14|1|2023

Recalculando, Kirchner bajó el tono: "El cambio somos nosotros"

12 de noviembre de 2022

12 de noviembre de 2022

El diputado cerró un encuentro en Gualeguaychú. Reproche elíptico a Fernández, pero sin un dardo puntual. El enemigo está enfrente y el tamaño de la mesa. 

Con un tono más moderado al interior de la interna del Frente de Todos, a diferencia de su discurso en Mar del Plata, el diputado nacional y presidente del Partido Justicialista bonaerense, Máximo Kirchner, pidió a la militancia dejar “de ir para atrás” para darse “la oportunidad de volver a soñar” y terminar “con el posibilismo”, durante el cierre del IX Encuentro Nacional de Salud en el Polo Educativo de la Facultad de Bromatología de la Universidad Nacional de Entre Ríos.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“El cambio somos nosotros, los que podemos somos nosotros y nosotras. Siempre lo hemos hecho compañeros. Basta de ir para atrás, démonos la oportunidad de volver a soñar, terminemos con el posibilismo; soñemos, incorporemos más sectores de nuestra sociedad", expresó el líder de La Cámpora, en un claro reproche al nombre de la coalición opositora. Sobre el final de su su discurso, Kirchner llamó a poner “garra, cabeza, mucho corazón” para recuperar el país que se construyó entre 2003 y 2015. Elípticamente fue una queja contra el gobierno frentetodista de Alberto Fernández, pero sin lanzar un dardo puntual. 

 

Incluso, el diputado pareció bajarle el tono a la pelea. “Estas discusiones que muchas veces terminan desvirtuadas anulan la posibilidad de discutir que país queremos y terminamos discutiendo frases sacadas de contexto de un lado y del otro en vez de discutir políticas publicas que beneficien a nuestro pueblo”, afirmó. Kirchner fue el último en tomar la palabra en el acto central de la jornada que reunió a más de 6.000 trabajadores de la salud y contó, además, con la participación del intendente de Gualeguaychú, Martín Piaggio; el diputado Daniel Gollán; la ministra de Salud de la provincia de Chaco, Carolina Centeno y su par bonaerense, Nicolás Kreplak.

 

En una alusión a la convocatoria que le vienen pidiendo a a Fernández distintos sectores del FdT, el dirigente afirmó: "No necesitamos mesas tan chicas para problemas tan grandes. Necesitamos mesas cada vez más grandes, más participativas, mesas que integren y también entender, en la discusión y el debate, que no todos tenemos por qué pensar igual. Tenemos que participar y debatir con la responsabilidad de encontrar un punto de acuerdo para iniciar  la acción de una política pública que se traslade luego al buen vivir o al mejor vivir de nuestra sociedad”. 

 

En la previa de la próxima reaparición de Cristina Fernández de Kirchner en el estadio de La Plata el jueves, su hijo consideró sobre el Congreso que “este tipo de encuentros es muy importante para cualquiera que aspire a gobernar, sino después aparecen las candidaturas de distintas personas, que pueden tener impacto mediático, apoyo económico de diferentes poderes, pero tras ellos sólo hay políticas enlatadas y sin territorio". "Hacer política es pensar las cosas más allá de nuestro presente y realidad”, agregó.