JUSTICIA SANTA FE

Gutiérrez, el cortesano que busca poner al fiscal general

Opera para colocar a Roberto Prieu Mántaras al frente del Ministerio Público de la Acusación. Banca del PJ y rechazo del radicalismo y el socialismo.

ROSARIO (Corresponsalía Santa Fe) La definición de las futuras autoridades del Ministerio Pública de la Acusación (MPA) moviliza, como contó Letra P, a toda la política. Pero el concurso y posterior resolución también es observado con muchísima atención por la Corte Suprema de la Justicia de la provincia, especialmente por el juez y expresidente Rafael Gutiérrez, quien presiona y quiere poner al camarista Roberto Prieu Mántaras como Fiscal General del organismo.

 

Se pasa de sensible y trascendente el tema. Si bien en este momento es el gobernador Omar Perotti quien tiene la sortija y la conducción del proceso de selección, la política santafesina entera tiene sus intereses y nombres que valorar por sobre otros. Gutiérrez, eterno jugador de la política, especialmente vinculado al peronismo, también.

 

Y en ese sentido, el juez de la Corte ya le hizo saber a varios jugadores y jugadoras de la política vernácula que quiere a Prieu Mántaras como reemplazante de Jorge Baclini. “Quiere tener alguien super propio dentro del MPA”, sintetizó a Letra P una fuente que conoce al dedillo las bambalinas de la justicia santafesina.

 

Prieu Mántaras es un abogado muy experimentado que trabaja actualmente en la Cámara Penal de Apelaciones de Santa Fe. Fue redactor del código procesal penal de la provincia y alcanzar el rango de jefe máximo del MPA sería una suerte de bronce para su carrera. Gutiérrez siempre va a pulsear por un candidato de su city, donde opera con sigilo y libertad.

 

Pero dicho nombre no pasaría el filtro del no peronismo. Tanto el radicalismo de Maximiliano Pullaro como el de Julián Galdeano y el socialismo se esfuerzan por no pisarse y dar el visto bueno en conjunto a las postulaciones. Y el de Prieu Mántaras asoma como vetado.

 

No obstante, el camarista podría contar con el aval del peronismo del Senado, una terminal cercana a los intereses políticos de Gutiérrez.

 

Hay todo un proceso por completar, es verdad. Todavía resta definir el jurado, defender las propuestas y realizar las entrevistas. Pero el poder real santafesino cuece sus nombres. Perotti delegó el proceso en la ministra de Gobierno Celia Arena, mujer que se ganó el respeto de casi todo el arco político. En ella prima la confianza de llegar con los tiempos y evitar que caduquen los mandatos de fiscales y fiscalas, en abril.

 

La decisión es central. Quienes sean elegidos y elegidas cumplirán un mandato de seis años, hasta 2029. Convivirán codo a codo con la futura gestión que suceda a la de Perotti. Ahí también reside el interés de la política, nadie quiere a un adversario en el MPA.

 

El ministro Puccini, el gobernador Pullaro y el presidente de la Bolsa de Rosario Miguel Simioni.
Edificio de la Justicia Penal Federal de Rosario,

También te puede interesar