PROYECCIÓN '23

Juez aviva las tensiones cordobesistas para no encallar en la interna de JxC

Asegura que Llaryora no garantiza la continuidad del schiarettismo y mete el dedo en la llaga oficialista. Tiempismo a full y críticas al apuro PRO.

CÓRDOBA (Corresponsalía) Luis Juez no solo actúa ya como retador oficial por la oposición para la disputa por la gobernación de 2023. Con la misma confianza afina los embates con que espera horadar la empalizada construida por Hacemos por Córdoba (HxC) tras 24 años de gestión. Aún sin confirmaciones oficiales sobre candidaturas, apunta directamente a los intersticios abiertos por la tensión que supone el recambio generacional en el oficialismo cordobés. Devenido garante de la continuidad de la administración de Juan Schiaretti, tan valorada más allá de la frontera provincial, el senador advierte que una hipotética gobernación de Martín Llaryora podría afectar los logros de los que se ufana el cordobesismo. Lo hace justamente cuando empieza a rodar por la provincia la campaña que busca llevar al Panal al intendente capitalino de la mano de la proyección nacional del gobernador.

 

“A Schiaretti hay que reconocerle cosas que ha hecho bien. Sería necio negarlas. Ha administrado con criterio y ha sabido plantarse por intereses de la provincia, pero Llaryora no es garantía de seguir con ese rumbo. Una cosa son las promesas de campaña, otra lo que se hace en el gobierno. Conozco a los muchachos y están esperando para llegar al poder y hacer la suya. Te aseguro que yo seré mucho más respetuoso de ese legado”, dice Juez a Letra P.

 

Lo sabe, semejantes vaticinios rebotan desde el Círculo Rojo cordobés hasta el sector de la grey peronista que teme una aproximación del próximo gobierno provincial hacia el denostado kirchnerismo. “Las negociaciones con los K existen, nadie puede negarlas”, dice Juez, con un tono similar al empleado por su socio y potencial adversario en la interna, el radical Rodrigo de Loredo.

 

La admisión de las bondades del oficialismo sorprende. En simultáneo, el exintendente afirma que el ciclo de HxC está “agotado”. “¿Cuál es el modelo que se vende afuera? ¿El de las tarifas más caras? ¿El de los servicios más caros? ¿El de la pobreza consolidada y la desocupación por encima de la media nacional? Todo eso es lo que hay que cambiar”, hilvana.

 

Exfiscal anticorrupción, el líder del Frente Cívico asegura conocer de cerca muchas tramas y muchos nombres esenciales para la continuidad de seis gestiones cordobesistas. Por ello pide inteligencia a sus socios en Juntos por el Cambio (JxC). En particular, a quienes expresan “apuro” para definir candidaturas.

 

“No podemos mostrar todos los naipes si no sabemos cómo se juega. No sabemos cuándo se vota, si se elegirán gobernador e intendente en la misma fecha, si se habilitará la re-reelección para los intendentes. Ni siquiera han confirmado sus candidaturas. ¿Para qué tanta urgencia? Tenemos que tener una buena estrategia, no jugar a lo loco. Eso es lo que quiere el peronismo cordobés, que no se va a entregar así nomás”, analiza.

 

Retóricas, las preguntas y afirmaciones expresadas apuntan a uno de los temores que sacude la propia interna de JxC: la intrusión. “Claro que hay desconfianza. El peronismo trabaja sobre nuestras divisiones. Lleva muchos años contribuyendo a enfrentarnos, fomentando una confrontación. Nosotros no debemos colaborar con nuestras propias vanidades. Ahora tenemos una oportunidad única. No podemos permitir que renueven, porque serían otros 20 años para su poder”, explica.

 

Listo para el combate

La alusión a vanidades llega tras una nueva embestida del ala macrista del PRO cordobés. La pasada semana, en una tórrida reunión, referentes de dicho espacio acordaron publicar un comunicado instando a tomar decisiones sobre la conformación de la alianza y la redacción del reglamento para la definición de candidaturas y conformación de listas. Aún diluido, el texto apuntó en dirección al juecismo.

 

La primera respuesta llegó el mismo día del comunicado, con la presentación de la propuesta de reglamento por parte del Frente Cívico, punto de convergencia de variadas sospechas. Desde hace meses adjudican las demoras a la renuencia de Juez a aceptar cualquier método de definición interna que no reconozca el favoritismo que le asignan las encuestas.

 

La segunda réplica proviene del propio Juez. “Siempre estoy listo para el combate, es la historia de mi vida, pero no quiero repetir la historia. Después de 24 años tenemos una inmejorable chance de ganar. Para eso tenemos que trabajar con otra mirada. Si no podemos domar las vanidades, si no podemos sentarnos en una mesa para acordar, no merecemos ganar la provincia”, enfatiza.

 

De inmediato, ratifica que su principal hipótesis de conflicto proviene de factores exógenos al armado de la coalición. Ante ellos, pide garantías de transparencia en caso de una eventual elección interna. “No debemos regalarle un domingo a un peronismo que no se juega nada, solo voltear al candidato que mejor mide. No le quiero regalar al peronismo la posibilidad de que se meta en el proceso de selección nuestro. No hay que darle injerencia en la toma de nuestras decisiones”, enfatiza.

 

Quirós, embajador larretista para apoyar a Juez en Córdoba

De cualquier manera, ratifica la vigencia del acuerdo al que más “temen” en Hacemos por Córdoba. “Con Rodrigo de Loredo acordamos que irá como candidato el que más mida. Vamos a tomar esa decisión en el momento oportuno. Mientras, no vamos a entrar en disputas. Somos dos candidatos. Si hay consenso, no deberíamos habilitar internas. La prioridad debe ser la discusión sobre cómo llegar a gobernar Córdoba y cómo hacerlo después”, destaca.

 

Los dichos no solo direccionan al Panal: también zumban entre los socios cambiemistas que no terminan de digerir el favoritismo del senador. Por un lado, radicales que impulsan un nombre propio. Por otro lado, los que sintonizan pedidos de Mauricio Macri

 

Esas tensiones se vieron reflejadas este lunes, durante la visita del ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, figura larretista que funge de asesor de Juez en materia de políticas sanitarias. Autoridades de la UCR y del PRO participaron de distintas actividades organizadas, incluyendo una reunión en la sede del partido amarillo. Algunos referentes del macrismo prefirieron, en cambio, ir a la presentación del nuevo libro del ingeniero. En otros casos, adujeron compromisos previos, sin más.

 

Javier Milei se trasladó en helicóptero al Cabildo de la capital cordobesa.
Lourdes Arrieta, la diputada del patito en la cabeza, a cargo del armado de La Libertad Avanza en Mendoza. 

También te puede interesar