12|8|2022

"Schiaretti debe ser parte de un proyecto de país para derrotar al populismo"

31 de marzo de 2022

31 de marzo de 2022

Con auspicio de Macri, el diputado PRO sostiene su precandidatura a gobernador de Córdoba y propone un armado nacional que incluya al actual mandatario.

Aunque la integración de Juntos por el Cambio (JxC) en Córdoba registre avances, como el lanzamiento de una mesa para formalizar reglamentos y acuerdos, la persistencia de ciertas diferencias devuelve las discusiones a un loop añejo. Uno de ellas, acaso la principal, gira en torno a la relación del espacio con Juan Schiaretti. Mientras algunos socios remarcan que cualquier acción debe definirse en clara oposición al patriarca de Hacemos por Córdoba (HxC), otros creen necesaria una vinculación estratégica de alcance nacional.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Entre estas voces se encuentra Gustavo Santos, uno de los primeros en anotarse en la carrera por la candidatura a la gobernación de JxC en los comicios del año próximo. En diálogo con Letra P, el diputado nacional indicó que la verdadera discusión tiene un marco nacional, en el que Córdoba puede ser el mejor ejemplo. Por eso, considera que una disputa con el referente peronista es tan “provinciana” como pequeña.

 

Además de ratificar su precandidatura, el titular de la Fundación Pensar Córdoba y exministro de Turismo del gobierno de Mauricio Macri asegura que no es parte de "la casta política" y azuza a algunos rivales de la interna, a quienes pide que acrediten capacidad de gestión.

 

-¿Sigue siendo precandidato a gobernador?

 

-Por supuesto. Trabajo para eso hace mucho tiempo. Estoy recorriendo la provincia, trabajando en un programa.

 

-Desde que hizo pública su intención, aparecieron otras precandidaturas en el PRO y dentro de JxC.

 

-Es parte de la diversidad que existe dentro de la coalición y en los espacios que la integramos. Cada uno de quienes quieren ser candidatos tendrá que demostrar para qué quiere gobernar, cuál va a ser su proyecto y cómo va a hacerlo. Para ello deberá demostrar capacidad de gestión.

 

-¿Debería ser del PRO el candidato que represente a JxC en 2023?

 

-Hay un desafío muy importante: poder reproducir en Córdoba la relación que los cordobeses tienen con los candidatos nacionales del PRO. En Córdoba han sido siempre fuertes las figuras de Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta o Patricia Bullrich, pero no hay correspondencia entre esa relación con nuestros líderes nacionales y la oferta que le brinda la dirigencia tradicional del PRO en Córdoba. Hace falta un soplo de aire fresco en la oferta electoral. Es un espacio que vamos a intentar cubrir.

 

-Se menciona su nombre como integrante de una posible lista que cristalizaría una alianza con Hacemos por Córdoba.

 

-Hoy es una ficción, porque estamos en espacios diferentes. Si hubiera alguna integración del peronismo cordobés en una política nacional de JxC, podría generarse otro contexto. Mientras no suceda, es una hipótesis sin asidero.

 

-¿Ve con buenos ojos una integración nacional con Schiaretti?

 

-Argentina tiene que salir de un proceso de decadencia. Tenemos que derrotar un modelo populista que ha llevado al país al fracaso, al borde de la inviabilidad. Necesitamos un proyecto de país sustentado por la mayor cantidad de gente con racionalidad política. Una figura como Schiaretti, con su visión antikirchnerista, que ha demostrado posiciones razonables, debería ser parte de esa masa crítica que necesita Argentina para salir adelante.

 

-¿Se puede prescindir del schiarettismo en la provincia pero sumarlo a nivel nacional?

 

-Lo fundamental es derrotar al populismo autocrático en Argentina. Mi preocupación fundamental no pasa por derrotar a Schiaretti, eso me parece una visión provinciana. Necesitamos un plan consistente para sacar al país adelante. Tenemos que ser capaces de enfrentar cambios profundos. Ese será un desafío de JxC a nivel nacional y debe tener correlato cordobés. Personalmente, yo no quiero derrotar a Juan Schiaretti, quiero derrotar a la desesperanza. Quiero llevar adelante un proyecto que convierta a Córdoba en un motor de ese cambio que Argentina necesita. Córdoba puede ser el modelo de un país mejor.

 

-¿Cuál debería ser el método para resolver las candidaturas en JXC para 2023?

 

-Una interna abierta. No coincido con los que quieren anticiparla. Hay que llevarla lo más allá posible. Me parece hasta riesgoso tener tanto tiempo un candidato  definido porque, en un país en el que no sabés qué va a pasar mañana, puede dejar de ser competitivo de un día para otro.

 

-¿Teme que un período preelectoral prolongado facilite rupturas? ¿O que los sectores derrotados no trabajen por el candidato electo? 

 

-No lo sé. Lo ideal sería aproximar la interna lo máximo posible a la elección provincial.

 

-Hay quienes objetan una interna abierta porque creen que HxC puede intervenir indirectamente. También por el peso de los aparatos de cada socio.

 

-Es una estupidez, un desconocimiento de cómo funciona la sociedad. Los aparatos son cada vez menos importantes en la política. Cada vez es más importante la gente. Ya nadie moviliza así. Si hablamos de interna abierta, son afiliados de los partidos que participan más los independientes. Tenerles miedo a los independientes ya sería una posición antidemocrática.

 

-Para los sectores de JxC que ganaron la interna en las PASO 2021, aquel resultado debe orientar las prioridades en el armado de la lista. ¿Qué opina?

 

-Es una historia distinta. No tiene absolutamente nada que ver una elección legislativa con una ejecutiva. Además, aquella fue mi primera elección, yo no soy parte de la casta política cordobesa. Las PASO y las generales fueron la oportunidad para que yo empezara a aparecer en el escenario político de Córdoba, porque siempre tuve perfil ejecutivo. Mi decisión es seguir dando pelea. Voy a ser una opción en el espacio y voy a decir para qué quiero gobernar. Voy a plantarme porque tengo convicción de que puedo llevar esta provincia adelante.

 

-¿Con cuál de las referencias nacionales de JxC se siente más identificado?

 

-Estoy en el macrismo por Mauricio Macri. Es uno de los líderes más importantes que ha tenido la política argentina en estos últimos tiempos. Ha sido capaz de construir el PRO, un soplo de aire fresco en la política. Luego fue capaz de construir una alternativa política que demostró que se puede gobernar el país en un momento donde había prácticamente una hegemonía del kirchnerismo. Fui parte de su gabinete, fui ministro de Turismo y sé de sus convicciones, sus condiciones de conductor, su vocación de trabajo. Más allá de que hayamos tenido fallas, es uno de los grandes líderes de la política.

 

-Se lo pregunto porque en su propio espacio hay quienes piensan que ya pasó el tiempo de Macri.

 

-No. Eso me parece desconsiderado y poco inteligente. Mauricio es una figura relevante de la política argentina que tiene muchísimo para aportar.