23|6|2022

64% mata 60%: el cristinista Kicillof pierde con Fernández en la batalla de salariazos

10 de mayo de 2022

10 de mayo de 2022

El gobernador agregó diez puntos a los acuerdos salariales con los gremios estatales bonaerenses. Quedó por debajo de la Nación e incluso de algunos municipios.

El gobierno bonaerense acordó este martes con los gremios docentes, estatales, judiciales y de personal médico agregar diez puntos a todos los aumentos salariales cerrados hasta el momento para llegar en diciembre a una suba total del orden del 60%. Con esto, el gobernador cristinista Axel Kicillof se subió al “salariazo” que promueve su jefa, Cristina Fernández de Kirchner, pero quedó cuatro puntos debajo de la suba que otorgó el persidente Alberto Fernández, criticado por el cristinismo por su visión conservadora en materia de ingresos.

 

La medida ejecutada por la administración provincial se da cuatro días después de los reclamos públicos de la vicepresidenta, quien el pasado viernes cuestionó públicamente “la política de bajos salarios” que llevó a que haya “trabajadores en relación de dependencia pobres”. Un día antes, había celebrado el incremento del 60% que consiguió la Asociación Bancaria.

 

El aumento que otorgó Kicillof no alcanzó al 64% que ofreció la administración Fernández como un recurso para evitar una mayor pérdida del poder adquisitivo del personal del Estado nacional ante la irrefrenable disparada de precios. Incluso, se ubicó detrás de los porcentajes que en marzo acordaron varios municipios, como el San Martín, donde manda el albertista Gabriel Katopodis: allí, la suba salarial fue del 65%.

 

El acuerdo para el personal del Estado provincial fue anunciado tras un encuentro del que participaron, además de Kicillof, el ministro de Hacienda, Pablo López; la titular de Trabajo, Mara Ruiz Malec, y el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde.

 

"En esta oportunidad, el Poder Ejecutivo ha decidido actuar con premura agregando diez puntos porcentuales a todas las etapas de los acuerdos concertados y adicionar asimismo un nuevo aumento en el mes de diciembre que asegure un piso de aumento salarial en línea con las proyecciones actuales aumentos salariales del 60%", indicaron fuentes del Gobierno.

 

Remarcaron que, al mismo tiempo, continua vigente la cláusula de monitoreo, a la que se agrega la revisión en el último trimestre del año.

 

"De esta manera, se busca dar una perspectiva para lo que queda del año; es importante que los trabajadores puedan tener certidumbre en un contexto volátil como el actual", señalaron.

 

El último acuerdo paritario entre el gobierno bonaerense y los gremios docentes se firmó en febrero pasado y contemplaba un incremento cercano al 42% en una escalada en tres tramos, mientras que el acuerdo con los trabajadores estatales y judiciales se cerró un mes después, con un incremento del 40%. En ese momento, se consensuó también incluir una cláusula de reapertura y otra de seguimiento.