07|9|2021

Los futuros de Santilli

28 de julio de 2021

28 de julio de 2021

No todo es 2023. Desafíos del salto del Colorado. La convivencia que viene en Diputados. En la casa porteña, dos ministros en el Ejecutivo y chau Legislatura.

Mientras Diego Santilli estrena su campaña proselitista en territorio bonaerense como primer precandidato a diputado nacional por la provincia, en las oficinas de la Ciudad que ocupó hasta la semana pasada se preguntan qué será del "santillismo" en el futuro próximo. El objetivo máximo está fijado en 2023, pero en lo inmediato el exvicejefe porteño tiene muchas cuentas que sacar a ambos lados del Riachuelo y la General Paz tras su mudanza a territorio bonaerense.

 

En la Legislatura porteña ya fue definido. A partir de diciembre no quedarán rastros del equipo del Colorado en Perú 130. Su primo y actual viceprimero del cuerpo, Agustín Forchieri, concluye su último mandato a fin de año. Según confiaron a Letra P fuentes cercanas al alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta, ya tiene el pase para el Ejecutivo capitalino. En la sede de Uspallata sostienen que asumirá como subsecretario de Bienestar Ciudadano, dentro del ministerio de Desarrollo Económico y Producción que actualmente conduce José Luis Giusti. "Todavía no está resuelto, es probable que vaya a un lugar del Ejecutivo porque Rodríguez Larreta lo quiere cerca suyo", contestaron cerca de Forchieri para relativizar una designación que en la sede gubernamental consideran como un hecho. Las mismas fuentes descartan con vehemencia que el desembarco sea en la Subsecretaría de Bienestar Ciudadano, que actualmente está en manos del politólogo Héctor Gatto. Le dan mas entidad a otro destino: la Secretaría de Desarrollo Ciudadano, que funciona dentro de la vicejefatura de Gabinete, vacante desde la semana pasada. La conduce el economista Gustavo Gesualdo.

 

Otros funcionarios arriesgan que el joven legislador podría sumar un ministerio a partir de diciembre. Quizás el que ocupa Giusti, una opción que otros consideran imposible por un antecedente llamativo. Dentro del viejo Concejo Deliberante recuerdan que el larretismo ha sido "un poco impiadoso" con quienes detentaron la vicepresidencia primera del cuerpo. El antecesor de Forchieri fue el peñista Francisco Quintana que luego de ocupar el cargo quedó como viceprimero del Consejo de la Magistratura capitalino. 

 

Si Forchieri ficha en el Ejecutivo, se sumará a Bruno Screnci Silva. El ministro de Gobierno porteño seguirá en el cargo, aunque su nombre sonaba dentro de las primeras precandidaturas porteñas para la Cámara de Diputados. La iniciativa fracasó y, hasta ahora, no hay otro destino para el "santillismo" que mantenerse en ese ministerio. 

 

Junto a la renuncia de Santilli como vicejefe porteño comenzaron las incógnitas sobre cómo será su futuro en la provincia de Buenos Aires y en la Cámara de Diputados. Es su próximo destino asegurado, aunque salga segundo en las primarias del 12 de septiembre frente a su competidor del radicalismo, Facundo Manes

 

Si jura en diciembre como diputado nacional, secundará a su amigo Cristian Ritondo, que preside el bloque del PRO en la Cámara baja. Disputará la presidencia del interbloque de Juntos por el Cambio ante la salida anticipada del radical Mario Negri. El actual jefe de las tres bancadas opositoras confirmó que será precandidato a senador nacional por Córdoba cuando le quedan dos años como diputado. Ese lugar es muy codiciado por otro radical. El mendocino Alfredo Cornejo lleva dos años en el recinto pero también se postulará para el Senado. 

 

Sin los dos caciques más importantes del bloque radical a partir de diciembre las chances se amplían para el PRO. Allí estarán Santilli, la exgobernadora María Eugenia Vidal, el exministro del Interior Rogelio Frigerio, que es precandidato en Entre Ríos y Ritondo. "Si crecemos en estas elecciones, Cristian va a pedir la presidencia del interbloque", vaticinaron desde la bancada macrista sobre el futuro del exministro de Seguridad bonaerense que, desde fin de año, podría contar con mayores afinidades dentro de la bancada para convivir con los duros que buscan otro mandato, como el halcón Fernando Iglesias

 

El Colorado también deberá convivir con la nueva composición del PRO en el Congreso. Sin embargo, deberá tener un ojo puesto en la Legislatura bonaerense, donde tampoco tuvo grandes chances de acrecentar su referencia. Pudo meter a su exjefe de Gabinete, Gustavo Coria, como precandidato a diputado provincial por la sexta sección electoral bonaerense. 

 

Coria es uno de los armadores de Santilli en la provincia y su proyección fue construida desde la Coordinación Ecológica de Área Metropolitana (CEAMSE). Con su precandidatura bonaerense, regresa al terruño donde desarrolló una serie de relaciones con los intendentes del conurbano que serán clave para la campaña. Pero en todos los casos, son apuestas incipientes a reconstruir un poder en provincia que Santilli perdió casi por completo en la Ciudad.