04|7|2022

El Presidente busca salir del barro de la interna con un lifting de comunicación

24 de mayo de 2022

24 de mayo de 2022

Aprovecha el 25 de Mayo para cambiar el eslogan del Gobierno y lanzar spots con nueva estética. Asiste al tedeum por primera vez.

Un mensaje renovado, más colores y la mirada puesta en el futuro son los ejes de la nueva campaña de comunicación del Gobierno, que comenzará a verse este jueves a partir de la medianoche, cuando se cumpla otro aniversario de la Revolución de Mayo, fecha que la Casa Rosada eligió para refrescar su imagen y tratar de imprimirle un nuevo tono a la comunicación, en medio de las tensiones internas del Frente de Todos (FdT). 

 

“Primero la gente” es el nuevo claim de la administración nacional, que sucederá a los dos que reinaron en los dos años y medio de gestión que lleva Alberto Fernández: “Argentina unida” y “Reconstrucción argentina”. Con el nuevo mensaje, el Gobierno buscará dar vuelta la página después de un período que estuvo signado por la pandemia y por la crisis económica, que el oficialismo emparenta con la herencia de Mauricio Macri y con las consecuencias de la Guerra en Ucrania. A esos factores externos, se sumó hoy la crisis entre el Presidente y la vice, Cristina Fernández de Kirchner, que tiñó estos últimos meses. 

 

En ese contexto, los nuevos spots y la gráfica buscarán transmitir esperanza en el tiempo que viene, con eje en la gestión y en los valores en los que cree el FdT, contrapuestos a otro modelo de país, esbozado por un sector de la oposición. Un relanzamiento, casi una señal de largada para la campaña 2023, a tono con el mensaje que Fernández buscó transmitir en las últimas semanas, que indica que su rival no está dentro del FdT, sino en la propuesta del neoliberalismo. El Presidente está convencido de que el crecimiento de la economía y algunos ejes de la gestión revertirán la crisis.  

 

La fecha elegida para el relanzamiento coincide con el aniversario de la Revolución de Mayo y, también, con la asunción de Néstor Kirchner, en 2003. Una prenda de paz interna. 

 

Con motivo de la fecha Patria, Fernández participará este 25 de mayo del tradicional Tedeum que encabezará el arzobispo Mario Poli en la Catedral metropolitana. El mandatario se trasladará primero desde la residencia de Olivos hasta la Casa Rosada y, desde allí, caminará por avenida Rivadavia, bordeando la Plaza de Mayo, como es tradición, junto a los integrantes del gabinete para asistir a la celebración religiosa. La caminata podría suspenderse en caso de lluvia.

 

El tedeum comenzará a las 11 y contará, también, con la presencia de diplomáticos, embajadores y representantes de seis credos diferentes. Fernández dejará una ofrenda en la tumba del general José de San Martín y se unirá a una oración por la paz. Ni la vicepresidenta ni el diputado Máximo Kirchner participarán de la celebración. Cristina Kirchner asistió por última vez a la Catedral metropolitana en 2014, cuando era presidenta. En su último año de mandato, concurrió a la celebración a la Basílica de Luján.  

 

La de este miércoles será la primera vez que Fernández asista a la celebración de manera presencial desde que es Presidente. Las dos ediciones anteriores se realizaron de manera virtual debido a la pandemia. Se espera, como todos los años, que la homilía del cardenal Poli tenga un alto voltaje político.

 

La presencia del mandatario en el tedeum se confirmó en las últimas horas. Fernández tenía previsto celebrar el 25 de Mayo con un viaje a la Antártida pero las condiciones climáticas no acompañaron y el plan se suspendió. Según indicaron fuentes de la Casa Rosada, luego, el primer mandatario se trasladará a un club ubicado en Florencio Varela, en el conurbano bonaerense, donde compartirá un locro con trabajadores de la economía popular. El evento fue organizado por el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, y el secretario de Economía Social y líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico.