28|1|2023

Los gobernadores del Norte Grande arman otro scrum con una agenda de reclamos

26 de mayo de 2022

26 de mayo de 2022

Los diez mandatarios de la región se reúnen en Tucumán. "El horno no está para bollos", avisan. Subsidios, en la mira. El Presidente duda en asistir.

TUCUMÁN (Corresponsalía Norte Grande) Este viernes se realizará en Tucumán la 10° Asamblea de Gobernadores del Norte Grande Argentino, tal cual se dispuso hace poco más de un mes en Salta, en donde se anunció la creación de la Agencia de Inversión y Comercio Exterior de la región que deberá presentarse en sociedad en esta oportunidad. En rigor, este será uno de los motivos del encuentro, pero ante la posibilidad de que participe el presidente Alberto Fernández crecen las expectativas de que se produzca algún anuncio concreto en respuesta a los reclamos que vienen formulando desde el año pasado los mandatarios. Léase, entre ellos, una distribución más equitativa de los subsidios para el transporte público de pasajeros. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El vicegobernador Osvaldo Jaldo, a cargo de la gobernación de Tucumán por la licencia de Juan Manzur, no pudo confirmar este jueves en una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno si el Presidente participará de la asamblea. Sí se refirió a que en el encuentro, que se realizará en un hotel cinco estrellas que está frente al Parque 9 de Julio, se analizará el aún persistente desequilibrio en el reparto de subsidios para el transporte y el racionamiento de gasoil para las actividades productivas, entre otros temas. El tenor de una agenda cargada de demandas puede ser el termómetro que defina si el Presidente se dará a o no una vuelta por el cónclave. Si la visita se hace presente, parece conveniente que no llegue con las manos vacías. 

 

Anticipó Jaldo que en el cónclave también se pedirá a la Casa Rosada que se subsidie el consumo eléctrico domiciliario, tal como se hace con el gas en el sur argentino debido al frío patagónico. “Buscamos para Tucumán la manera de achicar la asimetría que tenemos con relación a la Capital Federal. Tenemos provincias que en determinadas épocas del año las temperaturas superan los 45° y muchas veces la sensación térmica llega a los 50°. Hay días con mucho calor en el NOA y NEA y usamos más energía eléctrica. Por eso, venimos planteando un tratamiento igualitario para la electricidad”, señaló.

 

El jefe de Estado buscaría el calor norteño para recobrar protagonismo, en el marco de una nueva estrategia de comunicación que se puso en marcha en los últimos días, en donde se busca mostrarlo con mayor cercanía con "la gente" y la resolución de problemas reales. Este 25 de mayo, sin ir más lejos, participó de un locro patrio con trabajadores de la economía popular en el partido bonaerense de Florencio Varela, en donde se animó a subir al escenario para cantar "Sólo se trata de vivir", de su ídolo Litto Nebbia.

 

En Tucumán, la cosa viene distinta. Guitarrear ante gobernadores tiene otro precio porque "el horno no está para bollos", señalan cerca de uno de los mandatarios. El lunes último los gobernadores peronistas traslucieron que la paciencia se les agota. Se reunieron en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI) y mostraron en dos documentos (con 16 firmas) que juegan fuerte. Insisten y exigen que, de una vez por todas, se le ponga fin al desequilibrio en la distribución de los subsidios para el transporte público. Aunque no se la señale, este reclamo apunta directo a la Casa Rosada. 

 

Por si no bastara con este señalamiento, ingresó en el Congreso un proyecto para crear el "Sistema Federal de Distribución de Compensación Tarifaria al Transporte Público de Pasajeros", que lleva las firmas de la senadora sanjuanina Cristina López, su comprovinciano Rubén Uñac y del senador tucumano Pablo Yedlin. Uno de los objetivos es garantizar fondos por un total de $ 360.000 millones para el ejercicio fiscal 2022. El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, al igual que sus pares del Norte Grande, a menudo suele remarcar públicamente que el AMBA recibe $ 46.000 millones por mes en subsidios al transporte, mientras que el resto de las provincias recibe $ 24.000 mil millones por año.

 

En las últimas horas, el gobernador de Chaco, Jorge Milton Capitanich, también cuestionó la falta de federalismo. “La Ciudad Autónoma de Buenos Aires nos sacó $ 500.000 millones a las provincias entre 2016 y 2022”, expresó en una entrevista. Por eso, en Tucumán se espera que el Presidente diga presente y formule anuncios concretos. En la misma sintonía sobre este pedido de federalismo juegan los mandatarios radicales Gerardo Morales, de Jujuy, y Gustavo Valdés, de Corrientes.

 

"Los gobernadores peronistas del norte han demostrado en varias ocasiones que están junto a Alberto, pero tiene que haber señales de reciprocidad más claras. La situación está muy complicada", sostuvo a Letra P un senador de confianza de uno de los mandatarios del norte argentino. Este mismo dirigente recuerda que no deben desestimarse los votos del peronismo del Norte Grande. En las elecciones legislativas del año pasado, el oficialismo mejoró el resultado de las primarias y ganó en nueve provincias. Siete de ellas pertenecen a la región: Formosa, La Rioja, Tucumán, Salta, Chaco, Catamarca y Santiago del Estero. “En un escenario tan complejo como el actual, no es un dato menor”, dijo.

 

El otro tema que los mandatarios peronistas del Norte Grande buscan instalar es el reclamo de federalizar la integración de la Corte Suprema de Justicia. Fue anticipado en la “peña de los senadores” de la semana pasada en La Rioja y se cristalizó esta semana en un documento.

 

Esta fuerte movida se produjo cuando fracasó el diálogo entre la Nación y la Ciudad de Buenos Aires por el porcentaje de fondos transferidos a la Capital por el entonces presidente Mauricio Macri, que saltó de un 1,4% al 3,75% de la coparticipación federal. El 9 de septiembre de 2020, a través del decreto 735/2020, Fernández dispuso que ese porcentaje se retrotrajera al 1,4 %. Luego, el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta recurrió a la Justicia para denunciar la situación y el máximo tribunal mandó, en marzo, a que las partes se sienten a acordar, pero no hubo humo blanco. Ahora, todo dependerá de un fallo de la Corte Suprema. Los gobernadores entienden que si se pronuncia a favor del jefe de Gobierno opositor, eso se traducirá en una reducción de los fondos que destina la Nación al interior.