de un candidato a Presidente o más de un candidato a gobernador", dijo en declaraciones radiales.

 

En el pago chico, Larreta se inclina por terminar de darle un impulso final a una eventual candidatura del ministro de Gobierno, Jorge Macri, quien en 2021 se bajó de la interna bonaerense de Juntos por el Cambio. En la danza de nombres para acompañar al primo del expresidente en la boleta porteña aparece la ministra de Educación, Soledad Acuña, su par de Salud, Fernán Quirós, y el vicepresidente primero de la Legislatura, Emmanuel Ferrario.

 

La tropa de Larreta a nivel nacional también está conformada por el diputado Martín Maquieyra (La Pampa), el senador Ignacio Torres (Chubut), el legislador Pablo Cervi (Neuquén), el exministro Rogelio Frigerio (Entre Ríos) y el dirigente Lucas Figueras (Chaco), entre otros. En Córdoba, los armadores larretistas mandaron a medir a un conocido exdeportista para encabezar una eventual boleta.

 

Los cambios en su armado nacional

Cuando regrese de la gira, Larreta buscará darle una nueva impronta a todo su esquema de armado nacional. Como contó Letra P, el secretario General, Fernando Straface, estará a cargo de todos los menesteres electorales en la Ciudad, mientras que Santilli hará lo propio en la provincia de Buenos Aires y el mendocino Omar de Marchi se ocupará del resto del país.

 

Días atrás en una cena con alrededor de 25 personas, De Marchi presentó una modificación al esquema de trabajo que ya regía. Junto al secretario de Comunicación, Contenidos y Participación, Federico Di Benedetto, planteó la necesidad de que terminar de designar a los facilitadores, que a partir de ahora serán conocidos como “nexos”, en las provincias que faltan coordinadores regionales. Asimismo, adelantó que cada encargado provincial tendrá a su disposición un encargado de comunicación disponible las 24 horas para que centralice todas las operaciones. 

 

Quienes estuvieron presentes en ese encuentro reconocieron que uno de los problemas de Larreta es que delega la misma tarea en dos o más personas. Esto, como contó Letra P, generó que sus enviados se lleguen a cruzar en los aeropuertos cuando iban a ver a la misma persona.

 

Conocedor como pocos de la forma de manejarse de su hermano, Augusto Rodríguez Larreta buscó ante críticas plantear la necesidad de avanzar más allá de eso. “Esta mesa de gente que tiene muchos años de política puede ser mucho más eficientes que la centralidad de Horacio”, dijo. En los próximos días, el alcalde buscará pulir los detalles finales en su esquema de armado para poder así “dar la puntada final” a lo organizativo.