06|2|2023

Mestre planta su propia fecha en el Lollapalooza del radicalismo cordobés

09 de noviembre de 2022

09 de noviembre de 2022

El negrismo convoca el sábado a un encuentro. De Loredo, el lunes. El exintendente ahora suma su propio acto. Por el momento, no hay postal de unidad en la UCR.

CÓRDOBA (Corresponsalía) Al recuento de fuerzas que el radicalismo espera exhibir en solo 48 horas le falta aún una de las columnas principales. Al cierre de esta nota, la corriente Convergencia, que presenta a los hermanos Ramón y Diego Mestre como referencias, no forma parte de las invitaciones cursadas para dos eventos centrales: el encuentro denominado “Ideas que Suman” que, convocado por el sector que lidera Mario Negri, se realizará el próximo sábado, y el acto “lanzamiento” al que llama Rodrigo de Loredo para el lunes que viene. El mestrismo asegura haberse enterado de ambos mitines a través de las redes sociales, pero prefiere quitarle relevancia a tales omisiones. Confían en que las participaciones llegarán más cerca de la fecha, como ya ocurriera con el acto que el jefe del bloque Evolución en la Cámara de Diputados realizara el 1° de octubre en el Comedor universitario. No obstante, horas después de conocerse el listado de quienes expondrán en el conversatorio negrista, el propio exintendente de la capital provincial hizo pública una convocatoria para un encuentro de cuño propio.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Voces mestristas afirman que su invitación es abierta a todos los socios de Juntos por el Cambio y a todos los sectores, tanto de su propio partido como de las fuerzas asociadas. Citan como ejemplo lo ocurrido en el cónclave realizado en la Casa Radical, convocado por la conducción del partido a principios de octubre y que contara con la presencia del titular partidario, Gerardo Morales. Aquella convocatoria tuvo lugar solo 72 horas después de que De Loredo comenzara a probarse el traje de referente boinablanca mediterráneo.

 

Ahora, la cita mestrista será el miércoles 16, desde las 19.30, en el club Argüello Junior’s, al norte de la capital provincial. Es decir, 48 horas después del acto convocado por quien parece decidido a aventurarse a la precandidatura para la gobernación.

 

Pese al denuedo puesto para alivianar interpretaciones, la convocatoria del sector que coconduce la UCR cordobesa genera ruido en momentos en que el centenario partido parecía cerrar filas de cara a 2023. La renovada cercanía entre el sector de Mario Negri, el otro coconductor, y la corriente que impulsa al extitular de ARSAT quedaría patentada en un tándem que despierta ilusiones: De Loredo candidato a la provincia, Juan Negri para la ciudad.

 

Tal demostración de unidad llegaría en momentos cruciales. Semanas atrás, Juan Schiaretti apuró la confirmación de Martín Llaryora como candidato a sucederlo en Hacemos por Córdoba. La decisión obliga a la oposición a acelerar definiciones, aún sin conocerse la fecha en que se realizarán los comicios para autoridades provinciales y con la distracción del Mundial de Fútbol a un giro de pelota.

 

En Juntos por el Cambio (JxC) tal proceso sigue cubierto por espinas. La falta de acuerdo para un reglamento interno dilata la definición sobre el mecanismo con que se definirán las postulaciones, potenciando sospechas de vieja data. Aunque en los distintos tinglados aseguren no querer repetir la fratricida división de 2019, ese vacío genera acusaciones cruzadas que van desde la funcionalidad al peronismo cordobés hasta la injerencia del expresidente Mauricio Macri.

 

En un contexto de escarceos, el radicalismo podría ostentar un importante despliegue territorial, refrendado en la gestión de más de 120 comunas y municipios y una multiplicidad de dirigentes con ascendencia en sus terruños. Con la nostalgia de épocas mejores, creen que, sin necesidad de levas, el solo inventario de fuerzas resultaría disuasivo para socios a quienes miran de soslayo, como Luis Juez. Unidad como carta fuerte en un tablero donde mucho se esconde.

 

Sospechado de un renovado acuerdo con el senador, más por la antigua rivalidad interna con De Loredo que por afinidades ideológicas, cada paso que da Ramón Mestre es cuidadosamente escrutado por sus camaradas. La convocatoria a “rancho aparte” parece convalidar suspicacias.

 

En su entorno, sin embargo, se apresuran en remarcar que no se moverán del camino que decida el partido, cuya pertenencia a JxC ha sido refrendada. En ese marco, aseguran, apoyarán cualquier candidatura rojiblanca que aspire a la gobernación. “Si será Rodrigo o no es algo que él debe definir. En lo posible, cuanto antes. Si es candidato, lo vamos a apoyar. Siempre vamos a preferir un nombre radical”, enfatizan a Letra P.

 

La única observación que deslizan las fuentes consultadas es temporal, cómo no. “Las candidaturas deben definirse cuanto antes. No coincidimos con la idea de esperar hasta el próximo año. Es tiempo muy valioso que se pierde para trabajar e instalar un nombre. El radicalismo no se puede dar ese lujo", sentencian.