LUIS ZUBIZARRETA

“Si el peaje de la Hidrovía pasa por el Estado, el flete será más caro”

El presidente de ACSOJA expresa el rechazo del sector agroexportador a la intermediación estatal en una caja de 200 millones de dólares al año.

Es un hecho que el presidente Alberto Fernández firmará el decreto para que la Administración General de Puertos (AGP) gestione la vía navegable de la Hidrovía, lo que implicará el control del peaje en manos estatales y, también, la peor pesadilla para los privados que están dentro del negocio.

 

El sector exportador se opone a cualquier vestigio estatal en el esquema que le dio frutos durante 25 años, y, sobre todo, en el manejo de una caja de 200 millones de dólares al año. Desde su múltiple rol de ejecutivo del ámbito agroexportador, Luis Zubizarreta advierte, en una entrevista con Letra P,  sobre presuntas trabas burocráticas y logísticas del nuevo modelo que tendrá al Estado subcontratando las obras de mantenimiento del río. 

 

“Estamos en contra de que el flujo económico pase por el Estado porque no gana nada y encarecerá la obra”, afirma el presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (ACSOJA), de la Cámara de Puertos Privados Comerciales y de la Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO) y, además, ejecutivo de la cerealera Dreyfus. "Hay que pasar de ruta fluvial a una autopista", pide quien ya estaba en el negocio cuando el menemismo largó la concesión privada. 

 

-¿Por qué propone una nueva licitación del dragado y balizamiento de la Hidrovía?

 

-Hay que aprovechar el vencimiento para aggiornarse. Brasil tiene un enorme desarrollo logístico que le permitió duplicar la producción de soja en la última década. Nosotros nos estancamos. 

 

-¿En qué situación de desarrollo está la vía navegable?

 

-Antes era un camino de tierra que administraba el Estado, después se hizo ruta concesionada hasta hoy en día y para el futuro necesitamos una autopista.

 

-¿Se demoró el pliego durante el gobierno de Mauricio Macri?

 

-Puede ser, pero también es verdad que la concesión no había vencido. Trabajaron fuerte.

 

-¿Qué opina de la posible concesión corta de un año para AGP como paso previo a una licitación extensa?

 

-Es bastante pragmático porque es claro que los pliegos llevarán más tiempo, pero hay que trabajar fuerte en la licitación de fondo a 15 años. Esa debe ser ambiciosa.

 

-¿Qué opina sobre el manejo del peaje en manos de AGP?

 

-Estamos en contra de que el flujo económico pase por el Estado porque no gana nada y encarecerá la obra. 

 

-¿Por qué?

 

-Porque es un riesgo distinto si la empresa de dragado y balizamiento le cobra directo al buque que transita, que si lo cobra el Estado y debe esperar a que le pague por sus servicios. Es demasiado obvio.

 

-¿Qué cosa?

 

-El que acepte esa situación asumirá un riesgo y lo pondrá en la tarifa. Ese extra costo impactará en la logística y en el flete.

 

-En el borrador del decreto, el Ministerio de Transporte fijará la base tarifaria. ¿Qué pretenden los privados?

 

-Queremos que el peaje sea lo más barato posible para tener competitividad.  

 

-Uno de los fundamentos es que así tendría control sobre el negocio.

 

-El Estado debe controlar que no haya tráficos ilícitos, cuestiones ambientales y que el concesionario haga las obras. De ahí a controlar el flujo de dinero es otra cosa. No nos parece.

 

-¿Están a favor del control de la concesión?

 

-Obviamente. El contrato deberá proteger los intereses de Argentina, pero no es una cuestión de soberanía como se dice.

 

-Justamente algunos sectores políticos piden recuperar la soberanía sobre la Hidrovía. 

 

-Es una confusión y una bandera atractiva para quienes no conocen el tema. Pero les digo que el flujo del río está controlado por Prefectura y la Aduana.

 

-¿Faltan controles en los puertos?

 

-No me parece, tienen un severo control. La Aduana hace profesionalmente su trabajo. 

 

-¿Dónde está entonces la falencia?

 

-Es que no sé si hay falencias en los puertos, a mí no me consta. Hay un poco de mito en los números del contrabando. 

 

-Son elocuentes los delitos de evasión e incontables los casos de narcotráfico.

 

-Obviamente hay situaciones y las rechazamos; pero no creo que sea una cosa masiva como se presenta al tráfico ilegal de granos.

 

-¿Está de acuerdo con discutir en profundidad el tema de controles?

 

-Totalmente, pero no hay que mezclarlo con la licitación que es una obra de dragado y balizamiento.

 

Axel Kicillof logró reunir en Rosario a las distintas tribus del peronismo, pero también a aliados extrapartidarios como Juan Monteverde.
Diego Iglesias, el fiscal que dirige la Procuración contra el Narcotráfico (Procunar).

También te puede interesar