23|11|2022

Jaldo puso en marcha el Operativo Despegue: Tucumán votará en junio

28 de abril de 2022

28 de abril de 2022

El mandatario norteño es el primero en desdoblar los comicios provinciales de las presidenciales. Gran parte de sus pares tiene los mismos planes.

El vicegobernador a cargo del Poder Ejecutivo de Tucumán, Osvaldo Jaldo, anticipó este jueves que las elecciones provinciales serán desdobladas del calendario electoral nacional, por lo que no coincidirán con las presidenciales, y confirmó que en junio del año próximo la ciudadanía tucumana deberá concurrir a las urnas para renovar las autoridades locales. La decisión pone en marcha un Operativo Despegue que promete prontas novedades en otras provincias, donde es un secreto a voces que no habrá comicios simultáneos para cargos provinciales y nacionales, y puede resultar decisivo en la estrategia electoral del oficialismo de cara a la pelea grande de 2023. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“En 2019 hemos votado en junio y creo que la fecha, hasta aquí, será junio. En nuestro espacio político vamos a respetar eso (porque) no tenemos otra alternativa, otra opción, y tampoco está en la agenda del gobierno provincial ni del Partido Justicialista (PJ) modificar esa fecha”, expresó Jaldo en declaraciones televisivas.

 

Tras un acto oficial y un recorrido por las obras de la primera confitería en el cerro San Javier, el mandatario interino de Tucumán picó en punta en la definición del calendario electoral 2023, que se supone se desplegará durante todo el año a lo largo del país. La referencia a 2019 aludió a las elecciones provinciales del 9 de junio de aquel año, en las que el peronismo se impuso con el 51,86% de los votos y que llevó a la gobernación al actual jefe de Gabinete, Juan Manzur, secundado por Jaldo. En esa línea de razonamiento, extraoficialmente se especula que la convocatoria para los comicios locales de 2023 se fijaría el domingo 4 de junio.

 

Las palabras de Jaldo pueden ser la punta del iceberg de próximos anuncios. Como viene contando Letra P, son varias las provincias que mastican la idea de desdoblar las elecciones. En los distritos cuyos oficialismos militan el centrismo mediocampista para esquivar la grieta nacional, como por ejemplo Córdoba, Neuquén y Río Negro, se da como un hecho que se votará antes. Lo mismo se presume en Misiones y Salta, no solo por el antecedente de 2019 sino porque tanto el rovirismo misionero como las huestes del gobernador Gustavo Sáenz sufrieron la ola cambiemista en las últimas legislativas y buscarán correr su boleta de una disputa traccionada por las figuras que compitan para llegar a la Casa Rosada.

 

Para preocupación del oficialismo, esta tesitura empieza a permear también en las provincias gobernadas por el peronismo, lo que abre un interrogante sobre cuál será la estrategia para retener el poder en 2023. En Entre Ríos, como adelantó este portal, se preparan para votar en junio por más que el gobernador Gustavo Bordet cada día se muestre más albertista. En Catamarca, en el entorno de Raúl Jalil deslizan que en la provincia se votará en mayo de 2023. Los adelantamientos en el Norte Grande son los que más incógnitas abren en el Frente de Todos. En las legislativas de 2021, la coalición gobernante triunfó en solo nueve provincias del país y ocho pertenecen a esta región. Sin Tucumán, Catamarca y Salta (ni Santiago del Estero, que votó el año pasado), se achica el espectro de referentes provinciales que puedan sumarle músculo desde sus distritos a la boleta presidencial del peronismo.

 

En el caso de Tucumán, la Constitución provincial, en su artículo 43 inciso 5, establece que el gobernador "podrá convocar a elecciones simultáneamente con las elecciones nacionales si lo considera conveniente", aunque en el apartado siguiente indica que "la elección de autoridades se efectuará dos meses antes de la conclusión del mandato de las autoridades en ejercicio, salvo lo dispuesto en el caso previsto en el inciso anterior".

 

En 2019 un fallo de la Justicia tucumana había declarado la inconstitucionalidad del artículo 43 inciso 6 de la Constitución local y así había eliminado cualquier tipo de plazo para la convocatoria a los comicios, por considerar que la Convención Constituyente que redactó el texto se extralimitó en ese punto.

 

De acuerdo a lo establecido por el Código Nacional Electoral, las elecciones primarias deben realizarse el segundo domingo de agosto, mientras que las generales deben llevarse a cabo el cuarto domingo de octubre: es decir que las urnas estarán dispuestas para el 13 de agosto y el 22 de octubre del año próximo para los comicios presidenciales.

 

En caso de que fuera necesario un ballotage, tendrá que celebrarse "dentro de los 30 días" posteriores a las generales.