20|1|2023

Batakis & Kicillof: diálogo fluido, respaldo silencioso y promesas de caja llena

12 de julio de 2022

12 de julio de 2022

La ministra y el gobernador estuvieron online el fin de semana previo a los anuncios. Pedido de paciencia y buenos augurios. Los compromisos se respetan.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) El silencio público del kirchnerismo ante las medidas tomadas por Silvina Batakis para enderezar el rumbo económico y domar la inflación tiene una contracara, aunque, por ahora, subterránea: el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, ahijado predilecto de la vicepresidenta Cristina Kirchner, mantiene contacto permanente con la titular del palacio de Hacienda. El fin de semana, mientras afinaba la letra de los anuncios que haría el lunes, la ministra estuvo online con el mandatario bonaerense. En La Plata piden “paciencia”, tienen “buenas expectativas” y destacan a la reemplazante de Martín Guzmán. Durante las conversaciones telefónicas, la funcionaria sciolista se comprometió a no alterar los compromisos con Buenos Aires.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Las medidas anunciadas por Batakis van en línea con la gestión de su antecesor, Guzmán, blanco predilecto del kirchnerismo duro: implican una reducción del gasto público y el déficit fiscal. Las comunicó flanqueada por un funcionariado -los ministros Daniel Scioli, Julián Domínguez y Matías Lammens; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont y el conductor del Banco Central, Miguel Pesce- que le dio respaldo político; horas después, fue el propio presidente Alberto Fernández quien, ante la pregunta de Letra P durante un acto en Berazategui constituido en el kilómetro cero del presidente renacido, ratificó el rumbo: achicar, pero lentamente para “evitar un ajuste” que dañe a la gente. La contracara de esos apoyos fue el silencio sepulcral K.

 

Fuentes del entorno de Kicillof revelaron a Letra P que el mandatario estuvo en contacto con la ministra durante todo el fin de semana, mientras se delineaban los anuncios. “Habrá hablado también con otros gobernadores, pero con Kicillof tiene el plus de la consulta económica por su formación”, explicó un funcionario con despacho en la gobernación.

 

En La Plata piden “paciencia” y esperar hasta que comiencen a verse los resultados del reacomodamiento político del Frente de Todos (FdT) y el efecto de las medidas económicas, y anticipan que “la expectativa es positiva”. Con los enfrentamientos del pasado en el olvido, la relación entre Kicillof y Batakis es “muy buena”, consignan diversas fuentes y destacan que la ministra fue de gran ayuda en la transición de la gestión de María Eugenia Vidal a la actual, observando principalmente la cuestión fiscal y económica bonaerenses. La ministra fue la titular de Hacienda en Buenos Aires entre 2011 y 2015, durante la gobernación de Daniel Scioli.

 

El contacto entre ambos también fue permanente mientras la funcionaria trabajaba bajo el ala de Eduardo De Pedro en el Ministerio del Interior. Era ella la encargada de administrar con los gobernadores y las gobernadoras la transferencia de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y el Fondo Fiduciario Federal, que financia la obra pública, dos cajas de envergadura para las provincias.

 

En el marco de estas charlas, según pudo conocer este medio, Batakis se comprometió a mantener los compromisos con que la Nación asumió con Buenos Aires en dos temas centrales: la continuidad de la obra pública, una de las claves de la campaña del oficialismo en la búsqueda de la reelección de Kicillof, y el envío de fondos frescos que requiere la provincia.

 

Por ahora, debido a “cuestiones de agenda”, los contactos entre ambos fueron telefónicos, pero en calle 6 avisan que en breve habrá reunión presencial entre ambos.