31|1|2023

Doble tacle de la Corte a fiscales en la disputa político judicial

25 de febrero de 2022

25 de febrero de 2022

 El Ministerio Público de la Acusación chocó contra el tribunal provincial en una causa clave. El gesto disciplinador de un cortesano. Quiebre en la novela. 

La tensión entre el Ministerio Público Fiscal (MPA) y parte de la corporación judicial y legislativa volvió a agitarse tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe por el cual quedó blindado el senador provincial Armando Traferri, que no podrá ser citado e imputado por fiscales en una causa zpor presunto juego ilegal. El tacle fue doble para los investigadores judiciales porque al fallo adverso, que era el esperado, se sumó el pedido de un sumario administrativo por parte del presidente del máximo tribunal provincial, Rafael Gutiérrez, para uno de ellos. La situación parece ser bisagra, porque pone blanco sobre negro en la disputa de poder y, también, los puntos por parte del presidente de la Corte.  

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

"En la pochocleada del jueves, además de Traferri estaba Gutiérrez, y va para demostrar que Traferri es gente de él", sostuvo el fiscal Matías Edery sobre la Junta Provincial de Seguridad realizada la semana pasada. Tras esas declaraciones, el presidente de la Corte avanzó para que la Auditoría General del MPA evalúe la conducta.

 

A partir de allí, empezaron a tallar los respaldos y las disidencias en la novela judicial que en algunos casos son circunstanciales y en otros, corporativos. El Colegio de Magistrados envió una nota al fiscal general provincial, Jorge Baclini, donde manifestó su "preocupación" por las declaraciones del fiscal y llamó a que "se preserve el respeto institucional y se guarde singular prudencia” al declarar públicamente. Horas después, Baclini recibió una nota similar de parte del Sindicato de Trabajadores Judiciales. El gremio consideró que “el doctor Gutiérrez no merece tal descrédito”. 

 

Según explicaron a Letra P en el núcleo de fiscales, el pedido del ministro de la Corte fue interpretado como una demostración de poder. Esto activó la defensa de la Asociación de Fiscales, puntualmente, de la jefa regional de Rosario, María Eugenia Iribarren. “Coincide con la fecha del fallo (de la Corte), pero con mayor pesar coincide con el juicio que está desempeñando el fiscal contra organizaciones delictivas”, sostuvo quien pretende suceder en pocos meses a Baclini en la fiscalía general.

 

Hay un quiebre en la novela a partir del episodio de Edery. Por primera vez, un fiscal blanqueó en público y con nombres lo que plantean en privado: la existencia de un bloque de poder conservador que vincula a jueces, legisladores, políticos y otros actores para actuar en consecuencia. Del otro lado dice posicionarse el grueso de la Asociación de Fiscales. El exministro de Seguridad Marcelo Sain fue pionero en levantar esa bandera y llevarla a límites de disputa, sobre todo contra Traferri. 

 

La cuestión viene desde hace años, pero volvió a encenderse en 2020, cuando los fiscales calificaron de discrecional el control y la remoción de investigadores que posee la Comisión Bicameral de Acuerdos de la Legislatura. Una serie de fallos para frenar la facultad de la Legislatura calentó la situación y, como si fuera poco, meses después, estalló la causa de juego ilegal que salpicó a Traferri

 

En principio, tras el fallo de la Corte, que salió por mayoría -sólo Daniel Erbetta votó en disidencia-, la tensión podría entrar en una etapa de meseta aunque no parece que las diferencias vayan a apagarse de inmediato. La Asociación de Fiscales mantiene la guardia alta, porque sospecha que puede haber un avance más intenso en el que Edery tiene todos los números.