PROYECCIÓN '23

El mestrismo apura definiciones en la UCR y amaga con candidatura propia

Diego Mestre se suma a la grilla de postulantes para la Capital cordobesa. Reclamos y desconfianza por las demoras en el reglamento para ordenar candidaturas.

CÓRDOBA (Corresponsalía) Tras el acto con el que Rodrigo de Loredo buscó consolidar su centralidad en el radicalismo cordobés, distintos actores del partido pergeñaban jugadas para delimitar las ínfulas del presidente del bloque Evolución UCR en la Cámara de Diputados. Junto al pedido de definición sobre si apuntará sus fichas a la provincia o a la municipalidad capitalina, sectores “históricos” rojiblancos pusieron sobre el tablero un apellido de estirpe, tradicional rival interno del extitular de ARSAT. En pocos días, con un raid de acciones directas e indirectas, el nombre de Diego Mestre se sumó al pelotón de potenciales aspirantes a la intendencia de la ciudad de Córdoba.

 

Presidente del comité Capital de la UCR, el exdiputado no formaba parte de las especulaciones para cargos electivos en la aún vaporosa interna de Juntos por el Cambio (JxC). Sin embargo, su nombre fue ganando viralidad en las últimas semanas, desde su alocución en el acto realizado el martes 4 en la Casa Radical con la presencia del jefe partidario, el gobernador jujeño Gerardo Morales, hasta la instalación de pasacalles con una consigna ambigua pero oportuna: Mestre 2023.

 

El cartel podría aludir al devenir de Ramón, representante del radicalismo en la mesa de coordinación de JxC, quien aplaudía las palabras de su hermano menor junto a Morales y al otro referente histórico del partido, el presidente del bloque radical en Diputados, Mario Negri. Quienes conocen los vericuetos capitalinos sugieren mirar detrás del vínculo entre ellos para entender la precandidatura de Diego.

 

Con Diego Mestre, suman seis eventuales participantes de Juntos por el Cambio para la competencia hacia el Palacio 6 de Julio. Tres visten pechera amarilla (Soher el Sukaria, Javier Pretto, Sebastián García Díaz), dos llevan atuendo rojiblanco (Juan Negri y el propio De Loredo).

 

En el entorno del exlegislador prefieren no subir la perilla del amplificador. Aunque admiten que hay aspiraciones, las consideran naturales tratándose de un joven dirigente que hace carrera en política. “No es descabellado, pero no queremos adelantarnos”, dicen a Letra P.

 

Tampoco desconocen la resonancia del apellido en una ciudad que ha servido como bastión para la carrera de Ramón padre y Ramón hijo, ambos intendentes por períodos consecutivos, pero prefieren hablar de la búsqueda de consensos para elaborar alternativas y por encima de cualquier especulación.

 

Citan como referencia el trabajo del Instituto de Políticas Públicas, que es coordinado por el Comité Capital y opera en la sede partidaria. “Están invitadas a participar todas las líneas internas. La idea es elaborar propuestas que sirvan para todos los candidatos. Queremos que ese trabajo se tenga en cuenta para no repetir experiencias de quienes actúan arrogándose la representación de todo el partido”, enfatizan.

 

Tiempos

En sintonía con uno de los discursos más recitados, las voces consultadas prefieren remarcar la inconveniencia de discutir sobre candidaturas en momentos en que la crisis económica se manifiesta acuciante. “Hay dirigentes ansiosos, pero con los quilombos que tiene la gente, no da para hablar de esto”, subrayan. También remarcan la incertidumbre respecto de las fechas en que Hacemos por Córdoba convocará a elecciones para la renovación de autoridades, tanto en la provincia como en la capital.

 

Sin embargo, apuntan sus dardos a la indefinición sobre el reglamento para las internas de JxC. Anidan allí, sospechan, especulaciones cuya finalidad sería perjudicar las chances de la alianza, aún en el favorable escenario que se configura. El irredento fantasma de la división de 2019 nuevamente en marcha. “Necesitamos reglas claras. No tenemos ni siquiera las fechas y queda poco tiempo. El escenario es complejo y hay muchos involucrados. La gente pide que sigamos unidos en Juntos por el Cambio y tenemos que estar a la altura”, explican en el círculo cercano a Mestre.

 

Con el mismo tono, remarcan la inconveniencia de estirar las definiciones, considerando el tiempo necesario para instalar la futura candidatura, sorteada ya la instancia de resolución interna. “Al paso que vamos, será recién en febrero. En un mes empieza el Mundial, luego vienen las fiestas y las vacaciones. Si el gobernador Juan Schiaretti decide que las elecciones sean en mayo, nos van a quedar pocas semanas para trabajar. Necesitamos otra estrategia”, sentencian.

 

Marcos Ferrer encara una semana de negociaciones clave para definir a la futura conducción de la UCR.
Javier Milei, presidente de la nación.

También te puede interesar