01|10|2021

Neuquén define el control del MPN, la ilusión de Martínez y el futuro de JxC

11 de septiembre de 2021

11 de septiembre de 2021

El histórico partido de gobierno tiene una interna con el ojo puesto en la carrera por 2023. El FdT y el PRO, debaten sus liderazgos. La CC, por la libre. 

El cierre de listas inauguró un nuevo capítulo en la historia del MPN y de Neuquén, que van de la mano. Como retador al poder central de la estructura que poseen el gobernador, Omar Gutiérrez, y Jorge Sapag, beneficiario del poder simbólico del peronismo sin Perón que fundaron sus familiares en los años 60, el exvicegobernador Rolando Figueroa vuelve a competir para inaugurar una nueva etapa en el partido que digita el Estado provincial. El resultado de la interna con María Eugenia Ferrareso, iniciará el proceso de recambio natural de poder ante la imposibilidad constitucional que tiene el actual jefe provincial de ir por otro mandato. Este domingo, 526.441 electores estarán en condiciones de ir a votar en una provincia que renovará tres bancas el 14 de noviembre.

 

Las internas en el MPN movilizan una estructura notable. En cada instancia, el partido pone al descubierto el poder de fuego diseminado en cada punto de Neuquén, no solo en la región de la Confluencia (Neuquén capital, Plottier, Centenario, Senillosa), el área donde se concentra la mayoría del electorado, sino en cada localidad del sur, el norte provincial o algún paraje en el medio de la nada. 

 

Y fue Sapag el que decidió jugar fuerte con un video que se viralizó por redes sociales. “Los candidatos y candidatas están comprometidos con Neuquén y el gobierno de la provincia”, destacó en mensaje que grabó, con una crítica a Figueroa: “No quieren construir un proyecto personal, no piensan en 2023”.

 

 

Enfrente, el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, da sus primeros pasos para competir por la gobernación con la lista que lleva a Tanya Bertoldi al tope de la boleta. El funcionario logró imponer a su segunda en el PJ neuquino por sobre otros nombres que buscaban anotar los otros referentes del justicialismo provincial, Oscar Parrilli y Ramón Rioseco. A pesar de que tendrá dos listas en contra por no llegar a la unidad total, Martínez mide la capacidad para negociar.

 

“Darío (Martínez) tiene un rol central que trasciende a su rol en la cartera. Aumenta la recaudación, gracias a su gestión en la cartera energética, y eso beneficia a los municipios”, le respondía Bertoldi a la consulta de Letra P antes de su viaje a Tecnópolis para el cierre de campaña.

 

Otro espacio que aclarará su futuro es Cambia Neuquén, el derivado de Juntos por el Cambio (JxC). Lo hace con Pablo Cervi, un empresario frutícola que tendrá una segunda experiencia electoral. La alianza entre el PRO, la Unión Cívica Radical (UCR) y Nuevo Compromiso Neuquino (NCN) debe atravesar el Rubicón de las primarias con un rival directo, el empresario de medios Carlos Eguía, que se anotó en la pelea con el sello de la Coalición Cívica-ARI.

 

Con tres escenarios diferentes, las principales fuerzas se preparan para dirimir sus diferencias para la pelea decisiva en las legislativas de noviembre que conformará el nuevo esquema de Diputados. Serán tres las bancas a ocupar, con tres grandes fuerzas metidas en la discusión.