Economía

El campo se atrinchera en Expoagro y saca pecho: Ucrania, el Fondo y el trigo

Tiene su semana para marcarle la cancha al Gobierno. Rechazo al fideicomiso antiinflación, precios récord y 'no dejarla pasar'. Halcones, palomas y Kicillof.

SAN NICOLÁS (Enviado) El campo vuelve a armar la fiesta donde más cómodo se siente, donde realiza exhibicionismo de su potencial económico y usa de tribuna para enviar mensajes políticos. La Expoagro 2022 llega recargada después de dos años de ausencia por culpa de la pandemia, con un telón de fondo particular ante la incidencia de la guerra en Ucrania, el inminente acuerdo con el FMI y los precios de los commodities por las nubes. El sector agroexportador infla el pecho y le pide pista al Gobierno para no frenar el envión. 

 

La feria de los negocios del agro, que se realizará una vez más en San Nicolás, en el norte de la provincia de Buenos Aires, tendrá al sector privado de la zona núcleo como protagonista, pero también a la política de la pampa gringa. El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, parece ser el que más entusiasmo tiene sobre el encuentro y hasta levantó un enorme stand que se encargó de difundir con bombos y platillos para darle más impulso a su perfil productivista. Promete varias horas durante al menos dos días de los cuatro que tendrá la exposición.

 

El cordobés Juan Schiaretti no capitalizará personalmente su peronismo núcleo y amigable con el trigo y el maíz y enviará a su ministro de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso. Juntos por el Cambio (JxC) no pierde la oportunidad en terreno amigo y ya reservó almuerzos con los organizadores, entidades rurales y empresarios. No hará diferencias entre halcones y palomas: Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta irán en días distintos. En tanto, Axel Kicillof será la cara del Frente de Todos que más contrasta con el campo por más que se esté mostrando más correcto; mientras que el ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, buscará compensar ánimos y atajar penales.   

 

Esta vez no la tiene fácil. La creación por parte del Gobierno de un fideicomiso para subsidiar en el mercado interno las ventas de harina 000 y de fideos secos puso los pelos de punta a toda la cadena. Los exportadores de trigo y maíz aportarán un porcentaje para sostener los precios internos y luego serán compensados. Ahí está la disputa: la cotización que propone el Gobierno, medida contra el blue, equivale a unos 115 dólares. Según supo Letra P, una de las cuestiones que manifestarán las cerealeras a través de la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA) y del Centro de Exportadores de Cereales (CEC) será el ajuste que se haga al respecto y los porcentajes. 

 

“La cuestión es saber cuánto les va a salir esto al exportador y al productor. La resolución habla del 1% del valor de exportación, pero, si sigue subiendo el precio del trigo, creemos que será más alto. Eso genera incertidumbre en el mercado”, sostuvo a Letra P una fuente con ascendencia en las agroexportadoras. El enojo también es de los productores, porque entienden que el costo terminará siendo compartido con ellos.

 

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) expondrá sobre este tema en un panel con un rechazo marcado “a las propuestas impulsadas por el Gobierno en materia de constitución de fideicomisos en cualquiera de los productos agroindustriales”. Fundamenta que no tiene impacto en la góndola ni en la inflación y que traerá más costos. Se trata del tema central de disputa con el Gobierno por estas semanas. 

 

“No podemos perder oportunidades. La desgraciada guerra trae una oportunidad para el país para potenciar los sectores exportadores y eficientes. Ese es el título”, sostuvo a Letra P Luis Zubizarreta, presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (ACSOJA), de la Cámara de Puertos Privados Comerciales. A la cuestión de los fideicomisos se le suma el reclamo por la aprobación del proyecto de ley impulsado por el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) para generar incentivos a la inversión agroindustrial en los próximos diez años. En otras palabras, baja de impuestos. 

 

Así como las implicancias de la guerra en Ucrania sobre los precios de los commodities, particularmente en el trigo, que cerró el viernes un 60% más que una semana antes, el impacto del acuerdo del FMI sobre el campo también estará de fondo en la feria. Justamente, el reclamo por la pisada ley de exportaciones va en ese sentido: el propio Alberto Fernández la empuña como fórmula para pagar la deuda. 

 

El exviceministro de Economía y actual consultor Emmanuel Alvarez Agis será el primero de los economistas que pondrán el foco en el acuerdo. “La Argentina conviviendo con el FMI”, se llamará el panel que compartirá con Juan Politi, vicepresidente de Allaria Ledesma, la asesora de inversión para la que trabaja el propio Álvarez Agis. 

 

Como en todas las ediciones, no falta la visión liberal y, para eso, la Expoagro apostó por uno de los economistas que atrapan por cómo lo dice más que por lo que dice. Carlos Melconian y un título optimista: “La Argentina hoy y una nueva oportunidad”.

 

Un poco más allá del liberalismo de Melconian se posicionará Javier Milei con una exposición sobre “valores morales, liberalismo y crecimiento”. Ese mismo viernes se espera la presencia de Rodríguez Larreta. ¿Se quedará a escuchar o pegará la vuelta a la Ciudad?

 

El gobernador de Santa Fe Maximiliano Pullaro durante una recorrida por instalaciones de la empresa de aguas y cloacas.
La Fiscal General de Santa Fe. Vranicich detalló las tareas de fortalecimiento del ministerio público a su cargo. 

También te puede interesar